Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 23 de septiembre de 2020

Ana Comnena

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Ana Comnena fue una historiadora bizantina, hija mayor de Alexio Comneno, emperador de Constantinopla (1081-1118). Nació en 1083 y recibió, como era costumbre para las princesas bizantinas, una excelente educación en los clásicos griegos, la historia, la geografía, la mitología e incluso la filosofía. Se casó con Nicéforo Brienio, hijo de un anterior pretendiente al oficio imperial, y en 118 se unió a una conspiración para colocar a su marido en el trono. Al fracasar en su ambición se retiró con su madre, la emperatriz Irene, a un monasterio que esta había fundado, y escribió allí, en quince libros, su famosa “Alexias”. La terminó en 1148 y describe la carrera de su padre, desde 1069 hasta su muerte en 1118; es así una continuación de los “Materiales Históricos” de su esposo, que llega hasta 1079.

La princesa es la historiadora de las fortunas de la familia Comneni. Sus propias observaciones a menudo son valiosas debido a su conocimiento personal y la relación cercana a los asuntos públicos que le debía a su alto rango, pero también utilizó la correspondencia diplomática, los informes de los generales y soldados de su padre, y los archivos imperiales. Los críticos elogian la plenitud y la calidad de elección de su información histórica; ella parece haber ido tan lejos como para utilizar en su relato de Robert Guiscard una crónica latina contemporánea, que probablemente fue escrita por el archidiácono de Bari. Al mismo tiempo, señalan el carácter panegírico y ultra filial de su obra, que se dedica formalmente a la fama y el honor de su padre. Como una verdadera bizantina, ella ve las Cruzadas solo desde el punto de vista estrecho y egoísta de Constantinopla y detesta profundamente a todos los latinos. Su cronología es defectuosa. Ama describir escenas de esplendor, grandes acciones de estado, audiencias y fiestas, todo lo que sea concreto y pintoresco. Tampoco es adversa a la sátira, chismes de la corte y detracción. Escapan a su alcance asuntos más profundos, financieros, militares y constitucionales.

Sin embargo, Krumbacher llama a su obra "uno de los esfuerzos más notables de la historiografía griega medieval", la primera producción notable del Renacimiento griego medieval que Pselo puso en marcha y promovió poderosamente la familia de la princesa. Ella se esfuerza en su vocabulario por una elegancia ática, aunque la construcción y el estilo con demasiada frecuencia dejan ver la distancia entre ella y los modelos (Tucídides y Polibio) a quienes pretende imitar. Ella evita, como no aptos para la pluma de un historiador, los nombres extranjeros groseros y los términos vulgares. Su precisión estudiada en materia de helenización hace que sus páginas adquieran una especie de apariencia de momia en comparación con el griego vigoroso y vivo de las relaciones populares contemporáneas.


Bibliografía: Las Alexias fueron editadas por primera vez por POSINO (París, 1651;) P.G. CXXXI, 39-1244. La mejor edición es la de Corpus Script. Byz., I (Bonn, 1839); II (1878), con una traducción al latín el comentario de DUCANGE, etc; KRUMBACHER, Gesch. d. byzant. Lit. (2d ed., 1902), págs.. 274-279. Habla del “Count Robert de París” de WALTER SCOTTrt of Paris como “una reproducción bastante desafortunada” de las Alexias.

Fuente: Shahan, Thomas. "Anna Comnena." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1, pág. 531. New York: Robert Appleton Company, 1907. 27 Feb. 2020 <http://www.newadvent.org/cathen/01531a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina