Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 8 de abril de 2020

Diferencia entre revisiones de «Adopción»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
 
Línea 1: Línea 1:
EN EL ANTIGUO TESTAMENTO:  La palabra adopción, según definida en el [[derecho canónico]], es ajena a la [[Biblia]].  No se puede aducir que los incidentes de [[Éxodo|Ex.]] 2,10 y [[Ester]] 2,7-15 son ejemplos de lo contrario, pues el texto original contiene sólo una expresión vaga en vez de la palabra adoptado, y el contexto implica simplemente que [[Moisés]] y Ester fueron los “protegés” de sus respectivos benefactores.  El [[Israelitas|pueblo de Israel]] disfrutaba de un [[privilegio]] similar de manos de Dios.  Sin embargo, los hechos mencionados en [[Génesis|Gn.]] 48,5 tiene una semejanza cercana a la adopción en su sentido estricto.
+
'''EN EL ANTIGUO TESTAMENTO''':  La palabra adopción, según definida en el [[derecho canónico]], es ajena a la [[Biblia]].  No se puede aducir que los incidentes de [[Éxodo|Ex.]] 2,10 y [[Ester]] 2,7-15 son ejemplos de lo contrario, pues el texto original contiene sólo una expresión vaga en vez de la palabra adoptado, y el contexto implica simplemente que [[Moisés]] y Ester fueron los “protegés” de sus respectivos benefactores.  El [[Israelitas|pueblo de Israel]] disfrutaba de un [[privilegio]] similar de manos de Dios.  Sin embargo, los hechos mencionados en [[Génesis|Gn.]] 48,5 tiene una semejanza cercana a la adopción en su sentido estricto.
  
EN EL NUEVO TESTAMENTO:  [[San Pablo]] introduce la palabra adopción (houiothesia) en el [[Nuevo Testamento]] ([[Epístola a los Romanos|Rm.]] 8,15.23; [[Epístola a los Gálatas|Gál.]] 4,5; [[Epístola a los Efesios|Ef.]] 1,5) y la aplica a una relación especial (filiación) del [[hombre]] hacia [[Dios]], efectuado por la permanencia en nuestra [[alma]] del “Espíritu de Dios”. El Espíritu nos da una [[vida]] nueva, una vida [[Orden Sobrenatural|sobrenatural]], la vida de la [[gracia]], junto con la [[conciencia]] de que esta vida nueva nos viene de Dios (Rm. 8,16), y por consiguiente somos hijos de Dios, dotados con el privilegio de llamarlo [[Abbá]] “Padre” y de ser sus herederos (Rm. 8,17; Gál. 4,6). Esta adopción se consumará cuando, por los “primeros frutos del [[Espíritu Santo]]”, de los que nuestra alma es recipiente en esta vida, se añada la “redención de nuestro cuerpo” (Rm. 8,23) en la vida venidera.
+
'''EN EL NUEVO TESTAMENTO''':  [[San Pablo]] introduce la palabra adopción (houiothesia) en el [[Nuevo Testamento]] ([[Epístola a los Romanos|Rm.]] 8,15.23; [[Epístola a los Gálatas|Gál.]] 4,5; [[Epístola a los Efesios|Ef.]] 1,5) y la aplica a una relación especial (filiación) del [[hombre]] hacia [[Dios]], efectuado por la permanencia en nuestra [[alma]] del “Espíritu de Dios”. El Espíritu nos da una [[vida]] nueva, una vida [[Orden Sobrenatural|sobrenatural]], la vida de la [[gracia]], junto con la [[conciencia]] de que esta vida nueva nos viene de Dios (Rm. 8,16), y por consiguiente somos hijos de Dios, dotados con el privilegio de llamarlo [[Abbá]] “Padre” y de ser sus herederos (Rm. 8,17; Gál. 4,6). Esta adopción se consumará cuando, por los “primeros frutos del [[Espíritu Santo]]”, de los que nuestra [[alma]] es recipiente en esta vida, se añada la “redención de nuestro cuerpo” (Rm. 8,23) en la vida venidera.
  
  
Línea 8: Línea 8:
 
'''Fuente:'''  Heinlein, Edward. "Adoption." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01147a.htm>.  
 
'''Fuente:'''  Heinlein, Edward. "Adoption." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01147a.htm>.  
  
Traducido por Oralia Ortiz.  L H M
+
Traducido por Oralia Ortiz.  lhm

Última revisión de 15:42 2 ago 2010

EN EL ANTIGUO TESTAMENTO: La palabra adopción, según definida en el derecho canónico, es ajena a la Biblia. No se puede aducir que los incidentes de Ex. 2,10 y Ester 2,7-15 son ejemplos de lo contrario, pues el texto original contiene sólo una expresión vaga en vez de la palabra adoptado, y el contexto implica simplemente que Moisés y Ester fueron los “protegés” de sus respectivos benefactores. El pueblo de Israel disfrutaba de un privilegio similar de manos de Dios. Sin embargo, los hechos mencionados en Gn. 48,5 tiene una semejanza cercana a la adopción en su sentido estricto.

EN EL NUEVO TESTAMENTO: San Pablo introduce la palabra adopción (houiothesia) en el Nuevo Testamento (Rm. 8,15.23; Gál. 4,5; Ef. 1,5) y la aplica a una relación especial (filiación) del hombre hacia Dios, efectuado por la permanencia en nuestra alma del “Espíritu de Dios”. El Espíritu nos da una vida nueva, una vida sobrenatural, la vida de la gracia, junto con la conciencia de que esta vida nueva nos viene de Dios (Rm. 8,16), y por consiguiente somos hijos de Dios, dotados con el privilegio de llamarlo Abbá “Padre” y de ser sus herederos (Rm. 8,17; Gál. 4,6). Esta adopción se consumará cuando, por los “primeros frutos del Espíritu Santo”, de los que nuestra alma es recipiente en esta vida, se añada la “redención de nuestro cuerpo” (Rm. 8,23) en la vida venidera.


Bibliografía: CORNELY, Epistola ad Romanos (París, 1896); ESTIUS, In Pauli Epistolas (Maguncia, 1858); VAN STEENKISTE, in Pauli Epistolas (Bruges, 1886); LIGHTFOOT, Epístola de San Pablo a los Gálatas (Cambridge, Londres, 1865); SANDAY, Epístola a los Romanos (Nueva York, 1895); ZÖCKLER, Galaterbrief (Munich, 1894); LUTHARDT, Der Brief Pauli an die Römer (Munich, 1894); MANY in VIG., Dict. de la Bible (París, 1895) s.v.

Fuente: Heinlein, Edward. "Adoption." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01147a.htm>.

Traducido por Oralia Ortiz. lhm