Torrente Cedrón

De Enciclopedia Católica

Hebreo Náhál Qidhrôn, "Wâdi Qidron"; solo una vez "campos de Qidron"; Jn. 18,1, ho cheimarros ho Kedron; en V.R., Kidron]. En la Sagrada Escritura, el nombre designa el barranco al este de Jerusalén, entre la Ciudad Santa y el Monte de los Olivos. La palabra Cedron suele estar relacionada con la raíz rip Qadár, "estar oscuro", y se toma para referirse al color de la corriente; pero realmente se desconoce su origen exacto y su significado preciso. El Valle del Cedrón comienza con una ligera depresión cerca de las Tumbas de los Jueces, a milla y un cuarto al noroeste de Jerusalén. Primero corre al sur, hacia la Ciudad Santa, y luego se vuelve casi al este, pasando al norte de las Tumbas de los Reyes. Luego dobla a la derecha hacia el sur, se profundiza a medida que sigue esta dirección general entre Jerusalén y el Monte de los Olivos. Frente a la puerta de San Esteban, tiene completamente cien metros de profundidad y cerca de 400 pies de ancho; y su lecho está a la sombra de venerables olivos y cruzado por un viejo puente. Debajo del puente, el valle presenta las primeras huellas de un lecho de torrente. Se estrecha gradualmente y se hunde más rápidamente, dejando al este la iglesia de la Tumba de la Santísima Virgen María, y luego Getsemaní. A mil pies desde el viejo puente, el valle es meramente un barranco profundo a través del cual se lanza otro puente, y en cuyas orillas están, a la la derecha las tumbas mahometanas, y hacia la izquierda, los sepulcros de Josafat, Absalón, Santiago y el cementerio judío. Alrededor de mil pies de distancia hay en una cueva, en la margen derecha, la Fuente de la Virgen, y más arriba, a la izquierda, la aldea de Siloé. Un poco más abajo, el valle Tiropoeon cae desde la derecha en el Cedrón, que ahora se amplía hasta el valle de Hinnom. Aquí, el Cedrón es de unas 200 yardas de ancho, y tiene a su izquierda el Monte de la Ofensa. Poco después de la unión del valle de Hinnom con el Cedrón, está el pozo de Jacob, al sur del cual Sir C. Warren encontró, (1868-1869), el eje de un gran acueducto excavado en la roca.

Al salir de la Ciudad Santa, el Valle del Cedrón sigue su curso sinuoso y poco a poco se precipita a través del desierto de Judea, a la orilla noroeste del Mar Muerto. El Cedrón está perfectamente seco durante el verano y la mayor parte del invierno. Al norte de Jerusalén lleva el nombre de Wadi al-Jos (Valle de los frutos secos); entre la ciudad y el Monte de los Olivos se le conoce como Wadi Sitti Mariam (Valle de Santa María), o también como el Valle de Josafat (cf. Joel 3,2.12); después de salir de Jerusalén se llama Wadi en-Nar (Valle del Fuego), así como Wadi er-Rahib (Valle de los Monjes). Su longitud total es de unas 20 millas en línea recta, y su descenso casi 4000 pies. Su lecho al este de Jerusalén está ahora cerca de unos 40 pies más alto que en los tiempos antiguos.

El Cedrón se menciona por primera vez en las Sagradas Escrituras (2 Sam. 15,23) cuando David lo cruzó en su huida de Absalón; y luego en 1 Rey. 2,37, cuando se le prohibió a Semeí cruzarlo. Fue en el torrente Cedrón que el rey Asá quemó el inmundo ídolo de su madre (1 Rey. 15,13; 2 Crón. 15,16). Fue en él que Ezequías y Josías fundieron todas las impurezas que habían contaminado la Casa del Señor (cf. 2 Crón. 29,16; 30,14; 2 Rey. 23,4.6.12). Por último, el torrente Cedrón es mencionado en el Antiguo Testamento en Jer. 31,40, al parecer como parte del cementerio común de Jerusalén. En el Nuevo Testamento se menciona una sola vez, cuando Cristo lo cruzó en su camino hacia Getsemaní (Juan 18,1). Al presente es el deseado lugar de descanso tanto de judíos como de musulmanes, y la supuesta escena de el Juicio Final.


Bibliografía: ROBINSON, Biblical Researches in Palestine (1856), I; MISLIN, Les Saints Livres (3d ed., 1876), II; Palestine Exploration Fund, Jerusalem; BUHL, Geog. Des alten Palästina.

Fuente: Gigot, Francis. "Brook of Cedron." The Catholic Encyclopedia. Vol. 3. New York: Robert Appleton Company, 1908. 20 Dec. 2011 <http://www.newadvent.org/cathen/03475c.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina

Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 2 de septiembre de 2014