Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 19 de octubre de 2017

San Alejandro de Alejandría

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Patriarca de Alejandría, la fecha de su nacimiento es incierta; murió el 17 de abril de 326. Él es, aparte de su propia grandeza, prominente por el hecho que su designación a la sede patriarcal hizo salir al heresiarca Arrio de ese cargo. Arrio había empezado a enseñar sus herejías en el año 300 cuando era patriarca San Pedro de Alejandría, el cual lo excomulgó. Fue reinstalado por Aquilas, el sucesor de Pedro, y entonces empezó a tramar para convertirse en obispo. Cuando Aquilas murió, Alejandro fue elegido y después de esto Arrio se quitó todo disfraz. Él detestaba particularmente a Alejandro, aunque éste fue tan tolerante al principio con los errores de Arrio que el clero casi se revela. Finalmente la herejía fue condenada en uno de los Concilios de Alejandría, y más tarde, como es bien sabido, en el Primer Concilio de Nicea (325), de cuyas actas se acredita la redacción a Alejandro.

Un mérito adicional de este gran hombre es que durante su sacerdocio pasó por las sangrientas persecuciones de Galerio, Maximino y otros. Fue mientras su predecesor Pedro estaba en prisión, esperando el martirio, que él y Aquilas pudieron establecer contacto con el Pontífice, e intercedieron por la reinstalación de Arrio, lo que Pedro rechazó absolutamente declarando que Arrio estaba condenado a la perdición. El rechazo evidentemente tuvo poco efecto, puesto que cuando Aquilas sucedió a Pedro, Arrio fue ordenado sacerdote; y cuando Alejandro regresó a la sede, todavía toleró al hereje. Vale la pena registrar que el gran San Atanasio sucedió a Alejandro, el pontífice moribundo obligando al futuro doctor de la Iglesia a aceptar el puesto. Alejandro es descrito como “un hombre tenido en el más alto honor por el pueblo y el clero, magnífico, liberal, elocuente, justo, amante de Dios y el hombre, dedicado a los pobres, bueno y bondadoso para todos, tan mortificado que nunca rompió su ayuno mientras el sol estaba en los cielos” Su fiesta se celebra el 17 de abril. (N. del T.: Actualmente su fiesta se celebra el 26 de febrero.)

Fuente: Campbell, Thomas. "St. Alexander." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01296a.htm>.

Traducido por José Luis Fernández. L H M.