Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 24 de octubre de 2014

Danza de la Muerte

De Enciclopedia Católica

DANZA.jpg
(Francés, Danse Macabre; alemán Totentanz)


La "Danza de la Muerte" fue originalmente una especie de representación espectacular semejante a las moralejas inglesas, que se remonta a la mitad del siglo XIV. Las epidemias tan frecuentes y destructivas en aquel tiempo, como la Muerte Negra, trajeron ante la imaginación popular el tema de la muerte y su dominio universal. El movimiento dramático que se desarrolló entonces llevó a su tratamiento en la forma dramática. En estas obras la muerte no aparece como el destructor, sino como el mensajero de Dios que convoca a los hombres al mundo más allá de la tumba, una concepción familiar tanto en la Santa Biblia como para los poetas antiguos.
Danzas de la muerte.jpg
El movimiento de baile de los personajes fue un desarrollo posterior, puesto que al principio la muerte y sus víctimas se movían a paso lento y dignificado. Pero la Muerte, haciendo el papel de un mensajero, tomó naturalmente la actitud y el movimiento de su tiempo, es decir los violinistas y otros músicos, y el resultado fue la danza de la muerte.


Daniel Hopfer.jpg
El propósito de estos dramas era enseñar la verdad que todos los hombres deben morir y por consiguiente deben prepararse para comparecer ante su juez. La escena de la obra era por lo general el cementerio o el patio de la iglesia, aunque a veces pudo haber sido la iglesia misma. El espectáculo era abierto por un sermón acerca de la certeza de la muerte predicado por un monje. Al final del sermón salían del osario, normalmente situado en el cementerio, una serie de figuras engalanadas con la tradicional máscara de la muerte, un traje de lino ajustado, pintado con líneas amarillentas para parecer un esqueleto.
Macabre-Death.jpg
Uno de ellos se dirige a la supuesta víctima, que es invitada a acompañarlo más allá de la tumba. La primera víctima era por lo general el Papa o el emperador. La invitación no es vista con agrado y se dan varias razones para rechazarla, pero éstas se encuentran insuficientes y finalmente la muerte se lleva a su víctima. Un segundo mensajero ase la mano de una nueva víctima, un príncipe o un cardenal, el cual es seguido por otros representantes de las diversas clases sociales, y el número usual era veinticuatro. La obra era seguida por un segundo sermón que reforzaba la lección de la representación.


2702122244 c86a273ab6.jpg
Los restos más antiguos de estas obras se encuentran en Alemania, pero tenemos el texto en español para una actuación dramática similar que se remonta al año 1360, "La Danza General de la Muerte". Leemos sobre representaciones dramáticas en otros lugares: en Brujas ante el Duque Felipe el Bueno de Borgoña en 1449; en 1453 en Besançon, y en Francia en los Cimetière des Inocents cerca de París en 1424. A partir de “La Danza de la Muerte” de John Lydgate, escrita en la primera mitad del siglo XV, inferimos que en Inglaterra se conocían espectáculos similares. En Italia, además de la tradicional danza de la muerte, encontramos espectaculares representaciones de la muerte como la que todo lo conquista en la llamada "Trionfo della Morte".


Los primeros rastros de esta concepción pueden encontrarse en Dante y Petrarca. En Florencia (1559) el " triunfo de la muerte " formó parte de la celebración del carnaval. Podemos describirlo como sigue: Al caer la noche un gran carro, tapizado de negro y tirado por bueyes, recorría las calles de la ciudad. Al final del eje se veía el Ángel de la Muerte tocando la trompeta.
1259723944732892854the abbot, from the dance of death, by hans holbein the younger-hi.png
En el techo del carro había una gran figura de la Muerte llevando una guadaña y rodeada por ataúdes. Alrededor de los carros había tumbas cubiertas que se abrían siempre que la procesión se detenía. Al frente venían hombres vestidos con prendas negras en las cuales estaban pintados cráneos y huesos y, sentados en el borde de las tumbas, entonaban cantos fúnebres sobre la brevedad de la vida humana. Delante y detrás del carro aparecían hombres de blanco y negro llevando antorchas y mascaras de la muerte, seguidos por estandartes que desplegaban cráneos y huesos y esqueletos cabalgando en yeguas huesudas. Mientras marchaban la compañía entera cantaba el Miserere con voces temblorosas.


Prh0067x.jpg
Muestras de la danza dramática de la muerte se han conservado en los Dramas de la Pasión de Altsfeld, en la moraleja francesa titulada "Charité", y en la Obra de la Pasión de Neumarkt que abre con el triunfo de la muerte. A medida que se desarrollaba el arte de la pintura la danza de la muerte en cierto modo se hizo permanente al ser pintada en los muros que rodeaban a los cementerios, en los osarios, en las capillas mortuorias e incluso en las iglesias. Estas representaciones se encuentran en la mayoría de los países de Europa. Una de las más famosas es el " Triunfo de la Muerte " en el cementerio de Pisa, pintada entre 1450 y 1500. Uno de las más antiguas imágenes de la danza de la muerte propiamente dicha está en el Cemetière des Innocents en París (1425). Bäumker, en el "Kirchenlexikon" de Herder, enumera siete danzas de la muerte francesas que datan del siglo XV, tres del siglo XVI, tres del XVII, siete de fecha incierta, cinco en Inglaterra y cuatro en Italia. Dentro de los límites del antiguo Imperio Alemán aun existen unas treinta pinturas de la danza de la muerte esparcidas a lo largo de Alemania, Austria y Suiza. En muchas representaciones debajo de varias parejas se encuentra un diálogo rimado entre la Muerte y sus víctimas, que consisten de la invitación de la muerte y la contestación de su víctima.

Grabados

Con el desarrollo de su arte la danza de la muerte se volvió naturalmente un tema popular para los grabadores. Muchas impresiones similares fueron producidas por varios artistas alemanes, pero la versión más famosa es la del joven Holbein, publicada en 1538 por los hermanos Trechsel en Lyon. Parece estar claro a partir de las investigaciones de Wornum y Woltmann, de Paul Mantz, de W. J. Linton, del Rev. G. Davies, C. Dodgson y otros, que los dibujos eran, sin duda, el trabajo de Hans Holbein, el joven, quién fue residente de Basilea hasta el otoño de 1526, antes de cuya fecha se debieron haber producido los dibujos, los cuales eran claramente a su estilo y de mérito extraordinariamente alto. No hay ninguna evidencia de que Holbein alguna vez cortase un bloque él mismo, y cuando éstos fueron publicados se declaró expresamente que estaba muerto el artista o grabador, que ahora se acepta generalmente que fue Hans Lütszelberger, uno de los más grandes grabadores alemanes. Se conoce muy poco sobre su carrera y murió indudablemente antes de 1526. Los diseños parecen haber sido cortados en madera once años antes de la publicación del libro, y su publicación probablemente se detuvo debido al inestable estado de opinión religiosa en Basilea. La serie consta de cuarenta y dos grabados, y su tema se expresó con fuerza magistralmente dramática, claridad maravillosa y una marcada reticencia de las líneas. Técnicamente son tan perfectos como los tallados en madera pueden ser. Existen cinco conjuntos de impresiones de prueba, y el libro pequeño pasó por nueve ediciones en Lyon y también fue impreso en Venecia, Augsburgo y Basilea. Ha habido muchas reimpresiones y reproducciones de él, y un facsímil de la primera edición se publicó en Munich en 1884.

Además de la "Danza de la Muerte" Holbein diseñó una serie de iniciales que consisten de un alfabeto en el cual ella es el motif. De la "Danza de la Muerte" más grande de Holbein han aparecido más de cien ediciones. Este tema se ha tratado una y otra vez después de Holbein, sobre todo por los grabadores alemanes. La más notable de las danzas de la muerte recientes es la realizada por Alfred Rethel, 1848, en la que representa a la Muerte como el héroe de la República Roja. Tanto la concepción como la ejecución de los grabados de Rethel son muy artísticas e impresionantes.


Fuente: Herbermann, Charles, and George Williamson. "Dance of Death." The Catholic Encyclopedia. Vol. 4. New York: Robert Appleton Company, 1908. 18 Dec. 2011 <http://www.newadvent.org/cathen/04617a.htm>.

Traducido por Rubén Israel Torres Reza. lhm


Enlaces externos

[1] Danza de la muerte. Corvus Corax - TOTENTANZ

[2] Dance Macabre: Camille Saint- Saens]]

Selección de enlaces e mágenes: José Gálvez Krüger.

Fuente: Taringa. Usuario VenusInFurs