Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 18 de octubre de 2017

Amrafel

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
M-hammurabi.jpg
Hammurabi.jpg
Codigo-Hammurabi-Mesopotamia.jpg
Rey de Sennaar (Sinar), o Babilonia, uno de los cuatro reyes de Mesopotamia---los otros tres son Aryok, rey del Ponto (El-lasar); Kedorlaomer, rey de Elam; Tidal (Tedal), rey de naciones (Goyim)---quienes, según el capítulo 14 del Génesis, invadieron juntos a Canaán, derrotaron a los cinco reyes de las planicies, y capturaron a Lot y su familia, junto con un rico botín. En su camino a casa fueron asaltados y derrotados en una sola noche por Abraham y sus 318 hombres en el valle de Savé (Sidim), cerca del Mar Muerto. Entre los prisioneros rescatados estaban Lot y su familia. Abraham, por otra parte, cuando iba camino de regreso de su victorioso ataque, se encontró con Melquisedec, el sumo sacerdote de El-Elion, en Jerusalén, quien celebró la victoria con una ofrenda de acción de gracias de pan y vino, y tomó para él como su parte sacerdotal, la décima parte del botín. Para los estudiosos de la Biblia y los teólogos la personalidad de Amrafel es de considerable interés, debido al hecho de que desde hace tiempo la mayoría de los asiriólogos y críticos bíblicos lo han identificado con el gran rey de Babilonia, Hammurabi, el sexto monarca de la primera dinastía babilónica, que reinó cerca del 2250 a.C. El famoso código de leyes de este gobernante, el código de leyes más antiguo en el mundo, fue descubierto en 1901-2, en Susa, la antigua capital de Elam, por la expedición arqueológica francesa, y fue descifrado y traducido por primera vez por el erudito dominico francés, el padre Scheil, de París.

Los asiriólogos y críticos bíblicos ahora aceptan unánimemente la identidad de Amrafel y Hammurabi. Fonéticamente, los dos nombres son idénticos. Las variantes de la segunda forma se Ammi-Rabi, Ammurapi y Hammum-rabi, etc. Hammu, o Ammu, era con toda probabilidad el nombre de un dios, tal como se encuentra en muchos nombres compuestos, tales como Sumu-hammu, Jasdi-hammu y Zimri-hammu. El elemento rabi es muy común en Babilonia, y significa "grande"; el nombre completo, por lo tanto, significa "El dios Ammu es grande", en la misma analogía que nombres como Sin-Rabi, Samas-Rabi y muchos otros. Según el Dr. Lindle, seguido por Sayce y otros, el nombre se pronunciaba también Ammurabi, y, como el Dr. Pinches fue el primero en señalar, la forma Ammu-rapi se encuentra también al lado de Hammurabi, y como muchos de los reyes babilónicos de ese período, fue divinizado, y se le invocaba como ilu-Ammurabi o Ammurabi-ilu, es decir, “Ammurabi el dios”, siendo ilu el equivalente del hebreo El, que significa "dios". Ahora Ammurabi-ilu o Ammurapilu es letra por letra el Amrafel, o Amrapel, del Génesis. Según otra hipótesis, sugerida por el Dr. Hüsing, la l al final de la forma "Amrafel" es superflua, ya que se uniría a la siguiente palabra, y leería: "Y aconteció en los días de Amrafel, como Aryok rey de El-lasar estaba sobre Sinar, que Kedorlaomer…” Otra explicación, y según el doctor Pinches quizás más probablemente, es que esta letra l adicional se debe a una lectura defectuosa de un escrito distinto del mismo nombre, con un carácter polifónico que tiene el valor de pil, así como bi, cuya forma, de hecho, todavía puede ser hallada. Pero cualquiera sea la hipótesis que adoptemos, la identidad de Amrafel y Hammurabi está fonéticamente fuera de disputa.

La situación política presupuesta en Génesis 14 refleja, además, con un notable grado de probabilidad, la condición de los tiempos del reinado de Hammurabi. El líder de la fuerza y el soberano a quien los príncipes cananeos estaban sujetos, era un rey de Elam. Elam, por lo tanto, debe haber sido la fuerza predominante en ese tiempo, y el rey de Babilonia debe haber sido su vasallo. La narrativa, sin embargo, está fechada en el reinado del rey de Babilonia, y no en la del rey de Elam, y es al reinado del rey de Babilonia que se adscriben los hechos descritos en ella. Babilonia, sin embargo, no era un país unido; había otro rey, Aryok de El-lasar, que compartió con Amrafel de Sennaar el gobierno de la misma, y, como Amrafel, reconocía la supremacía de Elam. Por último, las "naciones" (goyim), quienquiera que fueran, eran también súbditos de Elam, así como la distante provincia de Canaán. Si volvemos nuestra mirada a la condición política de los tiempos y período de Hammurabi, veremos que los monumentos contemporáneos de Babilonia están en perfecto acuerdo con la situación presupuesta en Génesis 14.


Bibliografía: OUSSANI en New York Review (ago-sept., 1906), 204-243, con bibliografía completa.

Fuente: Oussani, Gabriel. "Amraphel." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01441a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina