Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 21 de marzo de 2019

Jean d'Okeghem

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Llamado también Okekem, Okenghem, Okegnan, Ockenheim.

Contrapuntista, fundador y jefe de la segunda escuela de Holanda (1450-1550); nació cerca de 1430, presumiblemente en Termonde, en el Flandes oriental; murió en 1495. Después de servir como niño de coro en la catedral de Amberes (1443-4), se dice que se convirtió en el alumno de Gilles Binchois y Guillaume Dufay. Entró en las órdenes sagradas, y en 1453 asumió el puesto de cantor principal de la corte de Carlos VII de Francia, donde se convirtió en maestro de coro. A expensas del rey, visitó Flandes y España, pero pasó la mayor parte de su tiempo en Tours donde actuó, por nombramiento real, como tesorero de la iglesia de San Martín hasta su muerte.

Al principio siguió a sus predecesores y maestros en su forma de escribir, pero con el tiempo introdujo el principio de imitación libre de las diversas voces de sus composiciones. Anteriormente, el canon estricto era la forma de contrapunto ideal, pero introdujo la práctica de permitir que cada voz nueva entrara libremente en cualquier intervalo y en cualquier distancia de la nota inicial del tema original. La innovación fue trascendental y de la mayor importancia en el desarrollo del estilo a cappella. El nuevo principio inauguró una era de actividad sin precedentes con los discípulos de Okeghem, entre los cuales se encontraban Josquin Deprés, Pierre de la Rue, Antoine Brumel, Ghiselin, Jean Antoine y Robert de Fevin, Jean Mouton, Jacob Obrecht, etc.

Numerosos fragmentos de sus obras figuran en las historias de la música de Forkel, Burney, Kiesewetter y Ambros, mientras que en la Biblioteca Proske de la catedral de Ratisbona se conservan su "Missa cujusvis toni" para cuatro voces y una colección de "Cantiones sacra" para cuatro voces. Su contemporáneo, Guillaume Cretin, escribió un poema sobre la muerte de Okeghem, en el que menciona que Okeghem produjo la mayor obra maestra de su tiempo ---un motete en forma de canon para treinta y seis voces reales. Mientras que la tradición mantuvo viva la creencia en la existencia de tal monstruo de producción, se temía que se hubiese perdido.

En su "Quellenlexikon", Robert Eitner expresa la opinión, compartida por Michel Brenet, de que la alegadamente perdida obra aparece en un volumen "Tomus III psalmorum", impreso en Nuremberg en el siglo XVI por Johannes Petreius. Hugo Riemann reproduce la obra en su "Handbuch der Musikgeschichte", I, II. Mientras que la composición requiere treinta y seis voces, más de dieciocho no son nunca simultáneas. Las únicas palabras usadas son “Deo gratias” y no hay modulaciones de una clave a la otra ---probablemente para mantener tanta claridad como sea posible bajo las circunstancias. Riemann duda si la composición estaba destinada para ser interpretada por vocalistas; él piensa que era para ser tocada en instrumentos o quizás para servir como una exhibición de la habilidad sobresaliente del maestro.


Bibliografía: Barbure, Jan van Okeghem (Amberes 1868); Thoman Deploration de G. Cretin sur le trepas de Jean Okeghem, musicien (Paris 1864); Brenet, Jean de Okeghem (París, 1893); De Marcy Jean Okeghem (París, 1895).

Fuente: Otten, Joseph. "Jean d'Okeghem." The Catholic Encyclopedia. Vol. 11. New York: Robert Appleton Company, 1911. <http://www.newadvent.org/cathen/11230b.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina. rc