Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 9 de diciembre de 2019

Giacento Placido Zurla

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Cardenal Vicario de Roma, escritor de geografía medieval, nació en Legnano de padres nobles el 2 de abril de 1769; murió en Palermo el 29 de octubre de 1843. A la edad de dieciocho años, Zurla entró en el monasterio camaldulense de San Miguel de Murano en Venecia, donde encontró un amigo para toda la vida en Mauro Cappellari (más tarde Gregorio XVI), un joven monje de su edad. Fue lector de filosofía y teología y en 1802 publicó un libro de texto de teología. Como bibliotecario, su atención fue atraída por el mapa del mundo creado entre 1457 y 1459 por el famoso geógrafo camaldulense Fra Mauro y en 1806 publicó un artículo sobre eso titulado “Il Mappamondo di Fra Mauro”. Esto resultó en más estudios de viajeros antiguos, de los cuales el resultado más importante fue la obra “Di Marco Polo e degli altri viaggiatoi veneziano” (2 volúmenes, Venecia, 1818-19). En 1809, Zurla fue elegido como un definidor de su congregación y concedido el título de abad. El año siguiente, el monasterio fue suprimido por orden de Napoleón, pero los monjes continuaron en su universidad vestidos como sacerdotes seculares. De esta institución, Zurla fue rector y Cappellari lector de filosofía hasta su disolución en 1814. Desde este año enseñó teología en el seminario patriarcal hasta 1821, cuando viajó a Roma y reasumió el hábito blanco de San Romualdo en San Gregorio. Cappellari era ahora abad. Fue nombrado por Pio VII consultor de varias congregaciones y prefecto de estudios en el Collegio Urbanno; en 1821 recibió el capelo de cardenal y el año siguiente el arzobispado titular de Edesa. Fue el Cardenal Vicario de León XII y sus dos sucesores, y tomó un interés activo en la organización del seminario romano, la reforma de los tribunales criminales, la delimitación de las parroquias romanas y los asuntos de las muchas congregaciones de las cuales era miembro. El Cardenal Zurla era muy amado por sus amigos, pero su celo por la reforma de los abusos le creó algunos enemigos en Roma. Sanseverino, Notizie sulla vita e le opere di Placido Zurla (Milan, 1857)

RAYMUND WEBSTER Traducido por María Lourdes Quinn