Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 22 de febrero de 2019

Gallia Christiana

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Gallia Christiana es una lista o catálogo de documentos, con breves notas históricas, de todas las diócesis y abadías de Francia y de sus ocupantes, desde los primeros tiempos.

En 1621 Jean Chenu, avocat del Parlamento de París, publicó un libro titulado "Archiepiscoporum et episcoporum Galliæ chronologica historia", donde faltaban casi un tercio de los obispos y la sucesión episcopal que aportaba era muy incompleta.

En 1626 Claude Robert, un sacerdote de Langres, publicó, con la aprobación de Baronio, una "Galia Cristiana", en la que también puso un gran número de iglesias de fuera de la Galia y daba una corta historia de las sedes metropolitanas, catedrales y abadías. Dos hermanos de Sainte-Marthe, Scévole (1571-1650) y Louis (1571-1656), nombrados historiógrafos reales de Francia en 1620, habían ayudado a Chenu y Robert.

En la asamblea del clero de 1626 algunos prelados encomendaron a estos hermanos compilar una obra más definitiva. Murieron antes de terminarla y fue publicada en 1656 por los hijos de Scévole de Sainte-Marthe, Pierre (1618-90), que también era historiógrafo de Francia, Abel (1620-71), teólogo y después general del oratorio y Nicolas-Charles (1623-62), prior de Calunay.

El 13 de septiembre, 1656, los hermanos Sainte-Marthe fueron presentados a la asamblea del clero francés que aceptó la dedicación de la obra con la condición de que se suprimiera un pasaje sospechoso de jansenismo. La obra constaba de cuatro volúmenes en folio: el primero para las arquidiócesis, el segundo y tercero para las diócesis y el cuarto para las abadías, todos en orden alfabético. El título era Gallia Christiana, qua series omnium archiepiscoporum, episcoporum, et abbatum Franciae vicinarumquae ditionum ab originae ecclesiarum ad nostra tempora per quator tomos deducitur, et probatur ex antiquae fidei manuscriptis Vaticani, regum, principum, tabulariis omnium Gallinae cathedralium et abbatiarum

Tal como estaba, la obra tenía valor considerable en su tiempo, especialmente por la plenitud de sus listas y por la reproducción de un gran número de manuscritos valiosos. Sin embargo, los defectos y omisiones eran obvios. Los hermanos Sainte-Marthe anunciaron en el prefacio la aparición precoz de una segunda edición ampliada y corregida. Tan temprano como en 1660 el jesuita Jean Colomb publicó en Lyon las "Noctes Blancalandanæ” que contienen ciertas adiciones al trabajo de los Samarthani, como se les llama con frecuencia a los hermanos y sus sucesores. La edición prometida por los hermanos Sainte-Marthe nunca apareció.

En 1710 la asamblea del clero francés le ofreció cuatro mil libras a Denys de Sainte-Marthe (1650-1725), un benedictino de San Mauro, conocido por sus polémicas con el abad de Rancé sobre el tema de los estudios monásticos, a condición de que llevase la revisión de la "Gallia Christiana" a una exitosa conclusión, que el primer volumen debía aparecer al final de cuatro años y que su congregación debía continuar la tarea tras su muerte. En 1715, gracias a sus esfuerzos, apareció el primer volumen dedicado a las provincias eclesiásticas de Albi, Aix, Arlés, Aviñón y Auch. En 1720 produjo el segundo volumen que trataba de las provincias de Bourges y Burdeos, y en 1725 el tercero que trataba de Cambrai, Colonia y Embrum. Tras su muerte, los benedictinos publicaron el cuarto volumen (1728) sobre Lyon y el quinto (1731) sobre Mechlin y Maguncia.

Entre 1731 y 1740, a propósito de las controversias sobre la bulaUnigénito”, Dom Félix Hodin y Dom Ettiene Brice, que estaban preparando los últimos volúmenes de la "Galia Cristiana", fueron expulsados de la abadía de Saint-Germaine des Prés. Regresaron a París en 1739 y publicaron un sexto volumen sobre Narbona, y el séptimo y octavo volúmenes (1744) sobre París y sus sedes sufragáneas. El Padre Duplesis unió sus esfuerzos al de ellos y en 1751 aparecieron los volúmenes noveno y décimo, ambos sobre la provincia de Reims. El undécimo (1759) sobre la provincia de Rouen fue emitido por el P. Pierre Henri y por Dom Jacques Taschereau. En 1770 apareció el duodécimo volumen sobre Sens y Tartenaise y en 1785 el décimo tercero sobre las provincias de Tolosa y Tréveris. Cuando estalló la Revolución faltaban cuatro volúmenes, Tours, Beançon, Utrecht y Vienne, respectivamente, y según el método benedictino, el décimo cuarto, décimo quinto y décimo sexto de la “Galia Cristiana". La provincia de Utrecht es la única que no tiene lugar en esta colección, pero su defecto ha sido remediado en parte por el "Bullarium Trajectense", editado por Gisbert Brom, y que se extiende desde los primeros tiempos hasta 1378 (La Haya, 1891-96).

La nueva "Galia Cristiana", de la que los volúmenes I a V y XI a XIII fueron reimpresos por Dom Piolin entre 1870 y 1877, y los volúmenes VI a IX y XII por el editor H. Welter, coloca tras cada sede metropolitana sus sufragáneas y tras cada sede las abadías que pertenecían a ella. Los documentos, en vez de entorpecer el cuerpo del artículo, están insertados al pie de cada columna bajo el título "Instrumenta". Esta obra colosal hace gran honor a los benedictinos y a la familia Sainte-Marthe. Voltaire escribió: “El nombre Sainte-Marthe es uno de los que el país tiene más razones para estar orgulloso”.

En 1774 el Abbé Hugues du Temps, vicario general de Burdeos, emprendió un compendio de la “Galia” en siete volúmenes bajo el título de "Le clergé de France", del que sólo aparecieron cuatro volúmenes. Alrededor de 1867 el Abbé Fisquet emprendió la publicación de la historia episcopal de Francia (La France Pontificate) en la cual tenía que utilizar la “Gallia” para los primeros períodos, y al mismo tiempo traer la historia de cada diócesis hasta los tiempos modernos. Aparecieron 23 volúmenes y la obra se detuvo. A fines del siglo XIX, el canónigo Albanès se proponía una revisión completa de la "Galia Cristiana", cada provincia eclesiástica en un volumen. Albanés, quien fue uno de los primeros eruditos que buscaron en las bibliotecas del Vaticano y de Letrán, en sus esfuerzos por determinar los años iniciales de algunos reinados episcopales, encontró de vez en cuando las actas de la elección o las bulas de provisión. Esperaba así remover a ciertos supuestos obispos que habían sido introducidos para llenar huecos en los catálogos, pero murió en 1897 antes de que apareciera el primer volumen. Utilizando sus notas y los esfuerzos del canónigo Chevalier, desde 1899 han aparecido en Montbéliard tres volúmenes adicionales de esta "Galia Cristiana (novissima)", que trataban sobre Arles, Aix y Marsella.


Bibliografía: Dreux du Radier, Bibliothèque historique et critique du Poitou (Paris, 1754); Gallia Christiana, Vol. IV, Preface; Gallia Christiana (novissima) (Montbéliard, 1899), Prefacio al volumen de Aix; de Longuemare, Un famille d'auteurs aux seizième, dix-septième et dix-huitième siècles; les Sainte-Marthe (Paris, 1902).

Fuente: Goyau, Georges. "Gallia Christiana." The Catholic Encyclopedia. Vol. 6. New York: Robert Appleton Company, 1909. <http://www.newadvent.org/cathen/06350c.htm>.

Traducido por Pedro Royo