Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 26 de agosto de 2019

Charles François Houbigant

De Enciclopedia Católica

Revisión de 13:52 22 ene 2012 por Luz María Hernández Medina (Discusión | contribuciones) (Página creada con 'Nació en París en 1686; murió allí el 31 de octubre de 1783. Entró en la Congregación del Oratorio en 1704 y, después de sus estudios...')

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Nació en París en 1686; murió allí el 31 de octubre de 1783. Entró en la Congregación del Oratorio en 1704 y, después de sus estudios, enseñó sucesivamente los clásicos en Juilly, retórica en Marsella y filosofía en Soissons. De regreso a París, en 1722 estuvo a la cabeza de la Conferencia de las Antigüedades y Disciplina de la Iglesia de St-Magloire. El exceso de trabajo le causó una grave enfermedad, por la que perdió de una manera muy peculiar el sentido del oído: sin poder oír el ruido de los cañones de la Bastilla, oía el rasgueo de la pluma sobre el papel. Como consecuencia de esta enfermedad se valió de la beca fundada por Carrieres para promover estudios bíblicos en el Oratorio y desde entonces dedicó su talento al dominio de los idiomas orientales.

Su primera obra, publicada en 1732 (París), fue un vocabulario de raíces hebreas, "Racines hebraïques sans points-voyelles", compilado a la manera del famoso y extenso "Jardin des racines grecques" de Lancelot. En 1746 publicó su "Prolegomena in Scripturam Sacram" (2 vols., 4to) y una traducción al latín de los Salmos, "Psalmorum versio vulgata et versio nova ad hebraicam veritatem facta" (16mo), seguido dos años después (1748) por una edición crítica del salterio hebreo "Psalmi hebraici mendis quam plurim is expurgati" (Leyden, 16mo). Estos volúmenes no eran sino los precursores de su gran obra "Biblia hebraica cum notis criticis et versione latinâ ad notas criticas factâ; accedunt libri græci qui deutero-canonici vocantur in tres classesdistributi" (4 vols., folio, París, 1753-54). Esta importante publicación, a cuya preparación le había dedicado veinte años de trabajo, en sí misma una obra de arte de la tipografía, se basó en el texto de Van der Hooght (edit. de 1705), la que reprodujo sin signos vocales, y con muchas correcciones sugeridas ya sea en el margen o en los cuadros al final de cada volumen. La traducción latina también fue publicada por separado en ocho volúmenes en octavo, bajo el título "Veteris Testamenti versio nova ad hebraicam veritatem facta" (Paris, 1753).

De la versátil pluma de Houbigant luego procedieron las traducciones al francés de algunos libros ingleses, como los "Thoughts" de Forbes, los “Sermones” de Sherlock (1768), y "Method against Deists and Jews" de Lesley (1770). Otras obras publicadas durante el mismo período, como el “Examen du Psautier français des RR. PP. Capucins" (La Haya, 1764), la "Conférence entre un Juif, un protestant et un docteur de Sorbonne" (Leyden, 1770), la "Notæcriticæ in universos Veteris Testamenti libros tum hebraice tum græce scriptos, cum integris Prolegomenis ad exemplar Parisiense denuo recensæ" (2 vols., cuarto, Frankfort, 1777), son evidencia de que en este período Houbigant no había abandonado sus estudios favoritos. Algún tiempo antes de su muerte, sin embargo, él había perdido la vista y padecía de demencia senil. Entre los documentos encontrados después de su muerte fueron una vida del cardenal de Bérulle, un tratado sobre la venida de Elías, una gramática hebrea y notas sobre la teoría de Astruc respecto a la composición del Génesis.

La piedad de Houbigant estaba a la par con su aprendizaje, su conversación era muy amable, sin el menor asomo del sarcasmo que impregna algunas de las páginas de sus escritos, y su paciencia e incansable energía son muy elogiadas por todos aquellos que lo conocieron. Él había fundado en Avilly una escuela para niñas, en la que instaló un equipo completo para la impresión de sus libros, en la que él mismo trabajó como tipógrafo. Sus obras sobre filología hebrea han caído en el olvido; el deliberado descarte de señales vocales y la poco probable e injustificada pronunciación adoptada en ellas las destinó al fracaso. Por otro lado, su traducción al latín de la Biblia es merecidamente alabada por la claridad, la energía y el pulimento del lenguaje; no así, sin embargo, todas las reglas de la crítica textual establecidas en el "Prolegómena", y la aplicación de estas reglas en la "Biblia hebraica" marcada por demasiadas correcciones conjeturales e innecesarias del texto masorético. La obra, sin embargo, contiene abundantes y valiosas sugerencias que los críticos modernos han ratificado, y a este respecto no siempre se le ha hecho justicia al sabio oratoriano, que fue sin duda uno de los más capaces eruditos bíblicos de su tiempo.


Bibliografía: RAVIUS, Spec. Observat. ad Hubigantii Proleg. in Scripturam (Tréveris, 1776); CADRY, Notice sur la vie et les ouvrages du P. Houbigant in Magasin Encyclopédique (París, May 1806); FELLER, Dictionnaire historique, VII (París, 1822); INGOLD, Essai de Bibliothèque Oratorienne (París, 1880).

Fuente: Souvay, Charles. "Charles François Houbigant." The Catholic Encyclopedia. Vol. 7. New York: Robert Appleton Company, 1910. 22 Jan. 2012 <http://www.newadvent.org/cathen/07498a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina.