Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 17 de octubre de 2017

Frederic Nausea

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(Latinizado del alemán Grau.)

Obispo de Viena, nació cerca del 1480 en Waischenfeld (Blancicampium), Franconia; murió el 6 de febrero de 1552 en Trento. Era hijo de un fabricante de carretas y recibió su educación básica en Bamberg y probablemente en Nuremberg bajo la instrucción de Johannn Cochlaeus; con Paul Schwartzenberg, canónigo de Bamberg, prosiguió estudios humanísticos, jurídicos y teológicos en Pavía, Padua, y después en Siena, donde obtuvo grados en Leyes y Divinidad. El cardenal Lorenzo Campeggio, arzobispo de Bolonia y legado papal en Alemania, lo empleó como secretario y como tal, Nausea estuvo en la Dieta de Nuremberg (1524), en la convención de Ratisbona, en la Dieta de Ofen y por un tiempo en Roma. En 1525 aceptó la parroquia de San Bartolomé en Frankenfort del Main y la dignidad de canónigo, pero pronto fue obligado a dejarla debido a las intrigas de los luteranos, que hasta generaban motines en su contra.

Se fue a Aschaffenburg y en 1526 a Maguncia, como predicador de la catedral. Asistió a la Dieta de Espira (1529) y fue escogido consejero y predicador (1534) en la corte del rey Fernando. El 5 de febrero de 1538 fue nombrado coadjutor de John Faber, obispo de Viena, sucediéndolo en 1541. Nausea trabajó celosamente para la reunión de los luteranos con los católicos, y junto con otros prelados, le pidió a Roma que permitiera a los miembros del clero contraer matrimonio y que los laicos usaran la copa de Comunión. También aconsejó que fueran Colonia o Ratisbona los lugares donde se celebrara el concilio general. Por órdenes contrarias del rey, no pudo estar presente en la inauguración del Concilio de Trento, pero se reunió con Pablo III en Parma (1546) y ahí le entregó su “Sylvae Synodales”. Cuando el concilio fue reabierto en Trento en 1551, Nausea estaba presente, y tomó parte activa en las deliberaciones, especialmente acerca de los Sacramentos. No se le proporcionó mucha atención cuando enfermó, así que murió de fiebre. Su cuerpo fue llevado a Viena y enterrado en la Catedral.

En las Actas del Concilio, Nausea fue loado por su gran conocimiento, sus virtudes ejemplares y por sus convicciones eclesiásticas (Theiner, “Acta genuina Conc. Trid.”, I, Zagreb, 1874, 652). Entre sus escritos están: “Distichs” sobre los trabajos de Lachantius; “Ars Poetica”; sermones y homilías acerca de las virtudes evangélicas, el Sacrificio de la Misa, la Bendita Virgen María, la vida de un verdadero cristiano; “Catechismus cath.” (Colonia, 1453); “Pastoralium inquisitionum elenchi tres” (Viena, 1457); “Sobre la Resurrección de Cristo y de los muertos” (Viena, 1551); etc. Para una lista completa, vea Metzner (Fr. Nausea aus Weissenfels, Ratisbon, 1884).


Fuente: Mershman, Francis. "Frederic Nausea." The Catholic Encyclopedia. Vol. 10. New York: Robert Appleton Company, 1911. <http://www.newadvent.org/cathen/10719a.htm>.

Traducido por Alonso Teullet. L H M.