Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 23 de octubre de 2017

El Asno (en Caricaturas de Creencias y Prácticas Cristianas)

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

La calumnia de “onolatría” [N.T.: Esta palabra no aparece en el Diccionario de la RAE], o culto al asno, que Tácito y otros escritores le atribuían a los judíos, debido al odio a éstos, se transfirió luego a los cristianos (Tac, I, v, 3, 4;. Tert., Apol., XVI; "Ad nationes", I, 14). Poco tiempo antes de que escribiera el último de estos tratados (alrededor de 197) Tertuliano relata que un día apareció un apóstata judío en las calles de Cartago cargando una figura vestida con una toga, con las orejas y pezuñas de un asno, y que esta monstruosidad fue etiquetada: Deus Christianorum Onocoetes (el Dios de los cristianos engendrado de un asno). “Y la multitud le creyó a este infame judío”, añade Tertuliano (Ad nationes, I, 14). Minucio Félix (Octavio, IX) también alude a esta acusación difamatoria contra los cristianos.

La caricatura de la Crucifixión, descubierta en una pared en el palacio de los césares en el Palatino en 1857, que representa a un niño cristiano adorando una figura con cabeza de asno crucificada, es una forma pintada de esta calumnia. La caricatura tiene rayada una inscripción en griego que lee, “Alexamenos adorando a su Dios”. Generalmente se cree que esta persona fue un paje cristiano del palacio, en la época de los primeros Antoninos, cuyos compañeros usaron este medio para insultar su religión. Wünsch, sin embargo, conjetura que la caricatura puede haber estado destinada a representar el dios de una secta gnóstica, que identificaba a Cristo con el dios egipcio con cabeza de asno Tifón-Seth (Bréhier, Les origines du crucifijo, 15 ss.). Pero las razones presentadas a favor de esta hipótesis no son convincentes.

Las representaciones sobre un fragmento de terracota descubiertas en 1881, en Nápoles, que datan probablemente del siglo I, parecen pertenecer a la misma categoría que la caricatura del Palatino. Una figura con la cabeza de un asno y vistiendo una toga está sentada en una silla con un rollo en su mano, instruyendo a un número de alumnos con cabeza de babuino. En una joya antigua el maestro con cabeza de burro de dos alumnos humanos está vestido con el palio, la forma de la capa peculiar de personajes sagrados en el arte paleocristiano; y un fragmento de terracota sirio representa a Nuestro Señor, libro en la mano, con las orejas de un asno.

El asno como un símbolo de herejía o de Satanás, está representado en un fresco de la catacumba de Prætextato: Cristo, el Buen Pastor, está protegiendo su rebaño de la impureza y la herejía simbolizadas como un cerdo y un asno. Esta representación data de principio del siglo III (Wilpert, Pitture delle Catacombe, Pl. 51, 1).


Bibliografía: LECLERCQ in Dict. darch. chrét., I, 2042 sqq. (Paris, 1903).

Fuente: Hassett, Maurice. "The Ass (in Caricature of Christian Beliefs and Practices)." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. 25 Aug. 2016 <http://www.newadvent.org/cathen/01793c.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina