Concilios de Aquilea

De Enciclopedia Católica

Concilio realizado en 381, presidido por San Valeriano de Aquilea, y al cual asistieron treinta y dos obispos, entre ellos San Filastrio de Brescia y San Justo de Lyons, Destituyó de sus cargos a ciertos tenaces partidarios de Arrio. Este concilio también solicitó a los emperadores Teodosio y Graciano a convocar en Alejandría un concilio de todos los obispos católicos para poner fin al cisma meleciano en Antioquía, el cual había sido desde el 362 la fuente de los mayores escándalos en el oriente cristiano.

El concilio de 553 puso fin al cisma que por cerca de un siglo separó a muchas iglesias del norte de Italia de la Santa Sede; en el mismo, los obispos de Venecia, Istria y Liguria se negaron a aceptar los decretos del Quinto Concilio General (553) alegando que al condenar los Tres Capítulos había deshecho el trabajo del Concilio de Calcedonia (451).

El concilio de 1184 se realizó contra los agitadores y los culpables de sacrilegio. En 1409 el Papa Gregorio XII celebró un concilio contra las pretensiones de sus papas rivales Benedicto XIII (Pedro de Luna) y Alejandro V (Pedro de Candia). El Papa los declaró cismáticos, pero prometió renunciar al papado si ellos hacían lo mismo.

En 1596 Franceso Barbaro, patriarca de Aquilea realizó un concilio en el cual renovó en diecinueve decretos la legislación del Concilio de Trento.


Fuente: MANSI, Coll. Conc., III, 599; IX, 659; XII, 115-118; and passim; CHEVALlER, Topo-bibliog. (Paris, 1894-99), 189.

Traducido por Luz María Hernández Medina.

Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 19 de abril de 2014