Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 22 de enero de 2018

Canon Muratorio

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

También llamado Fragmento Muratorio, por el nombre del descubridor y primer editor, Muratori (en las "Antiquitates italicae", III, Milán, 1740, 851 ss), el canon, o lista de libros del Nuevo Testamento, más antiguo conocido. El manuscrito que contiene el canon perteneció originalmente a Bobbio y está ahora en la Biblioteca Ambrosiana de Milán (Cod. J 101 sup.). Fue escrito en el siglo VIII y muestra claramente el latín inculto de ese momento. El fragmento es de muchísima importancia para la historia del canon bíblico. Fue escrito en la misma Roma o en sus alrededores hacia el 180-200; probablemente el original estaba en griego, del cual se tradujo al latín. Este texto latino se conserva solamente en el manuscrito de la Ambrosiana. Unas pocas oraciones del Canon Muratorio se conservan en algunos otros manuscritos, especialmente en códices de las Epístolas de San Pablo en Monte Casino.

El canon no es una mera lista de las Escrituras sino un esbozo general, que proporciona al mismo tiempo información histórica y de otra naturaleza sobre cada libro. Falta el principio; el texto conservado comienza con la última línea sobre el segundo Evangelio y las notas, conservadas íntegramente, respecto al tercero y cuarto Evangelios. Después se mencionan Los Hechos, Las Epístolas de San Pablo (incluiye las de Filemón, Tito y Timoteo; se rechazan las espurias a los laodiceos y alejandrinos), más aún, la Epístola de San Judas y las dos de San Juan; entre las Escrituras que "in catholica habentur", se citan la "Sapientia ab amicis Salomonis in honorem ipsius scripta", así como los Apocalipsis de San Juan y San Pedro, pero con la observación de que algunos no permiten que éste último sea leído en la iglesia. Luego se menciona el Pastor de Hermas, que puede ser leído en todas partes pero no en el servicio divino; y finalmente se rechazan falsas Escrituras que eran usadas por los herejes. Como consecuencia del latín bárbaro no se puede entender el significado correcto de algunas frases. Respecto al autor, se hicieron muchas conjeturas, proponiendo a San Papías, San Hegesipo, Cayo de Roma, San Hipólito de Roma, Rodón, San Melitón de Sardes, pero no se ha producido aún una hipótesis bien fundada.


Fuente: Kirsch, Johann Peter. "Muratorian Canon." The Catholic Encyclopedia. Vol. 10. New York: Robert Appleton Company, 1911. <http://www.newadvent.org/cathen/10642a.htm>.

Traducido por Pedro Royo. L H M.