Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 25 de abril de 2019

Soar

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Sede titular en Palestina Tercia. Es la antigua Belá o Soar, una de las cinco ciudades de la Pentápolis (Génesis 14,2.8), la cual escapó al rayo y al trueno por haber cobijado a Lot y su familia (Gén. 19,22.30). Es mencionada por Flavio Josefo ("Ant. Jud.", XIII, XV, 4; "Bell. Jud.", IV, VIII, 4); Ptolomeo (V, XVI, 4); y por Eusebio y San Jerónimo en el "Onomasticon". El "Notitiae dignitatum", 72, localiza a Zoara, como una guarnición, el residente equites sagitarii indigenae; Esteban de Bizancio (De urbibus, s.v. Addana) habla también de su fortín, el cual se menciona en una edición bizantina del siglo V recién descubierta (Revue biblique, 1909, 99). En un mapa mosaico de Madaba del siglo VI la representan en medio de un bosquecillo de palmeras bajo los nombres de Balc o Segor, ahora Zoara; cerca de la ciudad hay un santuario a San Lot. Hierocles (Sinedemo) y George de Cyprus (Descripción del Mundo romano) ambos lo mencionan.

Se ha atribuido algunos obispos a Zoara; Musonio, en Éfeso (449), y en Calcedonia (451); Isidoro en 518; y Juan en 536 (Le Quien, ("Oriens Christ.", III, 737-746). Al final del siglo IV uno de los obispos acompañó a un peregrino occidental, erróneamente llamado Silvia (Geyer, "Itinera hierosolymitana", 54). El pseudo Antonio del siglo VI describe a sus monjes, y ensalza sus palmeras (op. cit., 166, 181). Debido a su clima tropical y a las aguas que bajan de las montañas de Moab, Zoara es un floreciente oasis donde el bálsamo, el índico y árboles de estación florecen de forma exuberante. Durante la ocupación francesa tomó el nombre de Palmer o Paumier. William de Tiro (XXII, 30) y Foulcher de Chartres (Hist. Hierosol., V) han dejado bellas descripciones de ella, así como los geógrafos árabes, quienes estiman altamente la dulzura de sus dátiles (Guy Le Strange, "Palestina bajo los Musulmanes", 289). No se sabe cuándo desapareció la ciudad, y ahora es muy difícil hallar rastros de ella. Se puede buscar en el Ghor-es-Safieh en la boca del Wadi el-Qrahy, el antiguo torrente del Zared.


Bibliografía: NEUBAUER, La geographie du Talmud (Paris, 1868), 256 sq.; THOMSEN, Loca sancta, I (Halle, 1907), 64; ABEL, Une croisiere autour de la mer Morte (Paris, 1911), 77-82.

Fuente: Vailhé, Siméon. "Zoara." The Catholic Encyclopedia. Vol. 15. New York: Robert Appleton Company, 1912. <http://www.newadvent.org/cathen/15762c.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina