Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 19 de julio de 2019

Raimundo IV de San Gil

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Raimundo IV, de San Gil, conde de Tolosa y de Trípoli, nació aproximadamente en el año 1043; murió en Trípoli en 1105. Fue el hijo de Raimundo III, Ponce, y en 1088 sucedió a su hermano, Guillermo IV, que había muerto sin descendencia masculina. Desde 1066 había sido conde de Rouergue, de Nimes y de Narbona, convirtiéndose así en uno de los señores más poderosos del sur de Francia.

En 1095 recibió el Papa, Urbano II, en sus propias fincas y tomó la cruz con entusiasmo, prometiendo no volver jamás a sus propios dominios. Después de una peregrinación a La Chaise-Dieu, salió en octubre de 1096, confiando el cuidado de sus dominios a su hijo Beltrán. Su ejército se componía de aquitanos y provenzales; y le acompañaba el legado del Papa, Ademar de Monteil, obispo de Le Puy. Atravesó Lombardía y procedió a Constantinopla por los valles de los Alpes orientales. Después de más de un combate exitoso con los medios bárbaros eslavos que habitaban esa región, llegó a Durazzo, donde encontró cartas del emperador Alejo invitándolo a Constantinopla. Raimundo aceptó, dejando a su ejército, que en su ausencia saqueó el país, y fue atacado por las tropas imperiales. En Constantinopla Raimundo se negó a jurar lealtad a Alejo, como habían hecho la mayoría de los jefes cruzados.

Luego tomó parte activa en la expedición contra Jerusalén, y, a pesar de su rivalidad con Bohemundo, ejerció una gran influencia sobre el curso de los acontecimientos. No pudo impedir que Bohemundo tomara a Antioquía en 1098, y por despecho contra el jefe normando se reconcilió con el emperador Alejo, a quien le devolvió la ciudad de Laodicea (febrero de 1099). Después de su ruptura con Bohemundo, Raimundo dirigió la mayor parte de los cruzados contra Jerusalén, y participó activamente en la toma de la Ciudad Santa (8 de julio de 1099). Rechazó el título de rey, y salió de Jerusalén para volver a Constantinopla en 1100. Fue elegido jefe de un nuevo ejército de cruzados, que fue destruido por los turcos en Asia Menor. Volvió a Siria en 1102, donde Tancredo lo encarceló en Tarso de Tancredo, y, al ser liberado, se apoderó de Trípoli (1103), donde murió dos años después.


Bibliografía: RAYMOND D'AGUILERS, Historia Francorum qui ceperunt Jerusalem in Historiens Occidentaux des Croisades, III, 235-309; VAISSETTE, Histoire du Languedoc, II, III; CHALANDON, Essai sar le regne d'Alexis Comnene (París, 1900), 186-88, 205-12, 222-28; BREHIER, L'Église et l'Orient, Les Croisades (París, 1911).

Fuente: Bréhier, Louis. "Raymond IV, of Saint-Gilles." The Catholic Encyclopedia. Vol. 12. New York: Robert Appleton Company,1911. 17 Nov. 2012 <http://www.newadvent.org/cathen/12669c.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina