Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 22 de mayo de 2019

Metrófanes de Esmirna

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Metrófanes de Esmirna, líder de los obispos ignacianos fieles en el momento del cisma de Focio (867). Baronio (Ann. Eccl., ad. an. 843, I) dice que su madre fue la mujer que fue sobornada para traer una falsa acusación de violación contra el patriarca Metodio I (842-846) durante los disturbios iconoclastas. Si esto es verdad, él era originario de Constantinopla. En 857, cuando Ignacio fue depuesto, Metrófanes ya era metropolitano de Esmirna; él era un fuerte oponente de Focio. Por un corto tiempo él vaciló, pues Focio prometió no atacar los derechos de Ignacio, pero tan pronto como encontró lo poco que el intruso mantenía su palabra, volvió a su actitud anterior, de la que nada podría hacerle vacilar de nuevo. Metrófanes era el líder de los obispos que excomulgaron a Focio en 858; se declararon excomulgados a sí mismos si alguna vez lo reconocían. Esta promesa un tanto temeraria explica su actitud posterior. Fue encadenado y encarcelado, y luego el gobierno lo envió al exilio.

Después de la primera caída de Focio (867) Metrófanes regresó a su sede. Estuvo presente en el Octavo Concilio General (Constantinopla, IV, 869), abrió la sexta sesión con un discurso y fue uno de los jueces que condenó a Focio. Cuando Ignacio murió en el año 877 y Focio lo sucedió legalmente con el consentimiento de Juan VIII, Metrófanes todavía se negaba a reconocerlo, por cuya conducta fue desterrado de nuevo. En el Sínodo de Focio de 879 a apareció un cierto Nicetas como metropolitano de Esmirna, y mientras tanto Metrófanes yacía enfermo en Constantinopla. En 880, ya que todavía se negaba a tener nada que ver con Focio, fue excomulgado por los legados papales. Luego de eso desapareció. Es incierto si regresó a su sede tras la segunda caída de Focio o si murió en el exilio.

Se ha conservado una carta suya, escrita en 870, a un patricio, Manuel, en la que da sus razones para su oposición a Focio (en Mansi, XIV, 414). Otras obras que se le atribuyen, pero fuertemente de Focio en el tono ("Contra los nuevos maniqueos", es decir, los latinos, y "Sobre la procesión del Espíritu Santo del Padre solo") son ciertamente espurias. Ver Fabricius-Harles, Bibliotheca Graeca (Hamburgo, 1790-1809), XI, 700.


Bibliografía: HERGENRÖTHER, Photius (Regensburg, 1867), vols. I and II, passim.

Fuente: Fortescue, Adrian. "Metrophanes of Smyrna." The Catholic Encyclopedia. Vol. 10. New York: Robert Appleton Company, 1911. 24 Dec. 2012 <http://www.newadvent.org/cathen/10244a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina