Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 13 de diciembre de 2019

Mary Ward

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Fundadora, nació el 23 de enero de 1585 y murió el 23 de enero de 1645. Hija mayor de Marmaduke Ward y Ursula Wright, y unida por lazos de sangre con la mayoría de las grandes familias católicas de Yorkshire. Entró en un convento de Clarisas en St.-Omer como hermana lega en 1606. Al año siguiente fundó una casa para mujeres inglesas en Gravelinas, Pero al no verse llamada a la vida contemplativa, resolvió dedicarse al trabajo activo. A la edad de veinticuatro años se encontró rodeada por un grupo de devotas compañeras decidido a trabajar bajo su dirección. En 1609 se establecieron como comunidad religiosa en St.-Omer, Y abrió escuelas para ricos y pobres. La empresa fue un éxito, pero era una novedad, y en adelante recibió censuras y oposición, tanto como alabanzas. Su idea era permitir que las mujeres hicieran por el Iglesia , en su propio campo, lo que hombres había hecho por ella en la Compañía de Jesús . La idea se ha realizado una y otra vez en los tiempos modernos, pero en el siglo XVII, se encontró con poco estímulo. Las monjas exclaustradas fueron una innovación repugnante para los fundados principios y tradiciones imperantes entonces. El trabajo de las mujeres religiosas se limitaba a la oración y este buen oficio para el prójimo debía ejercerse entre las paredes de un convento . Había otras diferencias sorprendentes entre el nuevo instituto y las congregaciones de mujeres existentes, tales como la libertad en, la clausura, la obligación del coro, el uso del hábito religioso, así como la jurisdicción diocesana . Además su regla fue presentada en un momento de gran división entre los católicos ingleses . Y el hecho haber tomado prestado tanto de la Compañía de Jesús (ella misma objeto de sospechas y hostilidades en muchos lugares) incrementó la desconfianza que inspiraba. Medidas reconocidas como sabias y seguras en nuestros días fueron despreciadas en los suyos, y sus opositores solicitaron el pronunciamiento de la autoridad en cuanto a su estatus y los beneficios de su trabajo. Ya en 1615, se solicitó la opinión de Francisco Suárez y Lessius sobre el nuevo instituto. Ambos elogiaron su forma de vida. Lessius sostuvo que la aprobación episcopal era suficiente para convertirlo en una asociación religiosa; Francisco Suárez mantuvo que los objetivos, organización y métodos, que no tenían precedente en el caso de mujeres , requería la sanción de la Santa Sede .

San Pío V había decretado que los votos solemnes y la estricta clausura papal eran esenciales para todas las comunidades religiosas de mujeres . Las principales dificultades de María Ward se debían a este decreto . Cuando su instituto se propagó por Flandes , Baviera , Austria e Italia , solicitó a la Santa Sede la aprobación formal. La archiduquesa Isabel, el Elector Maximiliano I y el emperador Fernando II acogieron con beneplácito a la congregación en sus dominios, y junto con hombres como el Cardenal Federico Borromeo , Fray Domingo de Jesús, y el Padre Mutio Vitelleschi , General de la Compañía de Jesús , tuvieron una singular veneración por la fundadora. Pablo V , Gregorio XV y Urbano VIII mostraron su gran bondad, y dedicaron alabanzas a su trabajo y en 1629 se le permitió defender en persona su causa ante una congregación de cardenales nombrada por Urbano para examinarla. Las "Jesuitinas" , como las denominaban sus adversarios, fueron suprimidas en 1630.

Su trabajo sin embargo, no fue destruido. Revivió y se desarrolló gradualmente, siguiendo las líneas generales de la primera regla. El segundo instituto fue por fin aprobado según su regla por Clemente XI en 1703, y como instituto por Pío IX en 1877.

Por deseo expreso de el Papa Urbano María fue a Roma y allí reunidas alrededor de ella los miembros más jóvenes de su familia religiosa,, bajo la supervisión y la protección de la Santa Sede , el nuevo instituto tomó forma. En 1639, con cartas de presentación del Papa Urbano a la reina Enriqueta María, María volvió a Inglaterra y se estableció en Londres . En 1642 viajó hacia el norte, con su familia y tomó su residencia en Heworth, cerca de York , Donde murió. La lápida sobre su tumba en el cementerio del pueblo de Osbaldwick se conserva hasta nuestros días.

Para la historia del Instituto con posterioridad a la muerte de María Ward, véase INSTITUTO DE MARÍA

Traducido por Quique Sancho