Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 22 de marzo de 2019

Jerónimo Fabricio

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
Geronimo.jpg
09-25.jpg
(Apellidado ab Aquapendente).

Distinguido anatomista y cirujano italiano, nació en 1537 en el pequeño pueblo de Acquapendente (Aquæ-Taurinæ), a 12 millas de Orvieto; murió en Padua el 21 de mayo de 1619. Se le conoce por el nombre de su lugar de nacimiento para diferenciarlo de su contemporáneo, el gran cirujano alemán Fabricio Hildano. En la literatura médica inglesa, Fabricio es mejor conocido como el maestro de Harvey, quien le da todo el crédito por el descubrimiento de las válvulas en las venas, significó tanto para el propio descubrimiento de Harvey de la circulación sanguínea. Sin embargo, ya algunos investigadores habían visto y descrito algunas válvulas en las venas, probablemente incluso por Erasistrato en la antigüedad. El mérito de Fabricio radica en el hecho de que reconoció la existencia de un sistema de válvulas.

Sus padres lo enviaron a la Universidad de Padua, donde se destacó admirablemente en griego, latín y filosofía. Cuando emprendió la medicina, se convirtió en el alumno favorito de Gabriel Fallopio, quien fue su profesor de experimentos de anatomía en Padua cuando tenía apenas veinte años. Aunque tenía sólo veinticinco años cuando murió Falopio, Fabricio fue elegido como su sucesor y poco tiempo después fue nombrado profesor de cirugía, y ocupó ambas cátedras por cerca de medio siglo (1562-1609). Sus habilidades fueron debidamente apreciadas por el Senado de Venecia, que le construyó en Padua un espacioso teatro anatómico con su nombre. Fue nombrado Caballero de San Marcos y devengaba un sueldo anual de mil coronas, que continuó recibiendo por diez años después de su renuncia. Se erigió una estatua en su memoria, en Padua después de su muerte.

A Fabricio no le interesaba el dinero, se negaba a aceptar los honorarios regulares y sólo recibía los obsequios que sus pacientes acaudalados le obligaban a aceptar. Su obra sobre anatomía (500 fol. pp.) está ilustrada con cientos de grabados en 61 planchas de página entera, algunas de ellas las mejores que se hayan hecho hasta ahora. Una monografía sobre el discurso de Bruto y un estudio comparativo de la anatomía del apéndice son lecturas sugestivas aún para los lectores modernos. Su obra sobre cirugía es casi tan valiosa como su tratado de anatomía y cuenta con veinte ediciones en varios idiomas. Sus principales obras son: "De visione, voce, auditu" (Venecia, 1600); "De brutorum loquelâ" (Padua, 1603); "De formato foetu" (Venecia, 1600); "De locutione" (Venecia, 1627); "Tractatus anatomicus triplex" (Frankfurt, 1614). Todas sus demás obras fueron reimpresas en Frankfort poco tiempo después y todas sus obras en Leipzig en 1687.


Bibliografía: FISHER en Anales de Anatomía y Cirugía (Brooklyn, 1880); FOSTER, Historia de la Fisiología (Nueva York, 1901); THULIUS, Funus Hieronymi Fabricii (Pádua, 1619); ROMITI, Il merito anatomico di Fabrizi en Lo Sperimentale (1883), abril; DE RENZI, Storia della Medicina in Italia (Nápoles, 1845-49).

Fuente: Walsh, James Joseph. "Hieronymus Fabricius." The Catholic Encyclopedia. Vol. 5. New York: Robert Appleton Company, 1909. <http://www.newadvent.org/cathen/05745a.htm>.

Traducido por Rosario Camacho-Koppel www.catholicmedia.net . L H M

Selección de imágenes: José Gálvez Krüger