Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 17 de octubre de 2021

Jón Arason

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Jón Arason fue el último obispo católico de Islandia antes de la introducción del protestantismo; nació en 1484; murió el 7 de noviembre de 1559. En 1524 fue consagrado obispo de Hólar por su arzobispo en la sede metropolitana de Nidaros (Trondhjem), en Noruega. Era un típico islandés y un hombre de extraordinarios talentos, aunque poco versado en latín y abiertamente negligente de la ley del celibato. Estaba completamente dedicado a la causa de la Iglesia, pero era más un jefe de guerra que un obispo.

En 1538 Christian III, rey de Dinamarca ordenó un cambio de religión en Islandia, pero se encontró con la oposición de Ögmundur Pálsson, obispo de Skálholt, así como la de Arason. Kristoffer Huitfeldt, un líder real, tomó prisionero a Ögmundur Pálsson, que era anciano y ciego, y lo llevó a Dinamarca, donde murió en 1542. De hecho, murió a bordo de uno de los barcos de Huitfeld mientras se dirigía a Dinamarca. Sus sucesores fueron obispos luteranos. En consecuencia, el liderazgo de los católicos recayó en el obispo de Hólar, Arason Jón. Mantuvo la defensiva hasta 1548, cuando la sede episcopal de Skálholt quedó vacante por la muerte del apóstata Gissur Einarsson. Luego asumió la ofensiva, con el fin de gobernar la Diócesis de Skálholt con un espíritu católico, y hacer que allí se nombrase un obispo católico.

Marteinn Einarsson había regresado de Dinamarca, confirmado como obispo por el rey, para oponerse a él; pero Jón Arason lo hizo prisionero. Aunque el rey lo suspendió y lo declaró proscrito, Arason se sintió animado por una carta del Papa Paulo III para que continuara sus esfuerzos por extirpar la herejía. Su energía y su celo no conocían límites. En un intento por capturar a su mayor adversario, Dadi Gudmundsson, él mismo fue hecho prisionero y entregado al alguacil del rey, Christian Skriver. El obispo luterano, Marteinn Einarsson, fue puesto en libertad de inmediato, y sin esperar ningún juicio formal, se acordó la decapitación de Arason y dos de sus hijos, Are y Björn, que habían sido firmes aliados de su padre.

Algunos pescadores vengaron la muerte de su obispo matando a Christian Skriver y sus seguidores al año siguiente. El cuerpo de Arason fue luego trasladado, triunfalmente, de Skálholt a Hólar. Como muestra de su veneración por él, el pueblo eligió a su hijo Jón como su sucesor. Pero la elección careció de confirmación. Ahora que el catolicismo no tenía líder, el protestantismo no encontró una oposición abierta. Sin embargo, la gente continuó apreciando la fe de sus padres durante mucho tiempo y consideraban a Arason como un héroe nacional y un mártir. Cinco obispos luteranos de Skail y tres de Hólar fueron descendientes de él, y en tiempos posteriores, entre los conversos en una misión católica dada en Islandia había una mujer descendiente del obispo héroe.


Bibliografía: Biskupa Sogur (Kjoebenhavn, 1858); Islandske Annaler indtil 1578 (Kristiania, 1888); Diplomatorium Islandicum (Kjbhvn, 1857-97); Den Katholske Kirke i Danmark; Skandinavisk Kirketidendes (Kjbhvn, 1859); C.A. MUNCH, Det Norske Folks Historie (Krnia, 1859-63); KEYSER, Den norske Kirkes Historie under Katholicismen (Krnia, 1856); NISSEN, De Nordisk Kirkers Historie (Krnia, 1884).

Fuente: Wang, Erik. "Arason Jón." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1, pág. 678. New York: Robert Appleton Company, 1907. 23 agosto 2021 <http://www.newadvent.org/cathen/01678c.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina