Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 18 de abril de 2019

Escritorio de Convento

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Escritorio (latín, scriptorium) era comúnmente una gran sala apartada en un monasterio para el uso de los escribas o copistas de la comunidad. Cuando no se dedicaba una habitación especial a este propósito, se hacían generalmente en el claustro pequeñas celdas o estudios llamados "cubículos" (carrels), donde cada escribiente tenía una ventana y un escritorio para sí mismo. El ejemplo más perfecto de este arreglo es el claustro de San Pedro, Gloucester, ahora Catedral de Gloucester (vea CLAUSTRO). El escritorio estaba bajo el cuidado del chantre o uno de sus ayudantes llamado el armarius, cuyo deber era proveer todos lo indispensable para los escribas, tal como escritorios, tinta, papiros, plumas, cortaplumas, piedra pómez para suavizar la superficie del papiro, punzones para hacer las marcas guías para las líneas rectas, atriles para los libros a ser copiados, etc. Muchos de estos eran manufacturados en el lugar; así en Westminster el propio chantre hacía la tinta, y tenía que hacerla en el taller del sastre.

Las reglas del escritorio variaban en diferentes monasterios, pero se prohibía la luz artificial por miedo a dañar los manuscritos y siempre se imponía el silencio. Como regla general, los monjes que poseían habilidad como escritores hacían de este su principal, si no su único, trabajo activo. Un escritor anónimo del siglo IX o X dice que la tarea habitual de un escriba era de seis horas al día, que absorbía casi todo el tiempo disponible para el trabajo activo en el día de un monje medieval. Muy a menudo el escritorio de un monasterio desarrollaba algunas peculiaridades de escritura que se perpetuaban durante períodos considerables, y son de gran valor para determinar la fuente de la que proviene un manuscrito. Así en San Albans los escribas durante largo tiempo adoptaron un estilo de escritura peculiar del siglo XIII con largos trazos de ciertas letras dobladas o rotas, mientras que ciertas variaciones especiales de la forma común de deletrear, como imfra para infra, son también peculiares a su trabajo.

Se usaban varios nombres para distinguir las diferentes clases de escritores. En los monasterios el término antiquarii se usaba a veces para los monjes que copiaban libros; los escritores comunes que despachaban el negocio ordinario de la casa se llamaban librarii, o simplemente scriptores. Si un escriba sobresalía en la pintura de miniaturas o de letras iniciales, se limitaba generalmente a ese trabajo, y se llamaba illuminator, mientras que uno que trabajaba principalmente en documentos legales era un notarius.

El precio de los libros variaba mucho en diferentes fechas, pero era siempre lo que ahora llamaríamos bajo, considerando el tiempo y labor requerida. Así en1380 John Prust, un canónigo de Windsor, recibió setenta y cinco chelines y ocho peniques por un Evangelium, o libro de los Evangelios litúrgicos. En 1467 las “cartas” Paston muestran que un escritor e iluminador of Bury San Edmundo recibió cien chelines y dos peniques por un salterio con notas musicales, iluminaciones y encuadernación. En 1469 William Ebesham escribió ciertos documentos legales a dos peniques cada hoja, y un libro en "un centavo la hoja, que es justo lo que vale". Debe observarse que en la invención de la impresión con tipos móviles, aunque el arte nuevo se encontró con la fuerte oposición de los escribas profesionales, los monjes la acogieron comúnmente, como lo demuestra el establecimiento de la prensa de Caxton en los recintos de Westminster y de prensas muy tempranas en Subiaco y otros monasterios.


Bibliografía: MADAN, Books in Manuscript (Londres, 1893); THOMPSON, Handbook of Greek and Latin Paloeography (Londres, 1894); IDEM, Customary of the monasteries. . .of Canterbury and Westminster (Londres, 1902); MAITLAND, The Dark Ages (Londres, 1845); FEASEY, Monasticism (Londres, 1898); GASQUET, English Monastic Life (Londres, 1904).

Fuente. Huddleston, Gilbert. "Scriptorium." The Catholic Encyclopedia. Vol. 13, p. 635. New York: Fuente. Robert Appleton Company, 1912. 16 Nov. 2016 <http://www.newadvent.org/cathen/13635a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina