Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 22 de enero de 2018

Purim

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(Phurim).

El origen del nombre es controvertido: algunos lo derivan de la palabra persa pure (parte, lote), o pur (completo); otros del arameo purah (raíz parar, romper en pedazos). La fiesta fue instituida para conmemorar la liberación de los judíos de las maquinaciones del ministro de Jerjes, Amán, quien había obtenido del rey un edicto para su exterminación; se había echado suertes para la fecha de la masacre, y ésta sería el 13 de Adar (Ester 9,26). A través de la intercesión de Ester, judía, y la reina del reino, el edicto fue revocado, y el 13 de Adar los judíos, seguros de la protección real, se defendieron y mataron a un gran número de sus enemigos (9,16). En Susa (en ese entonces la capital persa) la venganza judía reinó durante dos días, en otras partes del reino por un día (9,17.18). De ahí que el Purim se celebraba el 15 de Adar en Susa, y en otras partes el 14 de Adar.

Reuss (Gesch. des Alten Test., § 473) la identifica con el "Día de Nicanor", y hace al libro de Ester responsable por el nombre Purim, pero esta teoría es refutada por la "Mêgillah Ta’anith" (siglo II d.C.), donde al 13 de Adar todavía se le llama el "Día de Nicanor". Fürst (Kanon des A. T.); y Meier (Heb. Wörterb.) identifica la fiesta con el festival de primavera persa, que se supone los judíos adoptaron en Susa; el Libro de Ester es entonces una mera alegoría, destinada a arrojar un halo nacional sobre la fiesta. Von Hammer (Wien. Jahrb. Lit., 1827) llama a Purim la transformación de la fiesta de Zoroastro Farwadigân (Festival de los Muertos), observada durante los últimos diez días del año. Lagarde (Beitrag zur Gesch. der Religion, 1887) elaboró esta teoría y trajo para su apoyo consideraciones lingüísticas de poco valor.

Grätz (Monatschr. Gesch. u. Wiss. der Jud., XXXV, 10-12) deriva Purim de purah (lagar), y por lo tanto identifica la fiesta con la observancia de las bacanales griegas y romanas, olvidando que cuando se celebra Purim ya la temporada de vino ha pasado. Otros, como Zimmern (Zeitschrift für d. alttest. Wiss., 1891), Jensen (Wiener Zeitschr. für die Kunde des Morgenlandes, VI, 47-209), y Wildeboer ("Comentario sobre Ester" en Marti's "Kurzer Handcomm.", p. 173) desea hacer del Libro de Ester una mera metamorfosis de las leyendas mitológicas. Sin embargo, estas hipótesis tienen una base histórica muy débil y dudosa.

Originalmente el Purim se celebraba sin servicios litúrgicos. Más tarde el Libro de Ester, el Megillah par excellence, se leía al atardecer de la vigilia y en la mañana de la fiesta. Cuando el nombre de Amán aparece en la lectura, la congregación silba, patalea y gesticula, gritando: "¡Que su nombre sea borrado! ¡Que el nombre de los impíos perezca!" El lector da los nombres de diez hijos de Amán en una sola respiración para indicar que murieron en el mismo momento. La vigilia se observa con un ayuno estricto llamado el "ayuno de Ester". La fiesta se celebra con gran solemnidad, y se intercambian regalos. A veces, sin embargo, la fiesta degeneró en ocasión para el desenfreno y libertinaje, y se le añadieron horribles detalles a la diversión (por ejemplo, la quema en un patíbulo de una efigie de Amán). A veces una se quemaba una Cruz para manifestar el odio que se tenía por los cristianos (Cod. Theodos., XVI, VIII, 18). Cuando la fiesta ocurría en un año intercalar, se celebraba dos veces: el 15 de Adar (Pequeño Purim) y el 15 de We-Adar (Gran Purim). Esta fiesta se observaba en general, ya para el tiempo de los Macabeos (2 Mac. 15,37) y Josefo (Antiq., XI, VI, 13). El Purim contribuyó con frecuencia a la preservación de la fe judía, cuando estuvo en peligro inminente. De esto son testigos el Purim cairota y el Purim Vicente. La primera conmemora la liberación de los judíos en El Cairo (1524), la última en Frankfort (1616).


Bibliografía: GREEN, Hebrew Feasts (1886); MEYER, De temp. et fest. hebræorum; IKEN, Antiquitates hebraicæ (Bremen, 1741); RELAND, Antiq. sacr. (Utrecht, 1741); LESÉTRE in VIGOUROUX, Dict de la bible, s.v. Phurim; OPPERT, Commentaire du livre d'Esther in Annales de philos. chrét. (enero 1864); VIGOUROUX, Les livres saints de la critique rationaliste, IV (6ta. ed., París, 1896), 579-93; SCHÜRER, Gesch. des jüd. Volkes im Zeitalter J. C. (4th ed., Leipzig, 1901-7).

Fuente: Souvay, Charles. "Purim." The Catholic Encyclopedia. Vol. 12. New York: Robert Appleton Company, 1911. 19 Feb. 2012 <http://www.newadvent.org/cathen/12580b.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina.