Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 18 de diciembre de 2014

Ostrogodos

De Enciclopedia Católica

Una de las dos tribus principales de los godos, un pueblo germánico. Sus tradiciones relatan que los godos vivían originalmente en ambos lados del Mar Báltico, en Escandinavia y en el Continente. Su morada más antigua registrada en la historia estaba situada en la rivera derecha del Vistula. Ellos salieron de ahí, todos o en parte, cerca de mediados del siglo II, y se establecieron cerca del Mar Negro, entre el Don y el Danubio. Desde allí salían frecuentemente a atacar y saquear las ciudades de Grecia y Asia Menor, y peleaban continuamente con los romanos y las tribus germánicas vecinas. El emperador Decio entró en batalla con ellos en 251. En el 269 cruzaron el Danubio hacia Tracia y fueron derrotados por Claudio; Aureliano los hizo retroceder hacia el Danubio y le dio Dacia. Ahora encontramos a los ostrogodos al este del Río Dniéster, y a los visigodos al oeste. Durante el reinado de Constantino ellos trataron de nuevo de cruzar el Danubio pero fueron repelidos. Durante los años 350-75 los godos se unieron bajo el liderazgo de Ermanarico, el ostrogodo. En 375 fueron conquistados por los hunos. Algunos escaparon a Crimea, donde retuvieron su lenguaje hasta el siglo XVI; la masa del pueblo, sin embargo, permaneció en sus propias tierras y pagaron tributo a los hunos; pero, por el contrario, fueron completamente independientes y elegían a sus propios reyes.

Cuando el imperio de los hunos colapsó tras la muerte de Atila (453), los ostrogodos recobraron su independencia. Sin embargo, tuvieron que entregar a los hunos sus viejas tierras entre el Don y el Danubio, mientras que obtuvieron Panonia de los romanos. Teodorico, quien fue su rey desde 474 a 475, luchó varias veces con el emperador bizantino Zenón, aunque él mantuvo relaciones pacíficas durante la mayor parte de su reinado. El se esforzó en asegurar domicilios permanentes para su pueblo. En 488 salió para Italia, ayudado y alentado por Zenón. Teodorico derrotó a Odoacro, quien reinaba en Italia y fundó en 493 el gran Imperio Ostrogodo, que incluía Italia, Sicilia, Dalmacia, la Alta Recia, y luego Provenza, con la capital Ravena, que estuvo bajo la soberanía bizantina. Teodorico soñaba con una fusión de los teutones y los romanos, con un estado germánico, en el cual dominaran los ostrogodos. El tuvo éxito en establecer la ley y el orden en sus territorios; el arte y la literatura romanos florecieron. Él fue tolerante hacia la Iglesia Católica y no interfirió en asuntos dogmáticos. Se mantuvo tan neutral como fuera posible hacia el Papa, aunque ejerció una influencia preponderante en los asuntos del papado. Él y su pueblo eran arrianos y Teodorico se consideraba a sí mismo como protector y jefe de la secta. Su sucesor no poseyó el vigor y la habilidad necesarios para continuar con su labor.

Su hija Amalasvintha lo sucedió en 526, primero como regente de su hijo Atalarico y, tras la muerte de éste en 534, como reina. Ella fue asesinada por su primo Theodahad, el legítimo heredero al trono. El emperador bizantino Justiniano se convirtió en su vengador y le declaró la guerra a los ostrogodos. Su general Belisario capturó Nápoles en 536. Los godos escogieron a Vitiges como rey, en lugar del incompetente Theodahad, pero él también probó ser un general incompetente. Belisario logró entrar a Ravena en 539 y tomó prisionero a Vitiges. Tras su retirada en 540, los godos reconquistaron Italia bajo su nuevo rey Totila. En 544 regresó Belisario y la guerra continuó con éxito variable. En 551 Narsés se convirtió comandante en jefe en lugar de Belisario, y el año siguiente venció a Totila en Taginae en los Apeninos. Totila murió en la batalla. Los sobrevivientes de los ostrogodos escogieron a Teja como rey, pero fueron prácticamente aniquilados en la batalla cerca del Monte Vesuvio en 553 tras una lucha desesperada en la que Teja murió. Su última fortaleza cayó en 555, tras lo cual los ostrogodos desaparecieron. Los pocos sobrevivientes se mezclaron con otros pueblos y naciones; algunos se romanizaron en Italia, y otros partieron hacia el norte en donde desaparecieron entre varias tribus germánicas. Italia se convirtió en una provincia bizantina.


Fuente: BRADLEY, Los Godos (Londres, 1898); DAHN, Die Könige der Germanen, II-IV (Würzburg, 1861-66); MANSO, Geschichte des ostgotischen Reichs in Italien (Breslau, 1824); HODGKIN, Italia y sus invasores, III, IV (Londres, 1885); HARTMANN, Das italienische Königreich (Gotha, 1897); WIETERSHEIM, Geschichte der Völkerwanderung, I, II (Leipzig, 1880, 81).

Löffler, Klemens. "Ostrogoths." The Catholic Encyclopedia. Vol. 11. New York: Robert Appleton Company, 1911. <http://www.newadvent.org/cathen/11347d.htm>.

Transcrito por Michael Waggoner. Traducido por Marielle Schmitz San Martín. Rev Corr L H M.