Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 13 de noviembre de 2018

La Ciudad de los Reyes, Baluarte de la Fe y Puerto de Salvación

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
Plano de la Ciudad de Los Reyes

Tal como la armadura se adecua a los contornos del cuerpo del “mílite cristiano”, la muralla de la Ciudad de los Reyes debe adecuarse al objeto que es materia de protección y custodia: el Sagrado Corazón de Jesús y los corazones imitativos de sus ciudadanos .

En otra parte hemos afirmado y probado que el carácter cardiomórfico y la devoción de la Ciudad de los Reyes al Sagrado Corazón está, afirmada en la fuente central y los 4 surtidores periféricos de la Plaza Mayor . Según Lohman Villena +++ la muralla, originalmente, tuvo 5 portadas que se corresponderían con las cinco llagas, y un arco ceremonial de entrada a la cabeza del puente, que bien puede significar el costado abierto del Corazón Misericordioso de Jesús. La fuente del Virrey Conde de Salvatierra es jeroglífico de María al Pie de la Cruz, del Sagrado Corazón de Jesús y del Triunfo de la Ciudad y de la Iglesia .

En la alegoría el significado de los símbolos y de cada parte de los símbolos no está sujeto a interpretación. A su vez, cada elemento simbólico se integra al todo.

Que quede claro, desde el comienzo, que estas consideraciones y las que siguen, brotan directamente de los mapas limeños barrocos,de sus orlas y ornamentos, de la muralla toda, del puente de piedra y el arco, y de la portada de las Maravillas.

Lima es una Ciudad Militante, que proclama anticipadamente su victoria, porque tiene por prenda del Triumpho, la Presencia Real de Cristo en la Sagrada Eucaristía, el reinado del Corazón Eucarístico desde el tabernáculo, y la santidad - universalmente proclamada de santa Rosa de Lima, de san Francisco Solano y de santo Toribio de Mogrovejo.

Lima es una ciudad previsora, que no quiere recibir el reproche de Cristo <<ved que estoy a la puerta y llamo>>, sino que , por el contrario, le ha levantado un arco Triunfal, nueva puerta dorada, con campanarios y relox (sic) significando que sea cual fuere el día y la hora en que el Señor se sirva venir en Gloria y Majestad, se le tiene preparado el camino de plata fina de las virtudes colectivas, porque se ha removido toda piedra de escándalo y todo el ripio que embaraza el camino de la salvación.

¿Acaso hemos olvidado que la Ciudad de los Reyes empedraba sus calles con lingotes de plata en la Fiesta de Corpus Christi y obsequiaba a su Amo con arcos de fantasía que levantaba en las cuatro esquinas de la Plaza Mayor?

Puerta dorada de Jerusalén y el puente sobre los torrentes del Cedrón
26992103 1580234238693041 8639121229146571671 n.jpg
Detalle de una de las dos capillas votivas dedicadas a los custodios de la Ciudad, San Miguel Arcángel y San Gabriel Arcángel
San Miguel Arcángel y San Gabriel Arcángeles son custodios de muchas ciudades europeas.Y es natural que se les invoque como tales ya que habiendo fidelísimos y diligentísimos defensores de los derechos de Dios en el Cielo, ¿no iban a hacerlo en la tierra?
Capillas votivas dedicadas a los custodios de la Ciudad, San Miguel Arcángel y San Gabriel Arcángel
Ruta de acceso a la ciudad del Arzobispo, pontifex, quien al trasponer el arco ceremonial tomaba posesión de su sede episcopal, el Arzobispado de Lima después de haber pernoctado en San Lázaro.
Guardianes.jpg


El camino espiritual, que no de otra cosa estamos hablando, es custodiado por San Miguel y San Gabriel Arcángeles que guardan la entrada en dos capillas votivas, significando - por una lado - la expectativa de la ciudad que espera impaciente a Cristo <<como el centinela a la aurora>> y -por otro lado - la lealtad invencible y trimphante (sic) de la Muy noble y fidelísima Ciudad de los Reyes.

El arco confesaba a Dios y al Rey; a diferencia de Jerusalén, la ingrata, que no quiso tener más rey que el César, Lima no quiere tener más Rey que Cristo, ni más Patria que el Cielo, por eso acepta la soberanía del Su Majestad Católica, que es su primer sirviente: el Rey terrestre es reflejo del Espejo del Rey Celeste. Lima ama al Rey de España porque, éste, le ha enseñado a amar al Rey de la Gloria: Cristo es Rey, pero no es Rey de este mundo.

Carolo.jpg
10584496 10152246057997000 1519878923 n.jpg


El Rey de España es aquí el jeroglífico del ingreso a la Ciudad Santa, caballero en mansísimo pollino, en las vísperas de su Pasión voluntariamente aceptada; pero también es jeroglíco de su regreso el día postrero, en que ha de venir como el Rey victorioso montado en brioso caballo de batalla. Los campanarios son jeroglífico de los clarines, atabales y atamboras que anuncian siempre la presencia del Monarca en el campo de batalla. La advertencia es clara: quien no quiera pasar por la puerta de la Misericordia, tendrá que pasar por la puerta de la Justicia.

1875.jpg


Lo que se predica de Lima, se aplica también al Callao. No debe considerarse al puerto, en este caso, como una urbe distinta, porque el Callao y Lima, dependen uno de la otra. Las murallas de ambas deben ser entendidas como una una única fortaleza.

33110857 1688652824517848 594198748192571392 n.jpg


La Plaza Fuerte del Callao
Puerto de salvación.jpg
21270781 1456372081079258 6881945835931654620 n.jpg



Antes de continuar, debemos hacer una precisión; se trata en sentido estricto de murallas espirituales que, para poder ser predicadas y percibidas, se alegorizan bajo los ropajes de la arquitectura militar. Dicho en otras palabras, son realidade invisibles -como ciertamente es el combate espiritual- pero que para poder ser percibidas por el entendimiento humano, son explicadas con realidades tangibles, visibles y conocidas por todos.

¿Hay prueba iconográfica que aporte indicios o pruebe plenamente la exposición precedente? ¡Sin duda alguna! Baste recordar las ilustraciones idealizadas e imaginarias hechas por Guamán Poma de las principales ciudades del naciente virreinato, en tiempos del Virrey Conde de Oropesa, que comienzan con la consideración de la Ciudad del Cielo, que se muestra amurallada porque sirve de modelo a aquéllas.


Tres ciudades.jpg

Nótese que en el caso del Callao, Tucumán, Santiago de Chile y Pisco, se presenta una vista panorámica, en tanto que Lima sólo es figurada en su Plaza Mayor, que es su corazón donde la Iglesia Catedral hace las veces de defensa, porque ahí se han levantado los Reales de Dios, Señor de los Ejércitos . Bien se aplica aquí el lema del emblema: “El corazón de los Reyes está en manos de Dios”.

Manos de Dios.jpg

Estamos siempre siempre en presencia de Dios y nunca lo recordamos, gozamos de la compañía y protección de los Ángeles sin saberlo y nos beneficiamos de la oración de los Santos del Cielo sin oírlas. Además Guamán Poma amuralla a ciudades que nunca tuvieron defensas militares, por lo que se infiere –por comparación de la ciudad del cielo – que se tratan de defensas espirituales, de urbes que persiguen ser reflejo de la Ciudad de Dios.


Hay grabados en los que se representan simultáneamente a la Ciudad de Lima, y a las zonas de Misión del Paraguay y del Tucumán amuralladas, y elevadas al cielo bajo el patrocinio de San Francisco Solano fallecido medio siglo antes de que el Virrey Duque de la Palata mandara levantar las defensas de Lima. Hay un combate espiritual terrenal y un combate espirtual celestial: por eso se representan al mílite cristiano y al ángel con yelmo, armadura, escudo, loriga, espada, cinto y calzas.

670847 201602122033320000002.jpg
Solano.jpg


No hay soldado sin armadura, ni soldado que no pertenezca a un ejército, ni combate sin enemigo; ni asedio sin Plaza Fuerte, Real o Alcázar que se defienda; como tampoco hay nave que maree sin vela y sin gobernalle, menos aún sin puerto para atracar y fondeadero para ancorar.

"La guerra es de por vida en los hombres, porque es guerra la vida, y vivir y militar es una misma cosa", decía Francisco de Quevedo, por eso decimos que es la Iglesia es militante. La victoria sobre los Moros en Lepanto y a la puertas de Viena dejaron una huella ostensible en la Pintura virreinal, dando una renovada atención a Santiago Matamoros y al tema pictórico de la Nave Mística de la Iglesia latina. El tema del atraque de la Nave de la Iglesia en puerto seguro es vísto místicamente, siglos después por san Juan Bosco, que la ve atracando entre las columnas hercúleas e inconmovibles de la Sagrada Eucaristía y de la Inmaculada Concepción, que como sabemos, eran los afanes defensivos del Alcázar Místico limano.


Angeles milites.jpg
604141 470665472983262 1607945488 n.jpg
15085695 973945669378163 3478997251389951549 n.jpg
1391665 561590850557390 338361662 n.jpg
]
Atraque.jpg
Cristo es la puerta estrecha y el camino. En este sentido estricto debe ser considerado, desde la óptica de la Teología, el camino del puente (asociar con la palabra pontífice) y el Arco


La pintura, la música y la retórica del barroco, se articulan en torno de estas ideas fuerza: el mílite cristiano revestido con la armadura de la fe, coaligado con las legiones de ángeles, derrota y arroja al abismo a las legiones infernales. Los ángeles suelen estar representados o bien vestidos con túnicas, o bien revestidos con armadura de estilo romano imperial.

Las prendas militares los revisten cuando el Demonio Maldito, ataca con el mayor furor, “con osado ardor protervo” como diría Roque Ceruti en el villancico de batalla "Al Campo sale María" [1]. En este trance, los Santos ángeles, y quienes pertenecen a Cristo, se revisten con la armadura de la fe, cuyo yelmo es la Gracia de Dios, la loriga es la Justicia, es escudo la Fe, el cíngulo la verdad y las calzas indican que se transitan los senderos de justicia que preparan la paz evangélica.

La emblemática muestra dos tipos de ostentación triunfal: la ostentación de las armas vencedoras (virtudes, fortaleza) y la ostentación de los despojos de los vencidos (vicio, la debilidad). Lima, en la portada de las Maravillas hace ostensión de armas. Sólo se conserva evidencia fotográfica de una portada ostensoria, pero presumimos que, por coincidencia emblemática, debió una haber otra puerta ostensoria, pero con sentido opuesto.

Despojos.jpg
Ostensorios.jpg

El cristiano y los santos ángeles se parapetan tras el escudo de la fe para detener las flechas del basilisco, y ahogan el fuego de la devastación y de la aniquilación que lanza el Dadron ignívomo, con el Fuego Abrasador del Amor de Cristo, que vivifica, purifica y restaura (la Sagrada Comunión, el Purgatorio y la Gloria), que se hace metralla y munición en las espingardas y arcabuces de los Ángeles cuzqueños.

28279502 1607678772615254 7340253485035029902 n.jpg
Angel 1.jpg
Angel 2.jpg



El Callao, y por lo tanto Lima , vivieron siempre con el corazón en la carganta por el riesgo de piratas y filibusteros; en el "El templo de la fama vindicado", el autor reconocer que el defecto más grave del virreinato del Perú fue su debilidad defensiva, como que cierto es, que las costas del virreinato sufrieron bloqueo, ataque y saqueo más de una vez (Clipperton, L'Hermite, Drake etc). Por lo tanto no es de extrañar que en la invocación de las milicias celestiales, se las representara con los pertrechos de los Tercios de Flandes, que era la fuerza de élite europea.

La victoria final se obtiene después de soportar el "asedio" y obstinación del mundo y de los enemigos que son el pecado que ofende a Dios, los demonios que pierden las almas, los herejes que apolillan y corroen la doctrina y, los moros y judíos que niegan la divinidad de Cristo, Dios y Señor Nuestro; y los piratas que roban la bolsa y la vida.

La perla del Pacífico obtiene su oriente cuando canta feliz su victoria, que llega cuando Dios otorga a Lima y a los limeños la llave que abre las puertas del cielo y cierra las del infierno.

Llave 1.jpg

Archivo:Llave 2.jpgTrono Lima.jpg

Scolacordissivea00haef 0414.jpg
Gaz.jpg
El trono con pedestal acojinado simboliza el Buen Gobierno
Virtus.jpg
21730943 1464246670291799 508662148023136398 n.jpg
Trono Lima.jpg
El Sagrado Corazón Eucarístico rige a los habitantes de Lima con la mansedumbre y ternura del Divino Infante, porque quiere ser el Salvador y no es Juez de Lima
Estas son pues, las consideraciones que contempla todo aquel llamado a ser Regente de la Ciudad de los Reyes


Todo esto implica, finalmente que Lima es Ciudad Triumphante, y Ciudad de Paz Evangélica. Todo aquel que quiera ponerse al abrigo de sus murallas deberá deponer las armas del pecado y del escándalo, porque en la Ciudad de Los Reyes impera la Virtud.

José Gálvez Krüger

Director de la Enciclopedia Católica

Enlaces relacionados