Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 21 de mayo de 2022

William Warham

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

William Warham fue arzobispo de Canterbury; nació en Church Oakley, Hampshire, alrededor de 1450; murió en Hackington, cerca de Canterbury, el 22 de agosto de 1532. Fue educado en Winchester School y New College, Oxford, del cual se convirtió en miembro en 1475. Habiendo obtenido su doctorado en leyes, dejó Oxford en 1488 para convertirse en abogado en los tribunales eclesiásticos de Londres, pero dos años más tarde regresó a Oxford como director de la escuela de derecho civil. Su habilidad hizo que lo emplearan en varias embajadas, y su éxito le valió muchos ascensos eclesiásticos. Se convirtió en chantre de Wells (1493), rector de Barley (1495), archidiácono de Huntingdon (1497) y rector de Cottenham (1500).

El 13 de febrero de 1494, había sido designado para el importante cargo legal de Maestro de los Rollos. Mientras estaba ausente en una de sus frecuentes misiones en el extranjero, fue elegido obispo de Londres (octubre de 1501), pero no fue consagrado hasta el 25 de septiembre de 1502. En el intervalo, renunció al cargo de Maestro de los Rollos y fue designado para el puesto más importante de Guardián del Gran Sello. Tan grande era su reputación de erudición y habilidad que rápidamente le siguieron nuevos honores. El 29 de noviembre de 1503, el Papa Julio II lo nombró Arzobispo de Canterbury, y el 21 de enero de 1504, el rey lo nombró Lord Canciller de Inglaterra. Recibió el palio en Lambeth el día de la Candelaria y fue entronizado en Canterbury el 9 de marzo. Tomó una parte principal en todos los asuntos nacionales importantes, y sus poderes como orador fueron muy solicitados en las grandes ocasiones de estado. Su universidad de Oxford lo eligió como canciller en 1506.

En 1509 coronó a Enrique VIII y Catalina de Aragón, y bajo el nuevo rey disfrutó de la misma confianza que bajo Enrique VII hasta que fue eclipsado por la creciente influencia de Wolsey. En 1512 se vio envuelto en una controversia con sus sufragáneos, quienes consideraron que había llevado demasiado lejos la prerrogativa metropolitana, y el asunto finalmente se resolvió mediante un compromiso. Cuando Wolsey fue creado cardenal en 1515, Warham le otorgó el capelo en la Abadía de Westminster y, a partir de entonces, se vio obligado a ocupar el segundo lugar. Antes de Navidad, renunció al cargo de Lord Canciller, como había deseado durante mucho tiempo, por simpatía con la política anti-francesa del rey, y Wolsey recibió el Gran Sello en su lugar.

El poder de Warham disminuyó aún más en 1517 cuando Wolsey fue nombrado legado papal, y desde ese momento en adelante hubo constantes diferencias oficiales entre ellos, aunque sus relaciones privadas continuaron siendo amistosas. Wolsey, como legado, interfirió continuamente con la acción del arzobispo como metropolitano de la provincia del sur y no pocas veces anuló sus decisiones. En asuntos de estado, especialmente en la recaudación de subsidios, apoyó a Wolsey, aunque incurrió en el desprecio de los enemigos del cardenal por hacerlo. Cuando se planteó por primera vez la cuestión del divorcio en 1527, él era el asesor de Wolsey en la investigación secreta sobre la validez del matrimonio del rey. Alrededor de este tiempo su salud comenzó a fallar, y ya no estaba en condiciones de tomar una parte efectiva en los importantes asuntos que siguieron. Al ser seleccionado como jefe del consejo designado para ayudar a la reina Catalina, no hizo nada en su nombre, pero cuando ella le pidió consejo, respondió que no se entrometería en tales asuntos. Se negó rotundamente a oponerse a los deseos del rey, y en el verano de 1530 firmó la petición al Papa rogándole que permitiera el divorcio. Siguió este curso bajo amenazas del rey de que, a menos que él fuera complaciente, toda autoridad eclesiástica en Inglaterra sería destruida.

A la caída de Wolsey, el rey deseaba que todo el caso se sometiera a la decisión de Warham, pero el Papa se negó alegando que su firma de la petición lo convertía en un juez no apto. Cuando todo el clero de Inglaterra fue sometido a un praemunire por haber reconocido la autoridad legatina de Wolsey, el rey aprovechó la oportunidad para obligarlos a declararlo cabeza de la Iglesia. Warham propuso una enmienda que lo reconociera como "protector y señor supremo de la Iglesia y, en la medida en que la ley de Cristo lo permita, cabeza suprema". Esto se llevó a cabo en ausencia de oposición y se permitió al clero comprar su perdón por una gran suma.

Finalmente, Warham se dio cuenta de la gravedad de la posición y el 24 de febrero de 1532 protestó formalmente contra todas las leyes del Parlamento que derogaban la autoridad del Papa o las prerrogativas de Canterbury. El rey incitó al parlamento a hostigar al arzobispo con una petición de reparación de agravios contra sus tribunales. Con un destello de su antiguo espíritu y habilidad, devolvió una respuesta capaz, pero esto no satisfizo ni al rey ni al parlamento, y el 15 de mayo se les arrancó la "sumisión del clero". Tres meses después, Warham murió, dejando sus libros para dividirlos entre Winchester, All Souls y New Colleges en Oxford. No tenía nada más que dejar, debido a su extrema munificencia en el apoyo a las organizaciones benéficas públicas, en el ejercicio de la hospitalidad y en la ayuda a los eruditos, como Erasmo. Su propia vida privada fue sencilla y austera, por lo que murió "sin dinero y sin deudas". Su retrato de Holbein está en Lambeth, y el dibujo original se conserva en la colección del rey en Windsor.


Bibliografía: POLYDORE VERGIL, Anglia Historia (Basle, 1555), Memorials of Henry VII, ed. GAIRDNER in R.S. (London, 1858); Letters and Papers of Richard III and Henry VII, ed. GAIRDNER in R.S. (London, 1861-3); State Papers of Henry VIII (London, 1831- 52); CAMPBELL, Materials for a history of the reign of Henry VII in R.S. (London, 1873-7); HOOK, Lives of the Archbishops of Canterbury (London, 1860-84); CAMPBELL, Lives of the Lord Chancellors (London, 1845-60); FOSS, The Judges of England (London, 1848-64); BREWER, Reign of Henry VIII to death of Wolsey (London, 1884); LINGARD, History of England; GAIRDNER in Dict. Nat. Biog., s.v.

Fuente: Burton, Edwin. "William Warham." The Catholic Encyclopedia. Vol. 15, págs. 554-555. New York: Robert Appleton Company, 1912. 21 Jan. 2022 <http://www.newadvent.org/cathen/15554a.htm>.