Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 15 de diciembre de 2019

William Habington

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Poeta e historiador; nació en Hindlip, Worcestershire en 1605; murió en 1654; hijo de Thomas Habington el anticuario. Fue educado en San Omero en Paris. La información dada por Anthony à Wood en su “Athenae” acerca del retorno de Habington a Inglaterra “para escapar de la persecución de los Jesuitas para que se una a su orden” se apoya solo en una vaga afirmación del ex-Jesuita Wadsworth en su “Peregrinaje Ingles Castellano”. Habington se casó con Lucy, hija de William Herbert, Barón de Powis, y uno o dos años después de su matrimonio, en 1634, publicó su famosa “Castara”, una serie de poemas, dedicados en su mayoría a su esposa. En 1635 y en 1640 la segunda y tercera edición aumentada del respectivo libro. Los poemas son e su mayoría cortos, y muchos de ellos son sonetos, y otros son prosas, caracteres como este son los que estaban a la moda en ese entonces. Unos cuantos versos están dedicados a sus amigos, uno de estos es Ben Jonson. Toda la poesía de “Castara” muestra una imaginación peculiarmente refinada y pura. Siempre es melodiosa y de calidad, y contiene algunos pasajes de real belleza. Es marcada, pero no excesiva, por las cualidades “metafísicas” que predominaron en la mayoría de los versos Carolinos. En 1640 Habington también publicó una tragedia romántica, la “Reina de Aragón”, de menor interés debido a su calidad dramática, la cual es pequeña, a excepción de algunos pasajes especiales que muestran la libertad de pensamiento del poeta acerca de algunas cuestiones políticas y sociales. Fue actuado en la Corte. En el mismo, 1640, produjo una prosa, “Historia de Eduardo IV”, impresa nuevamente en la “Historia Completa de Inglaterra”, de Kennet (Londres 1706), Wood afirma que fueron escritas y publicadas al deseo del rey Carlos I. En 1641 siguió “Observaciones sobre la Historia”, una serie de cortos reflexivos a favor de grandes acontecimientos en Europa, como (él dice) “me impresionaron en la lectura e hicieron que la imaginación permaneciera asombrada en la vicisitud del tiempo y el dinero”. Las afirmaciones del profesor Saintsbury acerca de Habington muestran que “él es de confianza distinguida por sus contemporáneos por una estricta y remarcada decencia de pensamiento y lenguaje”.

K.M. WARREN

Transcrito por Christine J. Murray

Traducido por Alonso Teullet