Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 18 de febrero de 2019

Weingarten

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Una abadía Benedictina suprimida, cerca de Ravensburg. Württemberg, fue fundado originalmente como un convento en Altdorf poco después del 900 por Henry Guelph. Después las monjas fueron reemplazadas por canónicos, pero volvieron de nuevo en 1036. Guelph III cambió las monjas por los monjes Benedictinos de Altomunster en 1047. E monasterio se destruyó por el fuego en 1053 y Guelph III cedió a los monjes su castillo de las colinas vecinas y en adelante el monasterio se conoció como Weingarten. Fue dotado tan liberalmente que, aunque se destruyó totalmente seis veces, y dos veces parcialmente destruido por el fuego, siempre fue reconstruido, y seguía siendo el más rico y más influyente de los monasterios Suabianos. Su disciplina nunca decayó seriamente, excepto a finales del siglo quince y principio del dieciséis, debido principalmente a las invasiones de algunos abades comendadores y a la opresión de los alguaciles. Inmediatamente antes de su supresión en 1802 comprendía cuarenta y ocho monjes, diez de los cuales residían en el priorato dependiente de Mofen. Su territorio se extendía por seis millas cuadradas alemanas, con aproximadamente 11.000 habitantes. Al presente, el monasterio sirve como cuarteles para un regimiento de infantería y la iglesia de la abadía como la iglesia de la parroquia del pueblo de Weingarten. La iglesia, reconstruida en 1715-24 en el estilo barroco italiano-alemán según los planes de Franz, es la segunda más grande en Württemberg.

El tesoro más grande de Weingarten era su reliquia famosa de la Sangre Preciosa, todavía conservada en la iglesia de Weingarten. Su leyenda corre así: Longino, el soldado que abrió el costado del Salvador con una lanza, cogió algo de la Sangre Sagrada y lo conservó en una caja de plomo, que después él enterró a Mantua. Descubriéndose milagrosamente en 804, la reliquia era exaltada solemnemente por León III, pero enterrada de nuevo durante las invasiones húngaras y normandas. En 1048 se re-descubrió y se exaltó solemnemente por el Papa León IX en presencia del emperador, Enrique III, y muchos otros dignatarios. Se dividió en tres partes, una de las cuales el papa llevó a Roma, la otra se le dio al emperador, Enrique III, y la tercera permaneció en Mantua. Enrique III dio su porción de la reliquia al Conde Baldwin V de Flanders, quien la dio a su hija Juditha. Después de su matrimonio con Guelph IV de Bavaria, Juditha presentó la reliquia a Weingarten. La presentación solemne tuvo lugar en 1090, el viernes después de la fiesta de la Ascensión, y se estipuló que anualmente en el mismo día, que llegó a conocerse como Blutfreitag, la reliquia debe llevarse en procesión solemne. La procesión se prohibió en 1812, pero desde 1849 tiene lugar todos los años de nuevo. Es conoce popularmente como el Blutritt. La reliquia es llevada por un jinete, der heilige Blutritter, en lomo de caballo, seguido por muchos otros jinetes, y muchas miles de personas a pie. El relicario, anteriormente de oro sólido, adornado con numerosas joyas, y valorado en aproximadamente 70,000 florines, fue confiscado por el Gobierno al suprimirse el monasterio y fue reemplazado por una imitación cobriza dorada.

De los abades los siguientes merecen mención: Conrado II von Ibach (1315-36), autor del "Ordo Divini Officii" (ed. Hess, loc. cit. infra), importante para la historia de liturgia (su Vida, escrita en el siglo decimocuarto, fue editada por Giesel en el suplemento a "Wurttembergische Vierteljahresschrift", XIII, Stuttgart, 1890, 39-44); Gerwig Blaser (1520-67), líder del partido católico de Alta Suabia durante la Reforma; Jorge Wegelin (1587-1627) durante cuyo abadiato Weingarten disfrutó su mayor prosperidad religiosa; Sebastián Hyller (1697-1730), quién reconstruyó la iglesia y monasterio; Plácido Benz (1738-45), Dominico Schinzer (1745-84), y Anselmo Rittler (1784-1804), los tres hombres de aprendizaje que promovieron la actividad literaria de sus monjes. Monjes famosos para sus producciones literarias son: Gabriel Bucelin (m. 1681); Anselmo Schnell (m. 1751), autor de las labores teológicas y ascéticas; Gerardo Hess (m. 1802), historiador; Meingosus Gaelle (m. 1816), escritor de matemática y física; Leonardo Ruff (m. 1828), autor de numerosos sermones.

BUSL, Die ehemalige Abtei Weingarten (Ravensburg, 1890); SAUTER, Kloster Weingarten (Ravensburg, 1872); Ausfurhliche Geschichte des Klosters Weingarten (Ravensburg, 1865); SCHURER, Das hl. Blut in Weingarten (Waldsee, 1880); HESS, Prodromus monumentorum Guelficorum seu catalogus abbatum imperialis monasterii Weingartensis (Augsburg, 1781); LINDNER, Professbuch des Benedictinerklosters Weingarten (Kempten, 1909).

MICHAEL OTT Trascrito por Michael T. Barrett Dedicado a los monjes de Weingarten

Traducido por Jorge Meneses-Ryan