Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 3 de diciembre de 2020

Valerian Kalinka

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Historiador Polaco, nació cerca de Cracovia en 1826; murió en Jaroslaw en 1886. Huyó de Polonia en 1846 debido a enredos políticos, trabajó en el periódico “Czas” en 1848, pero finalmente tomó refugio en Paris, donde su primer trabajo fue escrito – “Galicia und Cracoio”, una figura histórica y social de la ciudad, entre 1722 y 1850. Más tarde pensó en escribir la historia de la emigración Polaca, pero eventualmente eligió editar una edición semanal del periódico titulado “Noticias Políticas Polacas”, para el cual los principales contribuyentes eran él mismo y Klaczko. A pesar de estar prohibido en todas partes, logró subsistir en Posen por cuatro años, lidiando con todo aspecto de la vida política nacional Polaca. Los artículos que Kalinka escribía mostraban un práctico conocimiento de la ley, administración, historia y estadísticas, y tenían que ver en su mayoría con la vida interna de Polonia. Después de 1863, buscando documentos para escribir la vida del Príncipe Adam Czartoryski, se topó con unos importantes documentos. Los cuales publicó en dos volúmenes, como “Los Últimos Años de Stanislaus Augustus” (1787-95). Esta obra lo ubicó de una sola vez en el primer rango de los escritores Polacos. Polonia no tenía todavía un historiador de ese nivel, especialmente en el campo de la diplomacia y política extranjera. Mientras dibujaba una nueva línea, cuidadosamente señalaba los errores del pasado, mostrando como podrían haber sido evitados. Szujski, a pesar de ser desconocido para Kalinka, estaba al mismo tiempo trabajando en la misma dirección. Ambos fueron acusados de socavar el auto respeto patriótico, de disminuir a Polonia ante los ojos extranjeros y de destruir la veneración por el pasado. En el prefacio a esta obra, Kalinka ya había respondido a estos cargos. Un Polaco no es menos Polaco cuando aprende de errores pasados como servir mejor a su patria. Por este tiempo Kalinka entró al noviciado de los Padres de la Resurrección en Roma, donde, ahorró para unas pocas vivistas a Galicia, subsecuentemente residió hasta 1877, luego de que en una visita a las misiones Católicas en Bulgaria, se convirtiera en capellán de un convento en Jaroslaw. Estando aquí, aparece en 1880 el primer volumen de su “Sejmczteroletni” (La Dieta de los Cuatro Años). La literatura polaca no tiene un libro mejor, y ninguno el cual su perusal sea más dolorosa. Exhibe todas las debilidades de los líderes en Polonia, y todas sus pifias políticas. A los muchos reproches violentos a los que llamó, Kalinka responde: “La historia llama primero por la verdad; y la verdad no puede dañar al patriotismo.” Un estilo grave, agrupación artística, una narrativa fiable de los hechos, una profunda penetración política, y un espléndido talento literario hicieron de este libro la más grande lección histórica en el idioma Polaco. El segundo volumen, superando aún al primero, apareció en 1886, y con este llegó a su fin la labor de treinta años de Kalinka. No fue solo un profundo y vidente político, y uno de los mejores historiadores Polacos, sino también uno de su más entusiastas sacerdotes.

S. TARNOWSKI

Transcrito por Czeglédi Erzsébet

Traducido por Alonso Teullet