Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 24 de agosto de 2019

Urbs beata Jerusalem

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

La primera línea de un himno, probablemente del siglo siete u ocho, que comprende ocho estrofas (junto con una gloria in excelsis) de la forma:

Urbs beata Jerusalem, dicta pacis visio, Quæ construitur in coelo vivis ex lapidibus, Et angelis coronata ut sponsata comite.

Cantado en el Oficio de la Dedicación de una Iglesia, las primeras cuatro estrofas eran frecuentemente asignadas a las Vísperas y a las Maitines, y las cuatro últimas para las Laudes. En la revisión hecha por los correctores bajo el mandato de Urbano VIII (verse el Breviario) el ritmo trocaico, no cuantitativo, y el acento rítmico fue cambiado a cuantitativo, y de verso yámbico (con una sílaba adicional), y la estrofa aparece en el Breviario con líneas divididas:

Coelestis Urbs Jerusalem, Beata pacis visio Quæ celsa de viventibus Saxis ad astra tolleris, Sponsæque ritu cingeris Mille Angelorum millibus.

El himno original para las Laudes (Angularis fundamentum lapis Christus missus est) fue cambiado a “Alto ex Olympi vertice”,etc. Himnólogos, Católicos y no Católicos criticaron por igual la obra de los correctores en general. De este himno en particular algunos piensan que, a pesar de que no sufrió tanto como otros, perdió mucha de su belleza en la revisión; otros declaran que fue admirablemente transformado sin cambiar indebidamente el sentido. Sin embargo esto puede ser, el ritmo cambiado y la sílaba adicional no desanimó a los editores del antifonario de Ratisbon de incluir una melodía, que encajaba admirablemente con el ritmo de la “Pange lingua gloriosi”, pero que fue aguada y ejecutada de una manera difícil de cantar cuando fue actualizada al ritmo inverso del “Coelestis Urbs Jerusalem”. Una revisión textual diferente, atribuida a Sebastián Besnault, aparecida en el Breviario de Sens en 1626:

Urba beata, vera pacis Visio Jerusalem, Quanta surgit! Celsa saxis Conditor viventibus: Quæ polivit, hæc cooptat Sedibus suis Deus.

Neale piensa que esta es inferior a la original, pero superior a la revisión Romana. Roundell admite que hay manchas en el original que sugieren una enmendadura, pero piensa que la versión Romana deja fuera “ mucha de la fantasía de la arquitectura”, y nota que el Breviario de Sens omitió “toda la concepción de la Ciudad Celestial, como una novia adornada para su esposo”. No obstante considera a las revisiones, si son miradas como nuevos himnos, “espirituales y atractivas”. El Breviario Parisiano de 1736 da la forma:

Urbs Jerusalem beata Dicta pacis visio Quæ construitur in coelis Vivis ex lapidibus, Et ovantum coronata Angelorum agmine. El himno encuentra su inspiración Bíblica en Eph., ii, 20; I Pet., ii, 5; Apoc., xxi.

Incluyendo todas las formas del himno, existen aproximadamente 30 traducciones al verso Inglés.

H. T. HENRY Transcrito por Christine J. Murray Traducido por Alonso Teullet