Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 5 de abril de 2020

Thoma Falkner

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Nació el 6 de octubre, 1707. Falleció el 30 de enero de 1784. Fue hijo de Thomas Falkner, un boticario de Manchester, y recibió la educación primaria en la escuela de la misma ciudad. Después, habiendo estudiado medicina bajo la tutela del renombrado Doctor Richard Mead, se convirtió en cirujano y practicó la medicina en su tierra natal. Como su salud era débil, se le aconsejó que viajase por mar. A bordo del "Assiento", un buque que navegaba la ruta comercial a Guinea y que llevaba esclavos de esa nación a Buenos Aires, conoció al capellán del navío quien lo invitó a trabajar en el mismo barco como cirujano. Esto tuvo lugar en el año, o cerca del año de 1731. Al llegar a Buenos Aires estaba tan enfermo que el capitán se vio obligado a dejarlo en esa ciudad, a cargo del Padre Mahoney, superior del colegio jesuita. En ese sitio no sólo recuperó la salud sino que hasta fue recibido en la Iglesia. El 15 de mayo de 1732 ingresó a la Compañía de Jesús, como miembro de la provincia de Paraguay. Luego de un período de trabajo en el colegio jesuita de Córdoba de Tucumán, partió como misionero a los Puelches, cerca de Río Legundo. Sus conocimientos médicos y mecánicos le sirvieron para ejercer una influencia considerable entre los indígenas y, en 1740, o un poco después de esa fecha, fue enviado a ayudar al Padre Strobel en su exitosa campaña a favor de los indios patagones en Cabo San Antonio. Trabajó por más de treinta años entre los patagones, hasta 1768, cuando los jesuitas fueron expulsados de Sudamérica. Entonces retornó a Inglaterra donde, en 1771 ó 1772 se convirtió en parte de la provincia inglesa de la Compañía.

Fue nombrado capellán del señor Berkeley de Spetchley, y allí, además de realizar sus funciones sacerdotales, escribió una relación de sus experiencias en la Patagonia, que fue publicada en Hereford en 1774 bajo el título de "Una Descripción de la Patagonia y regiones colindantes de Sudamérica, con una gramática y un breve vocabulario, y algunas características de las Islas Malvinas (Falkland, en inglés)". El libro, tal como se publicó, no fue obra original de él, sino que se trata de una compilación realizada por Wiliam Combe, quien utilizó los apuntes de Falkner. Kirk (ver abajo) cita un comentario hecho por el reverendo Joseph Berington: "El Sr. Falkner fue un hombre de mente vigorosa, muy ejercitado en varios campos de la ciencia, y si se le hubiera permitido narrar su experiencia a su manera, con su mente tan llena de anécdotas y acontecimientos, en los que él gustaba de profundizar, hubiésemos tenido una actuación interesante y divertida. Pero sus apuntes fueron puestos en manos del difunto señor Robert Berkeley de Spetchley, quien los despojó de todo su espíritu original. Esa persona los convirtió en lo que ahora son". Pero aunque el señor Berkeley escribió el prefacio, la responsabilidad de amansar el escrito recayó en Combe. Mas incluso en su forma castrada el libro fue un éxito y pronto fue traducido al alemán, español y francés. Otra relación del Padre Falkner acerca de los patagones se encuentra en las obras de Thomas Pennant, quien describió su ensayo como "formado a partir de la relación del P. Falkner, un jesuita, quien convivió con ellos durante treinta y ocho años". Al dejar Spetchley, se convirtió en capellán del señor Berington de Winsley en Herefordshire, y luego de la familia Plowden de Plowden Hall en Shropshire. Después de su muerte, acaecida en ese último sitio, los jesuitas españoles que lo habían conocido en América del Sur se mostraron deseosos de obtener sus obras no publicadas, que incluían tratados acerca de los productos botánicos y minerales de América y "las enfermedades americanas, curadas con medicinas americanas". Afirma el P. Caballero, S.J. que él también había editado los "Volumina duo de anatomia corporis humani".

EDWIN BURTON

Transcrito por Kenneth M. Knight.

Traducido por Javier Algara Cossío.