Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 25 de abril de 2019

Sebastiano del Piombo

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(SEBASTIANO LUCIANI)

Pintor retratista veneciano. Nació en Venecia en 1485, y murió en Roma en 1547. Fue conocido como del Piombo, por la oficina que le confirió a su cargo Clemente VII, o cuidador o guardador de los sellos. Fue alumno de Giovanni Bellini y luego de Giorgione. Su primera idea llegó a ser religiosa o eclesiástica, y es muy probable que tomó órdenes menores y muy probablemente haya tenido intenciones de seguir la carrera del sacerdocio. Pero estaba muy interesado en música, y dedicó considerable tiempo al estudio del arte, y de allí fue conocido de Giorgione, un músico inteligente. Es posible que este artista le haya inducido a postergar sus decisiones sobre la carrera sacerdotal, y que le diera atención a la pintura.

Fue Giorgione quien recomendó que entrara en el estudio de Bellini y luego trabajara con Giorgione en su propio estudio. Desde el tiempo en que llegó a conocer a este artista, ya no tenemos noticias de su intención para proseguir con la carrera eclesiástica. Sus pinturas iniciales fueron realizadas en Venecia, pero fue invitado a Roma por Agostino Chigi, quien para ese entonces participaba en la construcción del palacio Farnesina. Varios de los decorados de los cuartos fueron puestos bajo la responsabilidad de Luciani. Su trabajo atrajo la atención de Miguel Angel y los dos hombre llegaron a ser buenos amigos.

Un poco más tarde, Rafael vio su trabajo y lo alabó entusiasmado, pero nunca llegaron a ser amigos, debido a la rivalidad entre Miguel Angel y Rafael, y la amistad de Luciani con el primero de los mencionados. Los trabajos de Luciani realizados en Roma y en Viterbo muestran la fuerte influencia de Miguel Angel. La grandiosidad de la composición no podía venir de ningún otro artista de su tiempo, pero la magnificencia del color no tiene nada de relación con el gran escultor, y es resultado del genio de Luciano.

Un evento muy especial en la carrera de Luciani está relacionado con la comisión que se le dio a Rafael en cuanto a pintar el cuadro de la “Transfiguración”. El Cardenal Di Medici, quien comisionó el trabajo, deseaba al mismo tiempo dar una pieza de altar a la catedral de Narbone y comisionó un trabajo llamado la “Resurrección de Lázaro”, el que debía ser de las mismas dimensiones del trabajo de la “Transfiguración”. Los dos trabajos fueron finalizados casi al mismo tiempo y fueron exhibidos.

Fue perfectamente evidente que Luciani poseía una gran influencia y asistencia de Miguel Angel, pero los colores fueron realmente magníficos y los efectos sobresalientes, que llegó a crear gran impresión en Roma. Sin embargo, con la “Transfiguración” de Rafael, que fue reconocida como una gran pintura, el trabajo de Luciani fue universalmente admirado. La pintura está ahora en la Galería Nacional inglesa.

Luciani pintó muchos retratos, uno del Cardenal De Medici, otro de Aretino, más retratos de miembros de la familia Doria, y de Farnese, y de los Gonzaga, y uno muy notable de Baccio Bandinelli el pintor. Sus pinturas estuvieron caracterizadas por vigor y colorido, dulzura, y gracia. Sus retratos fueron muy realistas y parecían con vida, con muchos detalles, muy bien dibujados, pero el rasgo más importante de su trabajo fue la calidad de su color, y la atmósfera de delicadeza que le daba en el entorno.

En muchas de sus pinturas el colorido es muy fresco, como si estuviese recién pintado, y esto es especialmente cierto en el caso de las pieles; en otras pinturas esto ha tendido a desvanecerse. Luego de la muerte de Rafael, él fue reconocido como el maestro de pintores de Roma, y fue de allí que adquirió su posición de cuidador de los sellos, una oficina que fue importante y lucrativa, y que le permitió tener más tiempo libre. Su muerte tuvo lugar cuando estaba pintando la capilla de la familia Chigi, un trabajo que fue finalizado por Salviati.

Sus pinturas pueden ser estudiadas en Florencia, Madrid, Nápoles, Parma, San Petesburgo, y Travesio; tres de los retratos más notables que hizo están en Nápoles y Parma, y el muy bien acabado retrato del Cardenal Pole, está ahora en San Petesburgo.

Véase VASARI's Lives of the Painters, various editions; y CLAUDIO TOLOMEI, citado por LANZI, y conocido como Pitturi di Lendinara.

GEORGE CHARLES WILLIAMSON Transcripción de Richard Hemphill Traducción al castellano de Giovanni E. Reyes