Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 25 de marzo de 2019

Santa Tecla

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Abadesa benedictina de Kitzingen y Ochsenfurt. Se desconoce su fecha de nacimiento; murió en Kitzingen aproximadamente en 790 o más tarde. San Bonifacio, Apóstol de Alemania, mantuvo una constante e íntima correspondencia con la comunidad de Wimborne, Dorset, y con la abadesa, Tetta, en 748-749.

Entre las monjas más ilustres y notables de la comunidad, estuvo Tecla, familiar de Santa Lioba, a quien acompañó desde Wimborne y bajo la misma norma de vida, estuvieron un tiempo en Tauberbischofsheim, hasta que San Bonifacio nombró a una nueva abadesa para la recién fundada Abadía de Ochsenfurt. Más tarde, a la muerte de Santa Adelheid o Hadelonga, la fundadora y primera abadesa de Kitzingen, Santa Tecla fue llamada a ocupar el puesto de abadesa.

Tanto el Martirologio Romano como el Inglés, conmemoran su día el 15 de octubre, otros lo hacen el 27 o 28 de septiembre. El nombre de Tecla no aparece en la lista de abadesas de Kitzingen, pero generalmente se acepta que ella fue designada como Heilga, o “la Santa”; a menos que se acepte esto, la lista debe ser considerada como interpolada. Entre las cartas de San Bonifacio, se encuentran las dirigidas a Lioba, Tecla, y Cynehilde, como quienes encabezaban comunidades religiosas separadas.

El tono de la correspondencia da a conocer que tanto habían las monjas incursionado en los temas intelectuales del apostolado. San Bonifacio da la impresión de haber tenido un triple propósito en la referencia a estas tres monjas anglosajonas como sus asistentes: a fin de propagar la propia observancia de la Norma Benedictina en las nuevas fundaciones; para introducir esa norma en los monasterios que ya se habían fundado, y para restaurar tal observancia en otras comunidades; y finalmente para llevar una actitud indulgente y gentil, ante la fiereza de las mujeres teutonas, tanto por ejemplo como en función de la educación que impartían a sus niños.

La que fue una arruinada capilla de Santa Tecla, en el islote de Severn, parece ser una construcción dedicada a nuestra Santa, ya que existen referencias por parte de Walston, obispo sajón. Algunos han tratado de probar que Santa Tecla fue una de las monjas de Parking a quien San Aldhelm dedicó su “Tratado sobre la Virginidad”, pero este tratado fue escrito antes de 705, y Santa Lioba fue a Alemania entre 748-49, es evidente que su discípula que la sobrevivió, no fue esta monja de Barking.

Ochsenfurt declinó gradualmente, muy probablemente influenciado este fenómeno, por la cercanía de Kitzingen. No existen registros de que se haya tenido una abadesa después de Santa Tecla. Kitzingen fue utilizado con fines seculares por los margraves de Bandenburgo, a quienes se había incluido en el uso de 1440 a 1629. En este último año fue redimido por Felipe Adolphus, Obispo de Würzburg, y restaurado por John Godfrey de Guttenberg, como escuela para las ursulinas.

En 1803 el instituto de las ursulinas fue secularizado, y actualmente la abadía se encuentra en manos de los protestantes y sirve como su iglesia parroquial. Las tumbas de Santa Tecla y Santa Adelheid en esta iglesia, fueron profanadas en la Guerra de Campesinos de 1525; un fanático de Kitzingen usó las cabezas para jugar. Cuando la iglesia fue reconstruida (1695) los venerables cuerpos cubiertos. El monasterio comprende también una escuela para niñas tanto católicas como protestantes, apartamentos para algunos maestros y el distrito de la corte. El castillo de la abadesa es propiedad privada.

Acta SS., Oct., VIII; KYLIE, The English Correspondence of St. Boniface (London, 1911); ANON., Life of St. Lioba (London); HOPE, St. Boniface and the Conversion of Germany (London, 1877); KURTH, St. Boniface (Paris, 1902); SEITERS, Bonifatius, der Apostel der Deutschen (Mainz, 1845); SCHNÜRER, Bonifatius (Mainz, 1909).

GERTRUDE CASANOVA Traducción al castellano de Giovanni E. Reyes