Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 29 de enero de 2020

Santa Margarita de Escocia

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Nacida alrededor de 1045, murió el 16 de noviembre de 1092. Fue hija de Eduardo “Outremere”, o “el Exiliado”, y de Ágata, pariente de Gisela, la esposa de San Esteban de Hungría. Era la nieta de Edmundo Ironside. Una tradición afirma que el padre de Margarita y su hermano Edmundo fueron enviados a Hungría por seguridad durante el reinado de Canuto, pero en ese país no se han encontrado pruebas de este hecho. El día del nacimiento de Margarita no se puede determinar con precisión, pero debe haber tenido lugar entre los años 1038, año de la muerte de San Esteban, y 1057, cuando su padre regreso a Inglaterra. Parece ser que Margarita regresó con él en esa ocasión y, en su muerte y la conquista de Inglaterra por los Normandos, su madre Ágata decidió regresar al continente. Sin embargo, una tormenta desvió su barco hacia Escocia, donde Malcolm III recibió al grupo bajo su protección, subsecuentemente tomando a Margarita como esposa. Este evento fue postergado por un lapso de tiempo en vista del deseo de Margarita de entregarse totalmente a la vida religiosa, pero se llevó a cabo algún tiempo después, entre 1067 y 1070.

En su posición como reina, toda la gran influencia de Margarita fue lanzada sobre la causa de la religión y la piedad. Se realizó un sínodo, y entre sus reformas especiales instituidas, las más importante fue la regulación del ayuno cuaresmal, cumplimiento de la comunión de la Pascua, y la supresión de ciertos abusos respecto del matrimonios dentro de los grados prohibidos. Su vida privada estuvo dedicada a una constante oración y prácticas de piedad. Fundó varias iglesias, incluyendo la Abadía de Dunfermline, construida como santuario de su más preciado tesoro, una reliquia de la Cruz verdadera. Su libro de los evangelios, ricamente adornado con joyas, el cual arrojó al río cierto día, y que fue milagrosamente recuperado de acuerdo a la leyenda, está ahora en la biblioteca Bodleian de Oxford. Ella predijo el día de su muerte, ocurrida en Edimburgo el 16 de noviembre de 1093, y su cuerpo fue sepultado ante el altar mayor de Dunfermline.

En 1250 Margarita fue canonizada por Inocencio IV, y sus reliquias fueron trasladadas el 19 de junio de 1259, a un nuevo santuario, la base del cual es todavía visible detrás del moderno muro de la iglesia restaurada. En la Reforma su cabeza pasó a la posesión de María Reina de Escocia, y después fue obtenida por los Jesuitas en Douai, donde se cree que se deterioró durante la Revolución Francesa. De acuerdo a George Conn, “De duplici statu religionis apud Scots” (Roma, 1628), el resto de sus reliquias, juntas con las de Malcolm, fueron adquiridas por Felipe II de España, y puestas en dos urnas en la Escorial. Donde, sin embargo, el Obispo Guilleis de Edimburgo las solicitó a través de Pío IX para su restauración en Escocia, no se pudieron encontrar.

La autoridad principal sobre la vida de Margarita es la biografía contemporánea impresa en “Acta SS.”, II, Junio, 320. La autorización ha sido atribuida a Turgot, el confesor de la santa, un monje de Durham y después Arzobispo de San Andrés, y también a Theodoric, un monje poco conocido; pero a pesar de la mucha controversia el punto permanece sin resolver. La fiesta de Santa Margarita ahora se observa por toda la Iglesia el 10 de junio.

Acta SS.,II, Junio, 320; CAPGRAVE, Nova Legenda Angliae (Londres, 1515), 225; WILLIAM OF MALMESBURY, Gesta Regum in P.L., CLXXIX, también en series de rollos, ed. STUBBS (Londres, 1887-9); CHALLONER, Britannia Sancta, I (Londres,1745), 358; BUTLER, Vida de los Santos, 10 de Junio; STANTON, Menology de Inglaterra y Wales (Londres, 1887), 544; FORBES-LEITH, Vida de Santa Margarita... (Londres, 1885); MADAN, The Evangelistarium de Santa Margarita en Academy (1887); BELLESHEIM, Historia de la Iglesia Católica en Escocia, tr. Blair, III (Edimburgo, 1890), 241-63.

G. ROGER HUDDLESTON Trascrito por Anita G. Gorman Traducido por Alma del Rosario Guerra