Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 25 de marzo de 2019

Santa Eulalia de Barcelona

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Una mártir española en la persecución de Diocleciano (12 de febrero de 304 ), patrona de la catedral y la ciudad de Barcelona, también de los marineros. Los Hechos de su vida y su martirio fueron copiados a inicios del siglo doce, y con elegante concisión, por el docto eclesiástico Renallus Grammaticus (Bol. acad. hist., Madrid, 1902, XLI, 253-255). Su fuente histórica principal es un himno latino de mediados del siglo séptimo de Quirico, Obispo de Barcelona, amigo y correspondiente de San Ildefonso de Toledo y de Tajo, Obispo de Zaragoza. Este himno, idéntico al de Prudencio (Peridstephanon, III) para la fiesta de Santa Eulalia de Mérida (10 de diciembre de 304), fue preservado en la Iglesia Visigoda y ha llegado a nosotros a través de la Liturgia mozárabe.

No hay razón para dudar de la existencia de dos distintas santas de este nombre, a pesar de las apresuradas e hipercríticas dudas de algunos. El ya mencionado Quirico de Barcelona y Oroncio de Mérida estaban presentes en el décimo concilio de Toledo (656). El último había ya fundado (651) un convento de monjas cerca de la basílica de la celebrada mártir de su ciudad episcopal, había escrito una regla para su guía, y dado por abadesa a la noble dama Eugenia. Quirico hizo tanto por la basílica y sepulcro de la mártir de Barcelona, cerca de quien deseó ser sepultado, como leemos en las últimas líneas del himno. Las inscripciones de muchos altares visigodos muestran que contienen reliquias de Santa Eulalia; excepto en el contexto, sin embargo, no distinguen entre la mártir de Barcelona y la de Mérida. En un altar en la villa de Morera, Provincia de Badajoz, encontramos enumerados consecutivamente los Santos Fructuoso y Augurio (Tarragona), Santa Eulalia (Barcelona), San Baudilio (Nimes), y San Pablo (Narbone).

La arqueología Visigoda de España Oriental ha sido pobre en restos hagiográficos; sin embargo, una inscripción trans-Pirinea encontrada en Montady cerca de Béziers menciona una basílica dedicada a los Santos mártires Vicencio, Inés y Eulalia (de Barcelona). Hasta el 23 de noviembre del año 874, el cuerpo de la mártir de Barcelona reposó fuera de las murallas de la ciudad en la iglesia de Santa María del Mar. En esta fecha, ambos, el cuerpo y la tumba fueron trasladados a su catedral por el Obispo Frodoino. En memoria de este hecho el colocó una inscripción aún preservada en el Museo Provincial de Barcelona (no. 864); ver también el volumen xx de “España Sagrada” de Enrique Flores, para una reproducción del mismo. No mucho antes de esto el mártir, San Eulogio, teniendo ocasión de defender a los mártires de Córdoba por su espontánea confesión de la Fe Cristiana ante los magistrados Musulmanes, citó el ejemplo de Santa Eulalia de Barcelona, y se refirió a los antiguos Hechos de su martirio. Su distinguida personalidad es también confirmada por la existencia de una antigua iglesia y monasterio en Córdoba que lleva el nombre de la mártir de Barcelona; esta importante evidencia es confirmada por los calendarios mozárabes examinados por el estudioso Dom Ferotin.


Bibliografía: Acta SS.February 12, II, 576-80; FLOREZ, España Sagrada, XIII, XXIX; HÜBNER, Inscriptiones Hispaniae Christianae (Berlin, 1900), nos. 57, 80, 89, 178, 334, 374, 519; FEROTIN, Liber Ordinum in Mon. Eccl. Liturgica (Paris, 1904), V, 449-505, 767; FITA, Boletin de la Real Academia de la Historia (Madrid), 1900-03, XXV, 53-55; XXXVII, 347; XLI, 253; XLIII, 50, 250, 449; P.L., LX, 643; LXXXIX, 1033, 1100; Anonymi Libellus de vitis et miraculis patrum Emeritensium Paulo diacono Emeritensi vulgo inscriptus etc., ed. DE SMEDT in Hagiogr. Bolland. (Brussels, 1884); GAMS, Kircheng. Spaniens (1862), I, 306.

Fuente: Fita y Colomé, Fidel. "St. Eulalia of Barcelona." The Catholic Encyclopedia. Vol. 5. New York: Robert Appleton Company, 1909. <http://www.newadvent.org/cathen/05603a.htm>.

Traducido por José Luis Fernández Arias