Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 27 de enero de 2020

San Pedro de Verona

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
Pedro Mártir de Verona, miniatura en la cenefa de un nombramiento de Familiar de la Inquisición en Mexico. Siglo XVIII. Fotografía de Alejandro H. Escorcia
Vcia.san pedro martir6.jpg
Nació en Verona en 1206 y murió cerca de Milán el 6 de abril de 1252. Sus padres eran adherentes de la herejía maniquea, la cual todavía subsistía en el norte de Italia en el siglo XIII. Enviado a una escuela católica y luego a la Universidad de Boloña, conoció ahí a Sto. Domingo y entró a la Orden de los Predicadores. Tales fueron sus virtudes, severidad de vida y doctrina, talento para predicar y celo por la Fe, que Gregorio IX lo hizo inquisidor general y sus superiores lo destinaron a combatir los errores de los maniqueos. Con tal encargo, evangelizó casi toda Italia, predicando en Roma, Florencia, Boloña, Génova y Como. Las multitudes acudían a verlo y le seguían a donde fuese, haciendo numerosas conversiones. Nunca dejó de denunciar los vicios y los errores de los católicos que confesaban la Fe de palabra, pero la negaban con sus actos. Los maniqueos hicieron todo lo posible por hacer que el inquisidor cesara de predicar contra sus errores y propaganda. Trataron de detenerlo con persecuciones, calumnies y amenazas.

Cuando regresaba de Como a Milán, se encontró con un tal Carino, quien junto con algunos otros maniqueos había hecho un complot para asesinarlo. El asesino le golpeó con el hacha con tal fuerza que el santo cayó medio muerto. Lográndose poner de rodillas recitó el primer artículo del Símbolo de los Apóstoles y ofreciendo su sangre como sacrificio a Dios, humedeció sus dedos en ella y escribió en el suelo las palabras: “Credo in Deum.” El asesino entonces perforó su corazón. Su cuerpo fue trasladado a Milán y depositado en la iglesia de San Eustorgio, donde un magnífico mausoleo, obra de Balduccio Pisano, fue erigido en su memoria. Fue conocido por los tantos milagros realizados durante su vida, aunque estos fueron aún mucho más numerosos luego de su martirio.


MARCHESE, Vita di S. Pietro Martire (Fiesole, 1894); HINDS, A Garner of Saints (London, 1900); PERRENS, St Pierre martyr et l'hérésie des Patarins à Florence in Rev. Histor., II (1876), 337-66; Acta SS. (1678), April, III, 678-86.


A. ALLARIA. Transcrito por Douglas J. Potter Dedicado al Inmaculado Corazón de María Traducido por Antonio Hernández Baca

Selección de imágenes: José Gálvez Krüger