Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 17 de octubre de 2019

San Jerónimo Emiliani

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Fundador de la Orden de Somasca (Bérgamo) - Compañía de los Servidores de los Pobres -, nació en Venecia en 1481, y murió en Somasca, el 8 febrero de 1537; su fiesta se celebra el 20 julio.

El hijo de Angelo Emiliani (popularmente llamado Miani) y de Eleonore Mauroceni, se unió el ejército, y en 1508 defendió a Castelnuovo en contra de la Liga de Cambray. Tomado prisionero y milagrosamente liberado, hizo una peregrinación al Santuario de Nuestra Señora de Treviso, en cumplimiento de un voto. Fue luego designado Magistrado Principal de Castelnuovo; después de corto tiempo, volvió a Venecia para dirigir la educación de sus sobrinos. Todo su tiempo libre lo consagró entonces al estudio de la teología y a las obras de caridad.

Después de su ordenación como sacerdote en 1518, los hospitales y las casas de los pobres fueron sus destinos favoritos. En el año de la plaga y del hambre (1528), parecía estar por todas partes, y mostró un gran celo, sobre todo con los huérfanos, cuyo número había crecido en gran medida. Alquiló una casa para ellos cerca de la iglesia de Santa Rosa y, con la ayuda de algunas personas piadosas, atendió a sus necesidades. A su cuidado también fue colocado el hospital para los incurables, fundado por San Cayetano. En 1531 fue a Verona e indujo a los ciudadanos a construir un hospital, en Brescia erigió un orfanato, y en Bérgamo, uno para muchachos, y otro para muchachas. Aquí también fundó la primera casa para mujeres de mala vida que deseaban hacer penitencia.

Con dos sacerdotes, Alejandro Besuzio y Agustín Bariso, ahora unidos a sus obras de caridad, fundó en 1532 una sociedad religiosa, colocando la casa matriz en Somasca, una aldea apartada, situada entre Milán y Bérgamo. En la regla, Jerónimo determinó como trabajo principal sobre la comunidad, el cuidado de los huérfanos, de los pobres, y de los enfermos, y ordenó que el hospedaje, la comida y la ropa, llevarán la marca de la pobreza religiosa. Jerónimo fue mártir por su celo, cayendo enfermo en Bérgamo, murió en Somasca. Fue beatificado por Benito XIV en 1747, y canonizado por Clemente XIII en 1767. Un Oficio y Misa en su honor se aprobaron ocho años después. Su biografía fue primero escrita por Escipio Albani en 1600, y luego otra por Andreas Stella en 1605. La mejor de ellas fue escrita por Augusto Tortora en Milán, en 1620.

Después de la muerte de Jerónimo su comunidad estuvo a punto de disolverse, pero fue mantenida unida por Gambarana quien era el superior escogido. Obtuvo su aprobación en 1540 por Pablo III. En 1547 sus miembros vanamente buscaron unirse con la Sociedad de Jesús; luego, entre 1547 y1555 se unieron a los Teatinos. Pío IV en 1563 aprobó la institución, y San Pío V la elevó a la dignidad de orden religiosa, según la Regla de San Agustín, con votos solemnes, los privilegios de los mendicantes, y las exenciones pertinentes.

En 1569 sus primeros seis miembros hicieron profesión, y Gambarana fue su primer superior general. Gran favor mostró por la orden San Carlos Borromeo, quien les concedió la iglesia de San Mayeul en Pavía, de donde la orden toma su nombre oficial: “Clérigos Regulares de la Congregación de San Mayeul en Somasca”. Posteriormente se agregó la educación de la juventud en el programa de la orden, y sus colegios en Roma y Pavía tuvieron mucho renombre. Se difundió por Austria y Suiza, y antes de la gran Revolución, tenía 119 casas en las cuatro provincias de: Roma, Lombardía, Venecia, y Francia. En la actualidad la orden tiene diez casas en Italia, dos de las cuales están en Roma. Su General reside en Roma en San Girolamo della Carita

FRANCIS MERSHMAN Traducido por Hugo Barona