Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 25 de abril de 2019

Robert Kilwardby

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar


Arzobispo de Canterbury, cardenal- obispo de Porto y Santa Rufino, Muerto en Viterbo el 11 de septiembre de 1279. Nada se sabe de su nacimiento o temprana vida, excepto que estudió en Paris y probablemente en Oxford. Durante muchos años enseñó gramática y lógica en Paris con gran éxito, dedicando especial cuidado al desarrollo y uso del silogismo. Durante ese tiempo compuso numeroso tratados de gramática y filosofía, de los cuales la obra "De divisione scientiarum" fue ampliamente estudiada, como se demuestra por los numerosos códices manuscritos que han quedado.

Más tarde escribió algunas obras teológicas: "De passione Christi", "De sacramento altaris", y algunos comentarios a la Escritura. Sintiéndose llamado a la Orden de Predicadores, abandonó su carrera seglar y se hizo dominico, dedicándose a la teología y al estudio de las Escrituras y de los Padres. En 1261 fue elegido provincial de la orden en Inglaterra, oficio que mantuvo hasta 1272.

Poco después de dejarlo fue elegido por Gregorio X para la sede de Canterbury, vacante por dos años. Como arzobispo electo, él , junto con los nobles y prelados, proclamó a Eduardo I como rey de Inglaterra a la muerte de Enrique III, y nombró una regencia mientras el nuevo rey volvía de las cruzadas.

Fue consagrado en Canterbury e 256 de febrero de 1273 por el obispo de Bath y Wells, William Bytton, elegido por él mismo, con permiso del papa para que le consagrara. El 8 de mayo recibió el pallium y fue entronizado en Canterbury en septiembre del mismo año, siendo el primer fraile que llegaba a ser metropolitano.

Como arzobispo mostró poco interés en la política pero fue muy enérgico en la administración de las obligaciones espirituales. Habiendo hecho una convocatoria en Londres comenzó una intensa visita de la provincia, que fue interrumpida en 1274 para asistir al Concilio de Lyon, donde se distinguió como ardiente defensor de la autoridad papal; su reputación como gran maestro de teología añadía peso a su postura. Al volver a Inglaterra continuó con la visita canónica, viajando por las diócesis de Winchester y Lincoln.

En 1276 visitó la Universidad de Oxford, donde condenó varios errores, depuso a maestros que tenían opiniones erróneas y tomó otras medidas para salvaguardar la puridad de la doctrina. Ese mismo año (16 de junio de 1276) tuvo el consuelo de asistir al traslado de las reliquias de S. Ricardo en Chichester, cuya vida había animado a escribir a su hermano de religión Ralph Boeking.

Como primado celebró dos sínodos locales importantes en 1273 y 1277 en los que se concedió al bajo clero una representación mayor de la que habían tenido hasta entonces. En su vida privada era conocido por su santidad, su caridad con los pobres y su éxito como pacificador. Fue un gran benefactor de su propia orden. Compró el lugar para edificar un convento de Dominicos en Castle Barnard en Londres.

En 1278 el papa Nicolás III nombró a Kilwarby cardenal- obispo de Porto y Santa Rufina. El 25 de julio salió de Inglaterra hacia Italia, llevando consigo todos los registros y archivos de la catedral de Canterbury. Esta desafortunada pérdida no se ha recuperado nunca y los primeros datos de la sede son los de su sucesor el arzobispo Peckham, que intentó en vano recuperar los papeles perdidos. El cambio de vida fue demasiado para un anciano y cayó enfermo poco después de unirse a la corte papal en Viterbo, donde murió al año siguiente y fue enterrado en el convento de su orden

Bibliografia

QUÉTIF AND ECHARD, Scriptores Ordinis Praedicatorum 1, 374-380; HOOK, Lives of the Archbishops of Canterbury (London, 1860-84); WILLIAMS, Lives of the English Cardinals (London, 1868); TOUT, in Dict. Nat. Biog., s. v.; CHEVALIER, Répertoire des sources historiques du moyen âge (Paris, 1905).

Edwin Burton.

Transcrito por Albert Judy, O.P

Traducido por Pedro Royo.