Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 19 de julio de 2019

Regina Coeli

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(Reina del Cielo)

Las palabras de apertura del himno pascual de la Santísima Virgen, es la recitación prescrita en el Breviario romano de las Completas del sábado Santo hasta la hora nona del sábado después del Pentecostés inclusive. Este himno es para ser cantado en coro y de pie. En la ilustración de esta vista el himno forma una estrofa sintónica, es decir una según el acento de la palabra y no según la cantidad de la sílaba, Esto va como sigue.

Regina coeli laetare, Alleluia, Quia quem meruisti portare. Alleluia, Resurrexit, Sicut dixit, Alleluia. Ora pro nobis Deum. Alleluia.

En los dos primeros versos (Regina y Quia) el acento cae en la segunda, cuarta y séptima sílabas. (La palabra Quia se cuenta como un sola sílaba); en los dos segundos versos ("Resurrexit", "Sicut dixit) el acento cae en la primera y tercer sílabas. El aleluya sirve como un estribillo.

De autor desconocido el himno se remonta desde al siglo 12. Era repetido por los Franciscanos después de las completas en la primera mitad del siguiente siglo.

Fue incorporado a la oficina de curia Romana-Minorista junto a otros himnos marianos. El cual por la actividad de los Franciscanos fué popularizado muy pronto en todas partes. Y por orden de Nicolas III (1277-1280) reemplazó los libros mas viejos de oficina en todas las iglesias de Roma.

El Batiffol, ("Historia de el Breviario Romano”, tr., London, 1898, pp. 158-228) admite que nosotros tenemos una deuda de gratitud a quienes  nos dieron las antifonas de la Santísima Virgen (p. 225) “cuatro exquisitas composiciones aunque en un estilo debilitado por el sentimentalismo”. (p.218) Los himnos son de hecho exquisitos, aunque (como puede ser observado apropiadamente en la conexión) funcionan con la gama de estilo literario medieval, de los hexameters clásicos del "Alma Redemptoris Mater" a través del ritmo acentual ricamente rimado y de las estrofas regulares del "Ave Regina Coelorum", la estrofa sintonica irregular del "Regina Coeli", baja al ritmo de prosa sonora (con ritmo cercanos) de la Salve Reina.  En el siglo 16 las antífonas de la Señora fueron empleadas  para reemplazar las pequeñas oficinas en todas las horas”. (Baudot, "El Brevario Romano”, London 1909,  p. 71)
The Regina Coeli toma el lugar del Angelus durante el tiempo Pascual.El autor de Regina Coeli es desconocido pero la leyenda dice que San Gregorio el Grande (d.604) escuchó las tres primeras líneas cantadas  por Angeles cierta mañana pascual en Roma mientras el caminaba decalzo en una gran procesión religiosa y que el Santo agregó con eso la cuarta línea: favorables nobis Deum del "Ora. Alleluia." (véase también SALVE REGINA a quien se le atribuye el mismo autor). La autoría también se le ha atribuido a Gregory V, pero sin buena razón. Las melodías hermosas del canto llano (una forma simple y adornada) son variablemente dadas en el Antifonario de Ratisbon y en las Solesmes “Liber Usualis” de 1908, el ornato dado en el último trabajo, con signos rítmicos agregados, son muy atrativos.  La melodía típica oficial se encotrará en el Antifonario del Vaticano (1911).  Solamente se da una de la melodía.  Las diferentes longitudes silábicas de las líneas, hace el himno difícild de traducir con fidelidad en un verso inglés.  El himno ha sido frecuentemente tratado musicalmente por dos compositores polifónicos y modernos.

H.T. HENRY Transcrito por Jim Holden Traducido por Roberto Calderón