Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 19 de julio de 2019

Radulfo de Rivo

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(O DE TONGRES; RADULFO VAN DER BEEKE)

Historiador y liturgista, nacido en Breda, en el Brabante holandés, alrededor del siglo catorce. Murió en Tongres, el 3 de noviembre de 1403. Realizó sus estudios en diversas partes de Europa- en Italia, donde estuvo en 1362; en París, en Orleáns (1367-75), donde estudió derecho canónico y civil. A más tardar en 1371 ya era subdiácono. Investido en 1371 con el decanato de Tongres por medio de una bula de Gregorio IX, tomó posesión de su puesto en 1383. En el intervalo retornó a Italia. En 1381 aún estaba en Roma, donde tuvo como maestro a Simón de Constantinopla, arzobispo de Tebas, quien le enseñó la lengua griega. A partir de 1390 fue reemplazado en Tongres por un vicedecano. Ya entonces estaba matriculado en la nueva universidad de Colonia (fundada en 1388), de la que fue rector por un tiempo. Viajó a Roma por última vez un poco antes de esa fecha. En 1398 regresó a Tongres, donde reasumió sus deberes como decano. En ese lugar se ocupó, con un celo firme y lúcido, tal como lo había hecho en su primera estadía, en mantener la disciplina durante el turbulento período del inicio del gran cisma de Occidente. Se dedicó especialmente a la reforma de la liturgia. Fue amigo, protector y guía de las nuevas instituciones de Windersheim y Corsendonck. Varias de sus obras datan de ese período, mientras que sus escritos litúrgicos fueron mayormente compuestos durante su segunda estancia en Roma. Fue sepultado en el claustro de la iglesia de Santa María de Tongres.

Radulfo escribió muchísimo. Aparte de algunas obras sobre gramática, se deben mencionar sus crónicas de los obispos de Liège publicadas por Chapeaville (3 Vols. Liège, 1612-16) y sus obras litúrgicas. Estas últimas constituyen lo mejor y más importante de sus escritos, especialmente para la historia del breviario y de la misa. En ellas muestra un gran espíritu de piedad a la vez que gran capacidad crítica, erudición y amplia lectura. Se mostró siempre a favor de mantener las antiguas costumbres litúrgicas romanas y en contra de modificaciones recientes. Entre sus escritos (algunos aún inéditos) son particularmente notables.

"Liber de canonum observantia" (ed. Hilthorp, Cologne, 1508, y en "Maxima Patrum Bibliotheca", Lyons, vol. XXVI, 289); "Calendarius ecclesiasticus Generalis" (Lovaina, 1508); "De psalterio observando" y "Liber de Officiis ecclesiasticis", estas dos últimas no publicadas aún. BALAU, Sources de l'histoire de Liège (Brussels, 1903); BATIFFOL, Histoire du Bréviaire (Paris, 1911); FOPPENS, Bibliotheca belgica (Brussels, 1739); MOHLBERG, Radulph de Rivo (Louvain, 1911).

J. DE GHELLINCK. Transcrito por Douglas J. Potter Dedicado al corazón inmaculado de la Bienaventurada Virgen María Traducido por Javier Algara Cossío.