Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 29 de octubre de 2020

Pomponio Leto

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Humanista, nació en Calabria, en 1425, y murió en Roma en 1497. Fue hijo ilegítimo de la Casa de Sanseverino en Nápoles, Principado de Salerno, pero con base en su gran admiración por la antigüedad de la República Romana, no reconoció nunca sus conexiones. Cuando era aún muy joven fue a Roma y llegó a ser alumno de Valla. Sus brillantes capacidades le ganaron admiración y éxito. Deseaba vivir la vida de los antiguos.

Sus viñedos en Quirinal fueron cultivados de conformidad con los preceptos de Varro de Columella, y fue compensando como un segundo Cato. En feriados iba a pescar o a atrapar pájaros, a veces estaba el día simplemente al aire libre, refrescándose en las riberas del Tiber. Uno de los más importante conocidos que tuvo fue el Cardenal Orsini, quien había llegado a Roma en el año 1428 o 1429. Este personaje sugirió que sus obras de teatro se presentaran en los palacios de los prelados.

Laetus llegó a ser director de las presentaciones. Finalmente, él y algunos amigos, entre los que se encontraban Platina, el futuro bibliotecario del Vaticano; Sabellicus quien llegó a ser prefecto de la Biblioteca de San Marcos de Venecia, fundaron una academia pagana. Sus miembros asumieron nombres latinos, y celebraron cada año el festival de Palilia, en el aniversario de la fundación de Roma. También se congregaban a fin de conmemorar el deceso de alguno de los miembros. Un prelado celebraba Misa, y Laetus daba la eulogia. Luego seguían recitaciones en latín, y un banquete cerraba el encuentro. Algunas otras veces tenían representaciones latinas como en la Atellanae.

Sin embargo, el Papa Paulo II, un papa que no favorecía a los humanistas, ocupó la Silla de San Pedro. Laetus fue visto como un conspirador contra la Cristiandad. Venice le entregó a las manos del papa. Fue confinado en el Castillo de San Angelo, en 1468; tanto él como Platina y otros, fueron torturados. No obstante, él se defendió y permaneció en lo que creía, en la inmortalidad del alma, una creencia que estaba en mucha discusión entre los humanistas.

Con el ascenso de Sixto IV (1471) Laetus fue liberado y se le permitió a su academia continuar con sus reuniones. Nuestro personaje dio conferencias en la Universidad de Roma. Se le vio en las madrugadas con luz en mano, descender hasta el lugar donde daba las conferencias y le esperaría un notable número de impacientes asistentes. Fue un profesor muy consciente, especialmente en cuanto a antigüedad romana, aunque su especialidad era reconocida como latinista. Se había inclinado también al estudio de los griegos y su cultura.

Llegó a leer los autores más clásicos y en cierto momento a desdeñar la Biblia y los Padres Fundadores. Hasta el último año de su vida, deseó ser enterrado en un sarcófago antiguo en la Vía Appia, pero tuvo una muerte cristiana. Alejandro VI quiso que sus exequias fueran magníficas. Más de cuarenta obispos atendieron el funeral. Fue sepultado en San Salvatore, en Lauro.

En el último período de su vida, Pomponius Laetus escribió antiguos tratados ("De magistratibus, sacerdotiis et legibus Romanorum"; "De romanae urbis antiquitate"; "Compendium historiae romanae ab interitu Gordiani usque ad Justinum III"). Llegó a producer una edición comentada sobre la obra completa de Virgilio, bajo el nombre de Julius Sabinus or Pomponius Sabinus (Roma, 1487-1490).

Laetus tenía entre sus pertenencias preciosos manuscritos, tales como el “Mediceus”. Además editó la primera edición de Quintus Curtius (aproximadamente en el año 1470) de Varro, “De Lengua Latina” (Roma, 1471); de Nonius Marcellus (Roma, aproximadamente 1470). Un poco más tarde publicó las cartas del joven Plinio (Roma, 1490).

También le debemos la preservación de parte del trabajo de Festus. Su MSS., que estuvo primero en la biblioteca de Fulvio Orsino, y luego en el Vaticano, muestra lo extenso de su aprendizaje, su consciente trabajo con autores, su arte en cuanto a redimir a los clásicos antiguos, con las características paganas del pasado. Había coleccionado en su casa, las esculturas esquilinas, y sus inscripciones.

Laetus es uno de los mejores representantes del humanismo italiano, unificando en su carácter, gran nobleza, sinceridad, entusiasmo y aspectos morales en sus logros y contribuciones.


DE ROSSI, Roma Sotterranea, I (Rome, 1864), I, 7 (bibliography); DE NOLHAC, La bibliotheque de Fulvio Orsini (Paris, 1887), 198, 213, 373, 450; SABELLICUS, Opera. Epist., XI (Venice, 1560), 56, and Vita Pomponii Loeti (Strasburg, 1510), contemporary biography; BURCKHARDT, Die Cultur der Renaissance in Italien, tr., 279; JORDAN, Topographie der Stadt Rom im Altertum, I (Berlin, 1878), 79: CHATELAIN, Paleographie des classiques latins, XI (Paris, 1896), pl. xi (autographe, m. d'Agricola); KEIL, Pliny's Letters, XIX (Leipzig, 1870); MUELLER, Nonius, II (Leipzig, 1888), 277; SPENGEL, Varro, De lingua lat. (Berlin, 1885), p. xiv; SANDYS, A History of Classical Scholarship, II, 92.

PAUL LEJAY Transcripción de John Fobian Traducción de Giovanni E. Reyes En memoria de Sandra Fielding