Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 29 de enero de 2020

Patagonia

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Patagonia es el nombre dado al extremo sur de Sudamérica. Su frontera se encuentra en el Norte, alrededor de los 44° S de latitud y en el Sur, en el Estrecho de Magallanes. Hacia el Oeste se extiende hasta la Cordillera y Chile y hacia el Este hasta el Océano Atlántico Sur. Ocupa una superficie de 300.000 millas cuadradas. Fue descubierta por Magallanes en 1520 aunque ya en 1428 un mapa del mundo descrito por Antonio Galvao mostraba el Estrecho de Magallanes bajo el nombre de La Cola del Dragón. Magallanes llamó a los habitantes “Patagoas” a causa del tamaño de sus pies. Hasta hoy usan zapatos de cuero de potro que se extienden mucho más allá de sus dedos, lo que explica su tamaño y el error de Magallanes. La superficie del terreno es muy variada. Pampas (llanuras) sin huellas se van escalonando desde terrazas de suaves pendientes hasta las gigantescas montañas de los Andes, entre las que existe una gran cadena de lagos y lagunas. Estas pampas se extienden desde el Sur hasta Sierra Nevada en eternas ondulaciones de matas de pasto, arbustos espinosos, guanacos y espejismos. En la frontera occidental la Cordillera se levanta contra el cielo, albergando en su escabroso seno, glaciares y helados lagos azules. En los flancos de estas montañas se encuentran miles de millas cuadradas de bosques enmarañados, que hasta el presente han sido apenas explorados. En la costa Este, los únicos ríos realmente importantes son el Chubut, el Deseado, el Chico del Sur (que se une al Santa Cruz en un gran estuario antes desembocar en el Atlántico Sur) y el Gallegos. Puede decirse que en general la parte oriental de la Patagonia es llana y sin árboles, con pocas bahías mientras que el occidente, en realidad, la costa chilena, está plagada de fiordos y cabos cubiertos con bosques oscuros y tupidos que avanzan sobre el mar.

El clima en el Norte de la Patagonia no es tan severo como en el Sur. Hay poco hielo salvo en las montañas y la nieve no dura mucho tiempo en el suelo. El Sur es muy frío, el suelo está cubierto de nieve en invierno y los lagos y ríos obstruidos por el hielo. Por lo menos durante seis meses al año hay fuertes vientos y lluvias en todo el territorio. En el Sur no hay prácticamente verano mientras que el Norte disfruta de una estación más templada durante algunos meses.

Las poblaciones más importantes son: Gallegos, sobre el Río Gallegos, con 3.000 habitantes; Punta Arenas, con 11.000 habitantes y las colonias galesas, más reducidas, Trelew, Rawson, Gaiman, Colhué Huapi cerca del Lago Musters, y Chubut. Los habitantes originarios descienden de la raza araucana. Son en general, altos y musculosos, promediando los seis pies, y están espléndidamente desarrollados. En el interior se encuentran los Indios Pampas y las tribus de Tehuelches. Los últimos son muy perezosos y se dice que aquellos que los misioneros todavía no han alcanzado a evangelizar compran y venden a sus esposas. En el Sur también está la tribu de los Alacalufes y los guerreros Onas que habitan Tierra del Fuego. Los nativos son nómades en sus costumbres y viven principalmente del producto de la caza. Cazan zorros pampeanos, avestruces (rhea Darwini), guanacos o llamas salvajes, y pumas. Sin embargo, algunas de las tribus no están lo suficientemente civilizadas como para entender el uso del arco y flecha. Viven en toldos o tiendas hechas de cuero crudo. No conocen la agricultura. Están regidos por gobernadores militares de Chile o Argentina de acuerdo al territorio en que vivan. Estos gobernantes viven en las poblaciones más importantes como Punta Arenas, Gallegos y Chubut. Están a cargo de pequeñas fuerzas que usan en caso de necesidad para expediciones militares.

Su religión es la más cruda forma de Dualismo. Creen en un espíritu maligno llamado Gualicho y en un espíritu benigno inferior. Le dan poca importancia a este último mientras que el primero con sus compañeros demonios exige muchos sacrificios propiciatorios. Su noción del Paraíso es muy elemental y consiste en un especie de tierra de caza feliz. Su idioma es muy gutural y áspero. Es muy pobre en palabras y generalmente un sonido implica muchas ideas diferentes. Sin embargo, debido al gran contacto con los blancos muchos han adquirido un dominio del español suficiente como para hacerse entender. Se han descubierto en el territorio restos muy antiguos alrededor de los 44° S. Se encontraron cráneos y puntas de flecha de piedra además de una momia de una mujer que fue entregada al Instituto Smithsoniano. No hay industrias en la Patagonia salvo entre los habitantes europeos. Las actividades principales son la cría de ovinos, vacunos y equinos.

El gobierno de la Iglesia Católica en la Patagonia está dividido en dos partes: norte y sur. El Vicariato de la Patagonia Septentrional se fundó en 1883 y se aprobó canónicamente por Decreto el 20 de enero de 1902. La preside Monseñor Giovanni Caglieri, S.C. arzobispo titular de Sebaste y delegado apostólico de Costa Rica y el Reverendísimo Padre Stefano Pagliere S.C. es su vicario general para las misiones. Todo el vicariato está bajo el control de las congregaciones salesianas. Hay actualmente alrededor de cincuenta sacerdotes y una gran cantidad de hermanos encargados de la labor misionera y de varios institutos y escuelas. Los pioneros de la obra fueron Monseñor Cagliero y los Padres Fagnano, Costamanga, Rabagliati y Espinosa que formaron un pequeño grupo de misioneros cuidadosamente entrenados bajo la supervisión del fundador de la congregación, Don Bosco. Hasta el presente no ha sido necesario ningún sínodo dado lo especial de la situación. Además de los sacerdotes que son enviados a la misión desde Europa hay muchos que están siendo preparados en los institutos y casas creados en el vicariato. Cada casa es un centro desde donde se visita a los nativos en sus asentamientos. Hay actualmente diecinueve centros que están ubicados de la siguiente forma:

El Instituto de Don Bosco de la Sagrada Familia, la Parroquia de Nuestra Señora de la Misericordia, y la Iglesia subordinada e Instituto de Nuestra Señora de la Piedad, todas en el mismo asentamiento de Bahía Blanca; la Misión del Sagrado Corazón de Jesús en Choele-Choel, la Parroquia de Nuestra Señora Inmaculada en Chosmalal; la Iglesia y el Instituto de San Lorenzo en Conesa Sur, el Instituto de San Pedro en Fortín Mercedes, la Parroquia y el Instituto de María Inmaculada en General Acha; la Parroquia de Santa Rosa de Toay en Guardia Pringles; la Parroquia y el Instituto de Nuestra Señora de la Nieve en Junín de los Andes; la Parroquia de Nuestra Señora del Carmelo y el Instituto de San José en Patagones; la Parroquia e Instituto de San Miguel y la Escuela Agrícola de San José en Roca; la Parroquia y el Instituto de Santa María Auxilio de los Cristianos en Victorica; la Parroquia de Nuestra Señora de la Misericordia y el Instituto de Artes y Oficios dedicado a San Francisco de Sales en Viedma; el Instituto Miguel Rua y la Misión del Sagrado Corazón de Jesús en Puerto Madryn, Chubut; la Parroquia y el Instituto de Nuestra Señora de los Dolores en Rawson y el Instituto de Santo Domingo en Trelew.

La prefectura de la Patagonia Meridional se fundó en 1883 y recibió aprobación canónica por Decreto del 20 de enero de 1902. El prefecto apostólico es Monseñor Fagnano, S.C. Esta prefectura está también bajo el control de la congregación salesiana y todas las misiones e institutos están en manos de sus miembros. Hay alrededor de veinticuatro sacerdotes encargados de la labor misionera y educativa y hay muchos hermanos que se están preparando para esta misma tarea. En esta parte sur de la Patagonia la labor pionera fue realizada por Monseñor Fagnano junto con los Padres Beauvoir, Borgatello y Diamond. Este último fundó más tarde la misión de Nuestra Señora Estrella del Mar en Puerto Stanley, Islas Malvinas en 1888.

Hay en la actualidad diez centros situados de la siguiente forma: La Misión de Nuestra Señora de la Candelaria en Cabo Peña: La Misión de Santa Inés en Cabo Santa Inés; la Misión del Buen Pastor y la de San Rafael en la Isla Dawson: la parroquia e Instituto de Nuestra Señora de Luján en Gallegos, sobre el Río Gallegos; la Iglesia e Instituto de Nuestra Señora Estrella de Mar en Puerto Stanley, Islas Malvinas; el Instituto San José en Punta Arenas y la Parroquia subordinada de San Francisco de Sales en Porvenir; la Parroquia e Instituto de la Santa Cruz en Santa Cruz; y la Iglesia de Nuestra Señora de la Misericordia en Ushuaia, Tierra del Fuego.

Tanto en la Patagonia Septentrional como Meridional toda la labor religiosa y educativa está en manos de la congregación salesiana y de las Hermanas de María Auxilio de los Cristianos. No hay ninguna otra orden religiosa en la Patagonia ni tampoco misioneros nativos. Muchos jóvenes indios han sido aceptados como estudiantes pero hasta ahora ninguno ha sido elevado a la dignidad del sacerdocio.

La labor principal de las Hermanas de María Auxilio de los Cristianos es el cuidado de los niños, especialmente durante el invierno. De hecho, es la única estación del año en la que se puede instruir a los niños en la religión católica ya que durante los meses de verano acompañan a sus padres en sus excursiones nómades. Los niños de los institutos que se encuentran junto a casi todas las Misiones Salesianas son alimentados, vestidos y enseñados por las monjas. Unas pocas niñas han sido admitidas en la orden desde donde trabajan por sus compatriotas.

El Sodalicio de las Niñas de María entre las mujeres, el Gremio de San Aloisio entre los varones y la Confraternidad del Sagrado Corazón entre los adultos están prosperando. Lenta pero firmemente, en la medida de lo posible, se está logrando introducir y desarrollar el sistema y la vida parroquial católica entre estos nativos pobres e incivilizados.

REID, Patagonian Antiquities; PRITCHARD, Through the Heart of Patagonia (London, 1902); DARWIN, Origin of Species (London, 1888), xi, xii; Idem, The Voyage of the Beagle (London, 1839—); SNOW, A Two Years' Cruise Off . . . Patagonia; MUNSTER, At Home with the Patagonians (London, 1873); CUNNINGHAM, Natural History of the Strait of Magellan (Edinburgh, 1878); MOREÑO, Viage á la Patagonia; LISTA, Mis esploraciones . . . en la Patagonia (Buenos Ayres, 1880); BOVE, Patagonia, Tierra del Fuego; ONELLI, A travers les Andes; The Salesian Bulletin; Catalogue of the Salesian Congregation (1910).

ERNEST MARSH Traducido por Felicitas María Costa. Para cualquier actualización favor escribir a ec@aciprensa.com