Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 21 de agosto de 2019

Papa Clemente X

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(EMILIO ALTIERI) Nació en Roma el 13 de Julio de 1590; fue designado Papa el 29 de Abril de 1670, y murió en Roma el 22 de Julio de 1676. Al no ponerse de acuerdo en la elección de cualquiera de los candidatos prominentes, los cardenales finalmente, después de un conclave de cuatro meses y veinte días, recurrieron a la vieja costumbre de elegir un cardenal de edad avanzada, coincidiendo en el Cardenal Altieri, un octogenario, que había estado al servicio de la Iglesia por largo tiempo, y a quien Clemente IX, en la víspera de su muerte, había elevado a la dignidad de purpurado. La razón por la que un prelado de tan trascendentes méritos recibió el título de cardenal tan tarde en su vida, es porque parece que él había cedido sus intenciones de ser elevado a cardenal a favor de su hermano mayor. Protestó vigorosamente contra el uso de las ropas papales como cubierta funeraria, pero fue persuadido de aceptar, y en gratitud a su benefactor, asumió el nombre de Clemente X. Los Altieri pertenecían a la antigua nobleza Romana, y debido a que todos, excepto uno de los descendientes hombres, habían escogido la carrera eclesiástica, el papa, para evitar que el nombre de la familia se extinguiera, adoptó a los Paoluzzi, y casó a uno de ellos con Laura Caterina Altieri, la única heredera de la familia.

En pontificados anteriores, el nuevo papa había tenido cargos importantes, y se le habían confiado misiones delicadas. Urbano VIII le encargó la protección del territorio de Ravenna del desobediente Po. Inocencio X lo nombró nuncio en Nápoles; y se le acredita una importante participación en el restablecimiento de la paz después de los tormentosos días de Masaniello. Con Alejandro VII, fue nombrado secretario de la Congregación de Obispos y Regulares. Clemente IX lo nombró superintendente de las finanzas del papa. Al ser elevado al papado, le dió a su nuevo pariente el Cardenal Paoluzzi-Altieri, el tío del esposo de Laura, el cargo de cardenal sobrino, y al paso de los años le confió el manejo de los asuntos, a tal grado que varios Romanos críticos decían que se había reservado para sí únicamente las funciones episcopales benedicere et sanctificare (bendecir y santificar), renunciando a favor del cardenal los deberes administrativos de regere et gubernare (regir y gobernar). Sin embargo, el Bullarium Romanum contiene muchas evidencias de su actividad religiosa, entre las que se pueden mencionar la canonización de los Santos Cayetano, Felipe Benito, Francisco Borgia, Luis Bertrand, y Rosa de Lima; así como la beatificación del Papa Pío V, Juan de la Cruz, y los Mártires de Gorcum de Holanda. Trabajó fuertemente para preservar la paz en Europa, amenazada por la ambición de Luis XIV, y empezó con dicho monarca la larga lucha con respecto a las regalías o ingresos de diócesis y abadías vacantes. Apoyó a los Polacos con fuerte ayuda económica en su dura batalla contra los invasores Turcos. Decoró el puente de San Ángel con diez estatuas de ángeles hechas de mármol de Carrara, que a la fecha se pueden admirar. A Clemente se deben las dos hermosas fuentes que adornan la Plaza de la iglesia de San Pedro cercana a la tribuna, donde se ha erigido un monumento en su memoria.

ARISIO, Memorie sulla vita di Clemente X (Rome, 1863); VON REUMONT, Gaesch. d. Stadt Rom (Berlin, 1867), III, ii, 635-36; CERROTI, Bibliografia Romana (Rome, 1893), 226, 563; NOVAES, Elementi della storia de' romani pontefici da S. Pietro fino a Pio VI (Rome, 1821-25); DE MONTOR, Historia de Pontífices Romanos (Nueva York, 1867), II.

JAMES F. LOUGHLIN Transcrito por Peral Rossi