Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 5 de diciembre de 2019

Oleo de Santos

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(Maná de óleo de Santos)

Una sustancia oleosa, de la que se ha dicho que ha fluido, o aún fluye de las reliquias o de las sepulturas de algunos santos; algunas veces del aceite de las lámparas que se consumen en sus santuarios; también del agua que mana de los manantiales cerca de sus sepulturas; o del agua y aceite que de alguna manera han entrado en contacto con sus reliquias. Estos óleos son o han sido usados por los fieles, con la creencia de que ellos curarán las dolencias físicas y espirituales, ciertamente no tienen poder por ellas mismas, sino por la intercesión de los santos con los que los óleos han tenido contacto. En el tiempo de San Paulino de Nola (d. 413) prevaleció la costumbre de derramar óleo sobre las reliquias o relicarios de los mártires y después recogerla en recipientes, esponjas o piezas de tela. Este óleo, oleum martyris, se distribuía entre los fieles como remedio contra la enfermedad ("Paulini Nolani Carmen," XVIII, líneas 38-40 y "Carmen", XXI, líneas 590-600, en "Hábeas Scrip. Eccl. Latinorum" (Viena, 1866 sq), XXX, 98, 177). Según le testimonio de Paulinus de Pétrigeux (escrito hacia 470) en Galia esta costumbre se extendió también hacia las reliquias de los santos que murieron no como mártires, especialmente a las reliquias de San Martín de Tours ("Paulini Petricordiae Carmen de vita S. Martín", V, 101 sq. En "Hábeas Scrip. Ecel. Lat., "XVI, 111). En sus relatos de milagros, acaecidos por la aplicación de óleos de santos, los escritores eclesiásticos posteriores no siempre están de acuerdo con que clase de óleo de santos es utilizado. Así San Agustín ("De Civitate Dei, " XXII) menciona que un hombre muerto había resucitado por la ayuda del óleo de San Esteban.

El Óleo de Santa Walburga

En el presente el más famoso de los óleos de santos es el de San Walburga (Walburgis oleum). Fluye desde la piedra del mármol y rodea la bandeja de metal sobre la que descansan las reliquias de Santa Walburga en su iglesia de Eichstadt en Baviera. El fluido recogido en una copa de plata colocada debajo del mármol para este propósito, es distribuido entre los fieles en pequeñas ampollas por las Hermanas de San Benito, a las que pertenece la iglesia. Un análisis químico muestra que el fluido sólo contiene ingredientes de agua. Aunque el origen del fluido es probablemente debido a causas naturales, el hecho de que esté en contacto con las reliquias del santo justifica la práctica de usarlo como remedio contra las dolencias espirituales y corporales. Mención del óleo de San Walburga se hace pronto en el siglo noveno por su biógrafo Wolfhard de Herrieden ("Acto SS.," Feb, III, 562-3 and "Non. Germ., "XV, 535sq.

El Óleo de San Menas

En 1905-8, cientos de pequeños envases con la inscripción: EULOGIA TOU AGIOU MENA (conmemoración de San Menas) fueron excavadas por C.M. Kaufmann en Baumma (Karm Abum) en el desierto de Mareotis, en la parte norte del desierto de Libia. En la actualidad Baumma es el lugar en donde está la sepultura del mártir libio Mena, lugar que durante el siglo quinto y quizá el sexto era uno de los más conocidos de peregrinación del Mundo Cristiano. Los envases de San Menas fueron muy conocidos durante mucho tiempo por los arqueólogos y han sido encontrados no sólo en África, sino también en España, Italia, Dalmacia, Francia, y Rusia, con seguridad fueron traídos por los peregrinos desde el santuario de Menas. Hasta el descubrimiento de Kaufmann, sin embargo, se supuso que los envases contenían óleo de las lámparas que ardían junto a la sepultura de Menas. De las varias inscripciones sobre los envases que fueron excavados parece cierto que algunos de ellos si no todos contenían agua procedente de una fuente cercana al santuario de San Menas y fueron dados como recuerdo a los peregrinos. El llamado óleo de san Menas no era en realidad, sino agua de su santa fuente, que era usada como remedio contra las dolencias corporales y espirituales.

El Óleo de San Nicolás de Myra

Este es el fluido que emana de sus reliquias en Bari , Italia, fueron traídas en 1087. Se dice también haber fluido de sus reliquias cuando estaban aún en Myra (Vee NICOLÁS DE MIRA, SANTO)

Otros Santos

San Gregorio de Tours, "De Gloria martyrum," XXX, P.L.,LXXI, 730) testifica que una cierta substancia como harina emanaba de la sepultura del apóstol Juan el Evangelista El mismo Gregorio escribe (ibid.,XXXI) que de la sepultura del apóstol San Andrés en Petra emanaba maná en forma de harina y fragante óleo.

La siguiente es una lista de otros santos de cuyas reliquias y sepulturas se dice haber manado en algunas ocasiones:

San Antipas, obispo de Pérgamo, martirizado durante el emperador Domitiano (Acta SS., "Abril, II, 4); San Baboleno, Abad de San-Maur-des-Fossés cerca de París, d. En el siglo VII ("Acta SS., Junio, VII, 160); Santa Cándida Younger of Napoles, de. 586 ("Acta SS., " Sept., II, 230):<O:P</O:P San Demetrio de Tesalónica, martirizado en 306 o poco después (Surius, "De probatis sanctorum historiis," VI, 678) San Eutimio del Grande, abad de Palestina, de 473 ("Acta SS., "Oct., " Enero, II, 687); San Fantino, confesor, de Taurino en Calabria, d. bajo Constantino el Grande ("Acta SS, " Julio, V, 556) San Pélix de Nola, sacerdote, muerto sobre 260 ("Acta SS.," Enero, 223) Santa Franca, Abadesa Cisterciense, d. 1218 ("Acta SS., Agosto, I, 184). Santa Gliceria, martirizada durante el reinado de Antonio Pío ("Acta SS., "Mayo, III, 191). Bl. Gundecar, Obispo de Eichstädt, d. 1075 ("Acta SS., Enero, I, 184) Satan Humildad, primera abadesa de la Vallombrosian Nuns, d. 1310 ("Acta SS., "Mayo, V, 211) San Juan el Almsgiver, Patriarca de Alejandría, d. 620 o 616 ("Acta SS.,", Enero, III, 130-1). San Juan on Beverly, Obispo de York, d. 721 ("Acta SS., Mayo, II, 192). San Lucas el Menor, apodado Taumaturgo, eremita en Grecia, d. 945-6 ("Acta SS.," Febrero., II, 99). San Paphnuntius, obispo y mártir en Grecia. D. probablemente durante el siglo cuarto ("Acta SS., " Abril, II, 620). San Pablo, Obispo de Verdun, d. 630 (" Acta SS.," Febrero., II, 174). San Perpetuo, Obispo de Tongres-Utrech, d.,630 ("Acta SS.,". Noviembre, II, 295. San Pedro González, Dominico, d. hacia 890 ("Acta SS.," Mayo, I, 432). San Pedro Taumaturgo, Obispo de Argos, d. hacia 890 ("Acta SS.," Mayo, I, 432). St. Rolenda, virgen, en Gewrpiens de Bélgica, d. en el siglo siete u ocho ("Acta SS.," Mayo, III, 243). San Reveriano, Obispo de Autun, y Compañeros, Martirizados hacia 273 ("Acta SS.," Junio, I, 40-1). San Sabino, Obispo de Canosa, d. hacia 566 ("Acta SS.," Febrero, II, 329). Santa Sigolena, Abadesa de Troclar, d. hacia 700 ("Acta SS.," Julio, V, 636). San Tillo Paulus, monje Benedictino en Solignac , Francia, d. 703 ("Acta SS.," Enero, I, 380). San Venerio, eremita en el Isla de Palmaria en el golfo de Génova, d., en el siglo séptimo ("Acta SS., Septiembre., IV, 118). San Wiliam, Arzobispo de York, d. 1154 (" Acta SS., Junio, Iil, 140); y otros pocos. MICHAEL OTT Transcrito por Tim Drake Traducido por Fidel García