Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 14 de diciembre de 2019

Monasterio Cartujo

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(Charterhouse)

Del hecho de que San Bruno fundó la primera casa de su austera orden en Chartreux, cerca de Grenoble, la institución se ha conocido desde ese entonces por el nombre de ese lugar. Por corrupción bilingüe, tal casa se le conoce en España como cartuja y en Italia como certosa, y en Inglaterra, la corrupción de Chartreux, tomó la forma de “charterhouse”.

La primera casa o convento inglés de este tipo fue fundada por el Rey Henry II en Witham en Somersetshire, en 1181 (con otra sede en Mendip), ésta última fue reconocida como la cartuja de Sheen en Surrey, fundada en 1414 por Henry V. Las otras cartujas fueron los conventos de Hethorpe, o Locus Dei, en Gloucestershire (1222), relocalizada en Hinton en Somersetshire (1227); Beauvale, o Gresley Park, Nottinghamshire (1343); Santa Ana, cerca de Coventry, Warwickshire (1381); Kingston-upon-Hull, Yorks, East Riding (1378); y Mountgrace, Yorks, North Riding (1396). No obstante, la más renombrada de esas casas o conventos fue la de Londres, debido a que allí estuvo el prior John Houghton en 1535, y la comunidad de Henry VIII. Fue fundada en 1371 por Sir Walter Manny uno de los más ilustres caballeros de Eduardo III.

Todas las casas o conventos cartusianos siguen el mismo plano de construcción -una descripción general puede servir para todas ellas. Aunque existen diferencias en los detalles. Hay dos patios, uno interior y otro exterior. El exterior está flanqueado por largos edificios que contienen las celdas de los hermanos laicos y estancias dedicadas entre otras, a la cocina, lavandería, panadería y carpintería. De manera adjunta a estas construcciones están los cuartos de huéspedes.

El patio interior contiene la capilla y el refectorio, el cual está dividido en dos partes. Detrás de la iglesia se encuentra el terreno más amplio en el cual se ubica el cementerio. Este terreno está abierto a las celdas de los monjes las que constituyen en si mismas residencias. Además del jardín que se asigna a cada recluso, el cual lo cultiva conforme a su gusto, se encuentra un corredor en el cual se puede caminar a la hora del recreo.

En el primer piso hay un cuarto de trabajo el que contiene los instrumentos necesarios para relajación y ejercicios espirituales, los que ocupan la mayor parte del día. Arriba hay dos habitaciones, una para dormir, con una cama y un sábana, y la otra a manera de un estudio con una mesa de trabajo, estantes para libros, dos sillas y un refectorio junto a la ventana.

El hábito de los cartusianos es blanco. Su alimento consiste de pan, frutas, hierbas y vegetales. La alimentación varía en los días de festividad cuando se puede consumir pescado y queso. Una vez a la semana los cartusianos ayunan con pan, agua y sal. Nunca se consume carne aún en casos de enfermedad. La principal característica en una casa cartujiana es la soledad, la cual ha sido preservada como intacta con toda la austeridad que se tuvo de conformidad con el espíritu original de la orden. De esa manera es posible indicar que tales métodos no han sido reformados, puesto que sus reformas no han sido justificadas. "Cartusia nunquam reformata, quia nunquam deformata." Véase CARTUSIANOS.

Tractatus Statutorum Ordinis Cartusiensis pro Noviciis, etc. (Mon. Angl., VI, pp. v, xii); Gassquet, English Monastic Life (London, 2d ed., 1904); Hendriks, The London Charterhouse (London, 1889); Thompson, A History of the Somerset Carthusians (London, 1895).

HENRY NORBERT BIRT Transcripción de Larry Trippett Traducción al castellano de Giovanni E. Reyes.