Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 22 de noviembre de 2019

Migne, Jacques-Paul

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
Migne7.jpg

Sacerdote y editor de obras teológicas, nacido en Saint-Flour, 25 oct. 1800; muerto en Paris, 24 oct. 1875. Después de completar sus estudios del colegio se dedicó al estudio de la teología en Orleans y mientras lo hacía, enseñaba en el cuarto curso del colegio de Châteaudun. Ordenado de sacerdote en 1824, al año siguiente párroco de Puiseaux, en la diócesis de Orleans. Publicó el panfleto "De la liberté" que le causó dificultades con su obispo, Brunault de Beauregard, de forma que renunció a la parroquia y fue a Paris donde fundó, ese mismo año, L'Univers Religieux, más tarde L'Univers - un periódico que intentaba estar al margen de influencias políticas, dedicado solamente a los intereses católicos. Editó el periódico hasta 1836 contribuyendo con un gran número de artículos.

Mientras tanto había concebido un plan de publicaciones para uso del clero, una serie de obras teológicas importantes antiguas y modernas a bajo precio que tuvieran una amplia circulación, para promover el interés por el estudio científico en los círculos eclesiásticos. Para este propósito fundó en el suburbio de Petit-Montrouge una gran imprenta con todos los departamentos necesarios, la Imprimerie Catholique, donde empleó a más de trescientos trabajadores. Desde 1836 dedicó sus energías exclusivamente a esta importante proyecto que le hizo ser conocido universalmente. En un tiempo relativamente corto publicó muchos volúmenes de la literatura teológica más antigua y, en parte por el costo moderado, consiguió una amplia circulación. Mencionamos aquí: • Scripturae Sacrae Cursus Completus (28 vols., 1840-45), con excelentes comentarios de antiguos y nuevos escritores sobre cada libro de las Escrituras.

• Theologiae Cursus Completus (28 vols., 1840-45), con muchos tratados de muchos escritores antiguos para complementar los artículos principales.

• Démonstrations Evangéliques (20 vols., 1842-52), en los que reúne los escritos apologéticos de más de cien autores de todas las épocas de la historia de la iglesia.

• Collection Intégrale et Universelle des Orateurs Sacrés, en dos series (102 vols., 1844-66), con los trabajos de los mejores oradores de púlpito de los siglos precedentes.

• Summa Aurea de Laudibus Beatae Mariae Virginis, coll. J.J. Bourassé (13 vols., 1866-68); • Encyclopédie Théologique, una amplia colección de obras de referencia, arregladas en orden alfabético , de temas no solamente teológicos sino que incluían un cierto número de ciencias auxiliares, como filosofía, geografía, historia, historia natural, bibliografía, tres series que contenían 171 vols.1844 -66. Varios de los diccionarios de la colección son de valor desigual y pueden considerarse desfasados. • La más importante y meritoria de sus publicaciones es la Patrología, en dos colecciones :

• Patrologiae Latinae Cursus Completus, en dos series (217 vols. En total, 1844-55), con cuatro volúmenes de índices (vols. 218-221, 1862-64), y la

• Patrologiae Graecae Cursus Completus, de la que una serie contiene solamente las traduciones Latinas de los originales (81 vols., 1856-61). La segunda serie contiene el texto griego con traducción latina (166 vols., 1857-66). Para la Patrología Griega no había índices, pero el Dr Scholarios, un griego, añadió una lista de autores y temas (Atenas, 1879) y comenzó una tabla completa de contenidos (Atenas, 1883).

La Patrologia Latina contiene todos los escritos disponibles de autores eclesiásticos latinos desde el más antiguo conocido hasta el papa Inocencio III (m.1216). La Patrologia Graeca incluye las obras impresas de los escritores griegos cristianos hasta el Concilio de Florencia (1438-39). La intención era elegir para la nueva las mejores ediciones de cada autor, con introducciones apropiadas y ediciones críticas, plan que, desafortunadamente, no siempre se realizó. La impresión era con frecuencia insatisfactoria, y en la mayoría de las reimpresiones de Migne encontramos un cierto número de erratas y errores de impresión. El gran valor de la colección está en que con un coste moderado y de una forma artesanal se produjo una gran obra de referencia y una serie completa de de escritos difíciles de encontrar y diseminados se reunieron y se hicieron fácilmente accesibles al mundo del saber. Las colecciones tuvieron una gran difusión y se emplean ampliamente como obras de referencia.

• Además de esas grandes colecciones, Migne imprimió los escritos de grandes teólogos individuales en ediciones completas e.g. Sto. Tomás de Aquino, Santa Teresa, cardenal Berulle, grandes predicadores Bourdaloue, Bossuet, Massillon, Fléchier, los escritores Lefranc de Pompignan, de Pressy, Régnier, Thiébault, du Voisin, de Maistre, y otros.

Hasta 1856 Migne era propietario del periódico La Vérité, que reunía artículos de los periódicos de todas las tendencias y los volvía a publicar como ayuda para la comprensión de los hechos e ideas de su tiempo.

En conexión con su Imprimerie Catholique, se crearon talleres para la producción de objetos religiosos, como pinturas, estatuas y órganos. En 1868 una gran incendio de la imprenta que se extendido a todo el establecimiento Montrouge destruyó casi completamente una obra de años, incluidos los valiosos estereotipos de la Patrología. La pérdida superó los seis millones de francos, pero Migne no se desanimó y comenzó enseguida la reconstrucción. Sin embargo, las dificultades se amontonaban. El arzobispo de París era adversario de los elementos comerciales de la obra y prohibió la continuación del negocio y finalmente suspendió al editor de sus funciones sacerdotales.

La guerra Franco-Alemana de 1870 causó muchas pérdidas. Por entonces llegó de Roma un decreto condenando el mal uso de los estipendios de la misa para la compra de libros y se mencionaba expresamente a Migne en conexión con este abuso. Murió sin haber recuperado su prosperidad anterior y su negocio pasó a manos de Garnier Frères.

J. P. KIRSCH .

Transcrito por Michael C. Tinkler .

Traducido por Pedro Royo.