Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 22 de mayo de 2019

Michoacán

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(MICHOACANENSIS)

Ubicada en México, la Diócesis de Michoacán fue establecida in 1536 por el Papa Pablo III por petición del Emperador Carlos V, sus límites actuales coinciden con los del antiguo reinado de Michoacán. En 1863 se convirtió en arquidiócesis, con León, Querétaro, y Zamora como sufragáneas, reduciéndose con esto considerablemente sus fronteras. Cuenta con una población alrededor de un millón de habitantes, y las principales ciudades son Morelia, Zitácuaro, Maravatío, Pátzcuaro, Puruándiro, y Piedad en el Estado de Michoacán, y Acámbaro, Salvatierra, Celaya, Salamanca, y Pénjamo en el Estado de Guanajuato. El primer arzobispo de la recién formada arquidiócesis fue el eminente español Don Vasco de Quiroga (1538-65), uno de los más importantes misionarios el cual enfoco su energía a trabajar con los nativos mexicanos. Entre muchos otros obispos del periodo español, se destacan por su sabiduría y virtud: Ramírez del Prado, quien a sido comparado con San Carlos Borromeo; Sánchez de Tagle, fundador el seminario tridentino de la diócesis en 1770; y Fray Antonio de San Miguel, comúnmente referido como “padre del pueblo” y constructor del gran acueducto de Morelia. De los obispos que gobernaron la Diócesis de Michoacán solo dos eran nativos de México, Portugal y Munguía. El último fue nombrado arzobispo en 1863. Portugal fue el primer religioso de origen americano en ser nombrado cardenal por el papa, aunque murió antes de recibir la Birreta Roja de Cardenal. Munguía fue autor de excelentes libros de ley y filosofía, y vivió bajo su lema: "Pierde peso, pero mantén tus principios". D. Ignacio Arciga y D. Atenogenes Silva sucedieron al arzobispo Munguía y, en la época de paz que ha vivido la republica desde entonces, han alcanzado notables resultados.

La Biblioteca del Seminario de Morelia cuenta con 76,000 volúmenes; teniendo también un laboratorio físico y valiosos aparatos astronómicos. En cada una de las 64 parroquias y de las 18 capillas de la arquidiócesis hay al menos una escuela para niños así como una para niñas. Las escuelas son muy numerosas en Morelia, la asistencia es de más de tres mil infantes, contando niños y niñas. Celaya, Salvatierra, y Piedad tienen cuatro escuelas parroquiales cada una, y de las demás parroquias la mayoría tiene dos. Muchas instituciones caritativas son admirablemente mantenidas por el clérigo. En tiempos de escasez, cuando el precio del maíz aumenta considerablemente, las autoridades diocesanas siguen el ejemplo del magnánimo Obispo San Miguel, quien, en 1785, con el consentimiento del canónigo de la catedral, utilizo 280,000 pesos para aliviar a la gente — una enorme cantidad para esos días. Durante los dos últimos episcopados la superación de la Arquidiócesis ha sido notable, el número de sacerdotes ha aumentado a 348. Se tienen importantes figuras como Hidalgo, Morelos, Iturbide, héroes de la guerra de Independencia, el sabio Munguía, el poeta Navarrete, y el filósofo Abarca los cuales nacieron dentro de los límites de la Archidiócesis de Michoacán. Morelia, la capital, tiene maravillosas construcciones, entre las que debe ser mencionada la Hermosa catedral, el palacio de gobierno, el seminario, la escuela de arte (antiguamente colegio Jesuita), y el colegio de las Teresianas. En la misma ciudad se tienen sedes de importantes instituciones como Los Hermanos Cristianos, Los Salesianos, y los Siervos de María. Las clases de varias escuelas son enseñadas principalmente por profesores franceses e italianos y monjas españolas.

ROMERO, Historia del Obispado de Michoacán; LEÓN, Fray Antonio de San Miguel; Diccionario de Geografía y Estadística; MORENO, Vasco de Quiroga; Míxico á travÈs de Los siglos; Archivos de la Secretaria Arzobispal.

FRANCISCO ELGUERO. Transcrito por Douglas J. Potter Dedicado al Inmaculado Corazón de la Bendita Virgen Maria Traducido por Yonatan Castillo Flores