Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 22 de enero de 2019

Martin Waldseemüller

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(ILACOMILUS)

Erudito humanista y célebre cartóghrafo, nacido en Wolfenweiler cerca de Friburgo, hacia 1475; muerto como canónigo de St-Dié en Lorena, probablemente a comienzos de 1522. La primera información auténtica referente a Waldseemüller se encuentra en el registro de matrícula de la Universidad de Friburgo, donde su nombre se inscribe el 7 de Diciembre de 1490, como “Martinus Walzenmüller de Friburgo Constantiensis Diocesis”. Su padre se trasladó hacia 1475 de Wolfenweiler a Friburgo; su madre parece haber sido natural de Radolfzell en el Lago Constanza. No hay evidencia documental respecto de la carrera estudiada en la universidad; está claro, sin embargo, que estudió teología, pues en 1514 fue, como clérigo de la diócesis de Constanza, candidato a una canonjía en St-Dié, y la consiguió. También está claro que empezó pronto a dedicarse a los estudios geográficos y cartográficos por la gran cartografía que estableció su fama ya en 1507: el gran mapamundi y mapa mural que contenía el nombre de América, el pequeño globo que también da el nombre de América, y el texto que acompaña el mapa y el globo, la muy apreciada cosmographiae introductio, que entre otras cosas da la razón del uso del nombre de América en el mapa y el globo, y contiene, como apéndice, una traducción latina de los cuatro viajes de Americo Vespucci.

El título de esta notable obra, de tanta importancia especialmente para América, es: “Cosmographiae introductio cum quibusdam geometriae ac astronomiae principiis ad eam rem necessariis. Insuper quatuor Americi Vespucii navigationes. Universalis Cosmographiae descriptio tam in solido quam plano, eis etiam insertis, quae Ptholomaeo ignota a nuperis reperta sunt”. El mapamundi de 1507, titulado “Universalis cosmographia secundum Ptholomaei traditionem et Americi Vespucii aliorumque lustrationes” atrajo la misma atención en su redescubrimiento por el autor del presente artículo tal y como se publicó por primera vez. Como declara el mismo Waldseemüller, sólo se publicaron mil ejemplares del mapa. De estas sólo un único ejemplar parece haberse conservado, y éste se encontró en la biblioteca del Príncipe de Waldburg-Wolfegg-Waldsee en el castillo de Wolfegg en Würtemberg.

El mapa consta de doce secciones grabadas en madera, y se organiza en tres zonas, cada una de las cuales contiene cuatro secciones; Midiendo cada sección unos 45 x 62 centímetros hasta su extremo. El mapa, que cubre así una superficie de unos 3,5 metros cuadrados, representa la forma de la tierra en una proyección coniforme de Ptolomeo modificada, con meridianos curvos.

Produjo una impresión profunda y duradera en cartografía, al ser de un tipo enteramente nuevo y al representar la tierra con un tamaño nunca antes intentado. La conservación del único ejemplar del mapa se debe al hecho de que el famoso cartógrafo, Johannes Schöner, encuadernó las diferentes hojas con unas tapas. Tras completar la gran publicación de 1507, Waldseemüller y su amigo Matthias Ringmann (Filesius) se dedicaron a terminar la nueva edición latina de la geografía de Ptolomeo. Mientras Ringmann corregía los textos de las ediciones de Ptolomeo publicadas en Roma y Ulm por medio de un texto griego manuscrito tomado de Italia que hoy se conoce como el “Cod. Vatic. Graec. 191”, Waldseemüller revisba los mapas que la acompañaban y los suplementaba con la añadidura de veinte modernos, “que pueden considerarse como el primer atlas moderno del mundo” (Nordenskiold, “Facsimile-Atlas”). En estas labores cartográficas Waldseemüller fue ayudado por el secretario del duque René de Lorena, el canónigo Gaulthier Lud, que proporcionó los materiales necesarios para los mapas y los gastos de impresión. Waldseemüller buscó en 1511 interesar al hijo y sucesor de René, el duque Antoine, en sus trabajos cartográficos dedicándole el primer mapa mural de Europa Central, la “Carta iteneraria Europae”, del que también se ha conservado un ejemplar encontrado por el Profesor Dr. von Wieser. No parece, sin embargo que Waldseemüller tuviera éxito en este esfuerzo, pues la publicación de la edición de Ptolomeo no fue, como se pretendía, a expensas de Lud, Oessler y Uebelin, ciudadanos de Estrasburgo. El nombre de Waldseemüller no se menciona en esta célebre edición de Ptolomeo de 1513, aunque parece haber tomado parte en la producción de la obra como impresor; se llama a sí mismo explícitamente en una carta escrita en esta fecha en Estrasburgo: “clerc du diocese de Constance, imprimeur, demeurant à Strassbourg” (clérigo de la diócesis de Constanza, impresor, viviendo en Estrasburgo).

Tras la terminación de la edición de Estrasburgo de Ptolomeo y después de que hubo obtenido la canonjía de St-Dié, en la que el duque Antoine tenía derecho de presentación, Waldseemüller continuó celosamente sus trabajos cartográficos en la pequeña ciudad de los Montes Vosgos. Además del mapamundi en la “Margarita Philosophica nova” (Estrasburgo, 1515), publicada por Gregorius Reisch, otro resultado de su exhaustiva investigación es la “Carta marina navigatoria”de 1516, que compite bastante bien en tamaño y valor con el gran mapamundi de 1507. Es notablemente superior al mapa de 1507 en su ornamentación artística, y hay muchos cambios importantes respecto del mapa anterior. Fue recibido tan favorablemente que el célebre impresor de Estrasburgo, J. Grieniger, recurrió a Waldseemüller para preparar inscripciones en alemán para el mapa y proveerlo de un texto alemán completamente ilustrado de forma que fuera accesible a un mayor número de personas. Waldseemüller empezó enseguida a hacer las preparaciones preliminares para esta tarea, pero la muerte le impidió terminarla. Como también le impidió acabar una nueva edición de Ptolomeo que iba a ser de un tamaño más conveniente e iba a tener un texto explicativo y un gran número de ilustraciones. Ambas empresas fueron completadas por el médico Laurentius Fries; desgraciadamente, lo que produjo no igualó la obra de su predecesor. Mucho de su crédito, sin embargo, se debe a la modestia con la que Fries, en la edición de Estrasburgo de Ptolomeo de 1525, rechazó ser alabado por haber simplemente reducido de forma la obra de otro a quien se debía la alabanza. Los mapas y explicaciones de Waldseemüller se conservaron casi sin cambios en las ediciones de Ptolomeo de los años 1525, 1535 y 1541, mientras que se hicieron enmiendas importantes en el texto de Ptolomeo. Waldseemüller fue indudablemente uno de los más distinguidos cartógrafos de su tiempo, y su obra produjo una notable impresión en el desarrollo de la cartografía.

D'AVESAC, Martin Hylacomylus Waltzemuller, ses ouvrages et ses collaborateurs (París, 1867); GALLOIS, Les geographes allemands de la Renaissance (París, 1890); IDEM, Americ Vespuce et les geographes de Saint-Dié in Bulletin de la societe de geographie de l'Est (Nancy, 1906); FISCHER y VON WIESER, Dié alteste Karte mit dem Namen Amerika aus dem Jahre 1507 u. die Carta Marina aus dem Jahre 1516 des M. Waldseemuller (Ilacomilus) (Innsbruck, 1903); IDEM en la introducción de la Cosmographiae Introductio de Martin Waldseemüller en Martin Waldseemüller in Facsimile, ed HERBERMANN (Nueva York, 1907); FLAMM, Die Herkunft des Cosmographen M. Waldseemuller (Walzenmuller) en Zeitschrift fur die Gesch. Des Oberrheins (Heidelberg, 1912), 42 y s.


JOS. FISCHER

Transcrito por Michael T. Barrett

Dedicado a la memoria de Martin Waldseemüller

Traducido por Francisco Vázquez