Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 18 de marzo de 2019

María Antonieta

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Reina de Francia. Nacida en Viena el 2 de noviembre de 1755; ejecutada en París, el 16 de Octubre de 1793. Fue la hija menor de Francisco I, Emperador Germano y de María Teresa.El matrimonio de Luis XVI y María Antonieta fue uno de los últimos actos de política de Choiseul; gracias a la reputación del primero, compartieron la impopularidad que ata a la alianza Franco-Austríaca. El Embajador Mercy, y Abbé de Vermond, tutor anterior de la archiduquesa en Austria y ahora su lector en Francia, fueron enviados por María Teresa para procurar que María Antonieta siguiera los consejos prudentes acerca de su conducta, y para permitirle así superar todo las intrigas de la Corte. El desdén de María Antonieta y de Madame du Barry, la amante de Luis XV, era quizás, de un punto de vista político, un error, pero es una evidencia honorable del carácter y respeto a sí mismo del heredero.

Al convertirse en Reina el 10 de mayo de 1774, ella adoptó un curso imprudente de acción, tanto en su vida privada como política. En política ella estaba incondicionalmente ligada a la alianza Franco-Austríaca que fue apodada "L'Autrichienne" por Mme Adélaide y la corte de Duc. d'Aiguillon. Sus impopularidad alcanzó un climax cuando en 1778, Austria demando el trono de Bavaria y ella intentó provocar una mediación francesa entre Austria y Prusia. En verdad, era al interés de Francia no permitir el crecimiento indefinido del poder de Prusia; pero los Diplomáticos rutinarios, creyendo que Austria iba a ser para siempre el enemigo de Francia, y los filósofos que estaban favorablemente a disposición de Prusia, como una nación protestante, aborreció cualquier despliegue de simpatía para Austria.

En su vida privada, a María Antonieta se le puede culpar justamente de sus despilfarros, entre 1774 y 1777--a través de ciertas evasiones notorias (carreras de trineos, la ópera, la caza en el Bois de Bolonia, apostando) y por sus entretenimientos en el Trianon (vea VERSAILLES)--los cuales dieron ocasión para informes calumniosos. Pero ella confesó a Mercy que ella complació en esta dispersión para consolarse por no tener ningún niño; y los cuentos de Besenval, Lauzun, y Soulavie, sobre los amoríos de María Antonieta, no tienen validez alguna contra el testimonio del Príncipe de Ligne: "Su gallardía nunca pretendida más que una amistad muy profunda para uno o dos individuos, y la coquetería ordinaria de una mujer, o reina, intentando agradar a todos." De Goltz, minstro de Prusia, también escribió que aunque una persona malévola pueda interpretar poco favorablemente la conducta de la reina, no había nada más allá que un deseo de agradar a todos. Además, la reina continuó dando edificación por la práctica regular de sus deberes religiosos. "Si tan solo fuera una madre, sería considerada una francesa", escribió María Antonieta a Mercy en 1775. Ella se volvió la madre de madame Royale en 1778, en 1781 de un heredero que moriría ocho años después, y del pequeño Luis XVII en 1785. Pero el sentimiento enfermo hacia "L'Autrichienne" se revolvió por el lamentable "Asunto del Collar del Diamante" (1784-86). Cardinal de Rohan, gran aumônier de Francia, engañado por una aventurera que dijo llamarse Comtesse del la Motte-Valois compro por 1,600,000 livres un collar que él creyó que la reina deseaba tener; el pleito empezó por los joyeros que al no recibir pago alguno del Cardinal de Rohan, mientras que la publicidad de las alegaciones de Mme y de la Motte quienes pretendieron que la reina era consciente de la transacción. La historia romántica de una cita nocturna al Tuileries, fue explotada por los enemigos de María Antonieta. El Comte d'Artois la comprometieron por su intimidad, circularon folletos del scurrilous, y particularmente en ciertos círculos de la corte. La campaña abominable de mendacidad fue inaugurada, la reina los tumbó un periodo más tarde.

En 1789, a la apertura del Estado-General, la muchedumbre aclamaba al enemigo de la reina y gritó en su oído: "Largo vida al Duc d'Orléans!" Los eventos de octubre de 1789, que obligaron a la Corte a volver de Versailles a París, fueron dirigidos principalmente contra ella. En junio 179l el viaje que ella había planeado con la ayuda de Fersen y Bouillé fallo, la pareja real fue arrestada en Varennes. María Antonieta negoció en secreto con poderes extranjeros por la seguridad del rey; pero cuando el 27 de agosto de 1791, Leopold de Austria y Frederick William de Prusia se propusieron, por la Declaración de Pillnitz, nunca para permitir establecer la nueva Constitución francesa. Ella escribió a Mercy que "cada uno es a libre para adoptar en su propio país las leyes domésticas que le agradan", y ella sintió las extravagancias del émigrés. Ella deseó los poderes para sostener un tipo de "congreso armado" qué sin necesidad de hacer crear caos en Francia, pueda darle apoyo moral al rey francés, e inspirar a la mejor clase de sus súbditos con coraje a rodearlo. Pero la Revolución estaba acelerando: el 13 de agosto de 1792, María Antonieta estaba encerrada en el Templo; el 1 de agosto de 1793, le enviaron al Conciergerie; su juicio tuvo lugar el 14 de octubre. Acusada por Fouquier-Tinville de haber intentado fomentar la guerra entre las dos naciones extranjeras y la guerra civil, "la Viuda Capeto" fue defendida por Chauveau-Lagarde y Tronson Ducoudray que fueron lanzados inmediatamente a la prisión. Ella pudo haber recibido la absolución del Cura de Ste-Marguerite que estaba en una celda opuesta a la suya; ella se negó a hacer su confesión al sacerdote "constitucional" Abbé Girard, quien le ofreció sus servicios. Ella montó el andamio intrépidamente. Su historiador, M., del la Rocheterie, dice: "Ella no era una mujer culpable, tampoco era una santa; ella era una mujer derecha, encantadora, un poco frívola, algo impulsiva, pero siempre pura; ella era una reina, en momentos ardientes y en sus pensamientos favoritos, irreflexiva en su política, pero orgullosa y llena de energía; una mujer completa en sus maneras atractivas y con un corazón tierno, hasta que se volviera un mártir."

DE BEAUCOURT AND DE LA ROCHETERIE, eds., Lettres de Marie-Antoinette (2 vols., Paris, 1895, 1896) (the only edition to oonsult, since Geffroy has convicted Feuillet de Conches' earlier publication of inaccuracies and interpolations); ARNETH AND GEFFROY, eds., Correspondance secrète entre Marie-Thérèse et Mercy Argenteau (Paris, 1874); ARNETH ET FLAMMERMONT, eds., Correspondance de Joseph II avec le prince de Kaunitz (Paris, 1889-91); ARNETH, ed., Marie-Antoinette, Joseph II, und Leopold II., ihr Briefwechsel (Leipzig, 1866); IDEM, ed., Maria-Theresia und Marie-Antoinette, ihr Briefwcehsel (Leipzig, l866); DE LA ROCHETERIE, Histoire de Marie-Antoinette (Paris, 1908); DE NOLHAC, La reine Marie-Antoinette (Paris, 1898); IDEM, Marie Antoinette, the Dauphine, tr. from the French (folio, Paris, 1897); IDEM, Versailles au temps de Marie-Antoinette (Paris, 1892); DE SÉGUR, Au couchant de la monarchie (Paris, 1910); BICKNELL, The Story of Marie Antoinette (London, 1897); BLENNERHASSETT, Marie-Antoinette Königin von Frankreich (Bielefeld, 1903); BOUTRY, Autour de Marie-Antoinette (Paris, 1907); FUNCK-BRENTANO, L'affaire du collier (Paris. 1901); IDEM, La mont de la reine (Paris, 1902). -- Un estudio exelente sobre la vida de María Antonieta esTOURNEUX, Marie-Antoinette devant l'histoire. Essai bibliographique (2nd ed., Paris, 1901).

GEORGES GOYAU Transcrito por Douglas J. Potter Dedicado al Inmaculado Corazón de la Virgen María Traducido por K.S.