Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 25 de enero de 2020

Los Angeles

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Los siglos XVI y XVII A “34 grados 10 minutos” latitud noreste aproximadamente, todo comenzó a la par de un pequeño y “bello río del noreste” (localizado y descrito así por Fray Juan Crespi) al cual le dieron el nombre de "Nuestra Señora de los Angeles de la Porciúncula" el miércoles 2 de agosto del año 1769. En el calendario franciscano, el 2 de agosto era la fecha en la que se celebraba la fiesta del ‘Perdono’ en una famosa y pequeña iglesia al pie de Asís. Años más tarde, el 4 de septiembre del año 1781, un pueblo nuevo fue establecido a orillas de este mismo río. A este pequeño pueblo, que hoy es una moderna metrópolis gigante, se le dió el nombre del río. Más tarde, cuando la Arquidioceses heredó el nombre del pueblo, la fiesta de Nuestra Señora de los Angeles se fijó para celebrarse en el cumpleaños de la ciudad, el día 4 de septiembre.

Pero ¿por qué se le llama “Porciúncula”?, y por qué ¿“Nuestra Señora de Los Angeles”? Cuando San Francisco de Asís era aún joven, aproximadamente en 1206, la comunidad Benedictina le ofreció una pequeña capilla en ruinas, para su restauración y más tarde uso, que se encontraba en las proximidades de la ciudad de Asís. Aquí fue donde años más tarde él murió. Esta era una capilla muy pequeña que estaba situada en una pequeña porción de tierra, en una "Porciúncula" en Italiano. Más tarde, este lugar de culto se convirtió en un centro de peregrinación, devoción y sitio de inspiración para el arrepentimiento. Un fresco de la Santísima Virgen María rodeada de ángeles fue pintado en la pared, detrás del altar. La capilla, que hoy está rodeada y protegida por una monumental basílica papal, tomó el nombre de: “Santa María de los Angeles en la Pequeña Porción”. Por esa razón Los Angeles recibió su nombre basado en este antiguo sitio. Comenzó con un nombre español de muchas palabras, en inglés fue abreviado a Los Angeles. Más limitado aún, a veces se le refiere con las letras “L–A” como muchos de los Surcalifornianos la conocemos hoy.

El origen del catolicismo en California es constatado en las exploraciones de Juan Rodríguez Cabrillo en 1542 y Sebastián Vizcaíno en 1602. Estos representantes de las autoridades católicas fueron acompañados por sacerdotes que celebraban la Santa Misa en las orillas de las playas hace más de tres siglos.

La historia de El Pueblo de Nuestra Señora de los Angeles, desde sus comienzos como colonia hispana y hasta su transformación como centro internacional para el aprendizaje, el arte y el comercio, fue tanto labor de la imaginación como de la historia. Fueron los “Soñadores de Dios” quienes lo comenzaron.