Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 24 de abril de 2019

Jean-Baptiste Dumas

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Distinguido químico y senador francés. Nació en Alais, departamento de Gard, el 14 de julio de 1800, y murió en Cannes el 10 de abril de 1884. Como otros distinguidos químicos, Dumas principió su carrera como farmacéutico y en Génova, cuando aún era muy joven, obtuvo una posición en la farmacia Le Royer. Aquí en conexión con Prévost publicó una memoria sobre fisiología del sistema nervioso, la que atrajo mucho la atención y llegó a ser muy conocida.

Esto motivó que fuera invitado a París, donde llegó a ser tutor de Thénard, en el curso de química en la Escuela Politécnica, y fue nombrado profesor en el Ateneo. Mientras estaba en estas posiciones, publicó investigaciones relacionadas con la densidad del vapor de los elementos, sobre fórmulas de alcoholes y éteres, además de sus memorias sobre la ley de substitución de compuestos orgánicos, y su trabajo sobre los tipos químicos, lo que le proporcionó una ilustre posición en la investigación química.

A nuestro autor se deben las primeras investigaciones relacionadas con el reemplazo del hidrógeno por compuestos clorinados en cuerpos orgánicos. Esto fue completado con investigaciones sobre pesos atómicos de carbón. También trabajó en el establecimiento de las relaciones con compuestos de hidrógeno y carbón en química orgánica. Con Boussingault, estudió la composición del agua y de la atmósfera. Con Stas investigó la composición del dióxido de carbono, y también llegó a escribir sobre el hidrógeno. Todo ello le llevó a colocarse en el primer rango de los químicos del Siglo XIX.

En 1829 fundó la Escuela Central de Artes y Manufacturas; lo hizo conjuntamente con Peclet, Lavallie y Olivier. Sus brillantes cursos y conferencias, le ganaron aún más prestigio y renombre. Reemplazó a Thénard como profesor en la Escuela Politécnica, fue profesor de la Sorbonne y Decano de la Facultad de Ciencias.

En un inicio fue un orador sin mayor elocuencia, pero por medio de la práctica, adquirió dotes de la elocuencia y esto le trajo también gran celebridad. Dumas llegó a ser también profesor en la Escuela de Medicina, una posición ante la cual renunció a favor de Wurtz, uno de sus estudiantes más distinguidos. Sus académicos incluyeron figuras ilustres tales como H. Sante-Claire Deville, Wurtz, Debray, Pasteur y otros.

Llevando su atención al ámbito político, Dumas fue electo como diputado en el departamento de Nord en 1849. Entre las leyes que propuso estuvieron aquellas relacionadas con varios intereses, entre los que destacan el acuñamiento de la moneda, papel sellado, reglamentación de actos públicos, impuestos sobre la sal, azúcar, etc. En 1851 fue nombrado Ministro de Agricultura y Comercio por Luis Napoleón, y luego del golpe de estado, fue senador.

Desde 1832 fue miembro del Instituto, siendo miembro de la Academia de Ciencias, y en 1868 se convirtió en su secretario perpetuo. En 1878 llegó a ser miembro de la Academia Francesa. En 1858-59 sostuvo una animada controversia respecto a la naturaleza de los elementos de Despretz. En el curso de esta discusión, los energéticos métodos de Dumas al atacar a sus oponentes, promovieron mayor criticismo. Su abandono de la investigación química, al dedicarse al mundo de la política, fue considerado como algo desafortunado para el mundo científico. Había cesado en sus brillantes investigaciones cuando se encontraba en el pináculo de sus capacidades.

Dumas fue un católico consistente, y permaneció fiel a su fe durante toda su vida. Cuando fue necesario, no dudo en defender a la Cristiandad contra los ataques del materialismo. Ejemplos de sus puntos de vista en este sentido pueden ser encontrados en varios discursos y presentaciones, tal el caso de su correspondencia dirigida a Bérard, sus discursos conmemorativos sobre Farady, y el saludo que hizo en nombre de la Academia, al historiador Taine.

El Conde de Haussonville, en el funeral de Dumas, proporcionó un elocuente testimonio de las creencias religiosas del científico. Dumas fue además un escritor prolífico. Entre sus trabajos se pueden mencionar el "Traité de chimie appliquée aux arts" (8 vols., 1828-45); "Précis de chimie physiologique et médicale"; "Leçons sur la philosophie chimique" (1837); "Essai de statique chimique des êtres organsés" (1841). Este último en colaboración con Boussingault. Además de las publicaciones ya mencionadas, produjo numerosos artículos y documentos para trabajos científicos y traducciones de la Academia de Ciencias. Una lista de sus documentos fue publicada en el "Catalogue of Scientific Papers of Royal Society" de Londres.

MAINDRON, L'OEuvre de Jean-Baptiste Dumas (1886); Dictionnaire Larousse, s. v.

T. O'CONOR SLOANE Transcripción de Thomas J. Bress Traducción al castellano de Giovanni E. Reyes